Adela Zamudio y Rodolfo Torrico en una muestra

Con el patrocinio de la Secretaría de Cultura de la Alcaldía de Cochabamba y la Fundación Cultural Torrico Zamudio, y el auspicio del Hotel Cochabamba, la Hacienda y el Café Huayllani, ELFEC, COMTECO, ENDE Transmisión, UNIFRANZ, CREDINFORM y el periódico Los Tiempos; este miércoles 18 de octubre se inaugura la muestra “Miradas en el Tiempo, Tras las huellas del Turi”.

Esta exposición, que estará abierta en la Casona Mayorazgo durante las próximas cuatro semanas, presenta unas treinta fotografías —reproducidas en mediano y gran formato—que el fotógrafo y artista Rodolfo Torrico Zamudio tomó de la ciudad de Cochabamba hace ya cien años.

Previa a la inauguración de esta muestra —concebida y realizada por Verónica Stella Tejerina y Norman Chinchilla Cartagena— tendrá lugar un homenaje a la escritora y poetisa cochabambina Adela Zamudio (1854-1928), tía biológica, madre postiza y mentora del fotógrafo nacido en Cochabamba en 1890 y fallecido en 1955. Como parte de este homenaje, tres de los descendientes de la gran Adela Zamudio leerán un poema poco conocido de la escritora, cuyo natalicio se celebró el pasado 11 de octubre, fecha que en el país, en su honor, se recuerda el Día de la Mujer Boliviana. Además, durante tres días y como parte de esta exposición, en la Casona Mayorazgo se expondrán la corona de laureles y otros premios que pertenecieron a la escritora y que actualmente están en poder de la Fundación Torrico Zamudio.

“La muestra explora los temas recurrentes de la fotografía de Torrico Zamudio en una treintena de tomas que ocuparán dos salas de la Casona. Los citadinos de la Cochabamba  de principios del siglo XX, los paisajes urbanos maravillosos y hoy desaparecidos, la llegada de los avances tecnológicos de la modernidad, fueron capturados por la cámara talentosa y exquisita del Turi”, aseguran en un comunicado de prensa los responsables de esta exposición, y agregan que la misma “pretende mostrar —más allá de las bellas imágenes— el espíritu de esteta y cochabambino enamorado de su tierra, que animó el intenso y extenso trabajo fotográfico de Rodolfo Torrico”.

Un documental biográfico y un diaporama completarán esta muestra que se inaugura a las siete de la noche.

  • Publicado en Artes

“Ayni”: Miradas sobre cooperación entre Bolivia y Dinamarca

María José Ferrel Solar

“Ayni” es el nombre de la exposición con la que la Embajada de Dinamarca y la cooperación danesa se despiden del país después de más de 40 años que junto a Bolivia desarrollaron programas en cooperación.

La periodista Lise Hermann, el fotógrafo Juan Gabriel Estellano y la artista Daniela Lorini confluyen sus miradas en una muestra que cuenta con siete audiovisuales, 25 fotos y una instalación, muestra que que se inaugura el próximo 6 de julio en el Museo de San Francisco de la ciudad de La Paz, a las 19:30. La misma se replicará a finales de este 2017 en Copenhague, la capital danesa, donde además hará un circuito itinerante por unidades educativas de país escandinavo.

“Ayni” traduce la experiencia de la cooperación danesa en un ejercicio de interpretación, según relata el fotógrafo Juan Gabriel Estellano. ¿Sabías que el Hospital de Cobija tiene electricidad gracias a la  primera planta de energía solar creada en Bolivia?, ¿Sabías que lecheros cochabambinos trabajaron junto a la cooperación danesa para la creación de PIL?, ¿Conoces la relación que hay entre la caza de lagartos y el territorio indígena del pueblo Tacana?,

¿Sabes lo que son los currículos regionalizados en educación que se usan en poblaciones guaranís en Bolivia?

Los programas elegidos para documentar se anclan en  siete proyectos de los cientos llevados a cabo en el país donde se encuentran “Productores de leche”, “Territorio indígena”,  “Áreas protegidas”, “Energía solar”, “Quinua”, “Carnet de identidad” y “Pueblos indígenas /educación guaraní”.

“La muestra da posibilidad de contar las historias desde varias perspectivas a la vez, usar muchos medios y así llegar al pueblo en otra manera –ya sea desde las palabras, el arte, las miradas, los voces o los imaginarios­–. Ojalá con esto logremos poner cara y voz a la cooperación”, indica Hermann que trabaja en periodismo como corresponsal desde hace 15 años.

Por otra parte, Estellano señala que la selección de los programas a documentar partieron del criterio de representatividad, tanto a nivel territorial, temático y estético. Tanto el fotógrafo como la periodista recorrieron diferentes zonas geográficas del país para hacer el registro de las formas de vida de los lugares afectados por los cientos de proyectos de la cooperación danesa.

Hermann y Estellano invitaron a Lorini a que a través del trabajo periodístico que ellos realizaron pueda crear una instalación. La obra de la artista paceña, quien destaca en su trabajo por su apego a la naturaleza y la conservación, utiliza diferentes esferas de enchapes de madera que simbolizan la biodiversidad y las comunidades indígenas que cohabitan en territorios protegidos en Bolivia.

“Muchas son pintadas en tonos azules y turquesas para mostrarnos que es gracias a estos bosques que se genera el agua dulce que consumimos. Otras esferas emiten sonidos relacionados con estos territorios y  otras emiten olores de ciertos productos que se producen de manera sostenible en estas regiones”, indica Lorini, que este año se va a Francia como becaria para realizar una maestría en Arte e Imagen.

  • Publicado en Artes

Concurso de fotografía de VIVA

Bajo el slogan “No se puede amar lo que no se conoce”, la Fundación VIVA invita a todos los fotógrafos profesionales y aficionados de Bolivia a participar de la séptima versión de su Concurso Nacional de Fotografía de Especies Bolivianas en Peligro de Extinción. El concurso –que cuenta con el apoyo de Conservación Internacional y la Alcaldía de La Paz--, tiene cinco categorías: cuatro dedicadas a animales en peligro de extinción: el Pejichi (Priodontes maximus), el Anta (Tapirus tarrestris Onca), Colibrí (Metallura aeneocauda) y el Bufeo o Delfín de Río (Inia boliviensis).

La quinta categoría corresponde a fotografías de un área natural del país, que este año tendrá como centro de interés al Lago Titicaca. El ganador de cada categoría recibirá un premio de 1.500 dólares americanos y las imágenes elegidas servirán para ilustrar más de 10 millones de tarjetas prepago de VIVA. “Este concurso es muy importante para nosotros porque busca informar sobre las especies que tenemos en nuestro país, los riesgos que corren y sobre todo, qué debemos hacer para protegerlas”, señaló Claudia Cárdenas, directora Ejecutiva de la Fundación VIVA, a tiempo de mencionar que esta iniciativa se realiza por séptimo año consecutivo y que forma parte del compromiso de la Fundación con la conservación del medio ambiente.

La fecha límite de recepción de las fotografías es el 8 de agosto. Es importante mencionar que los interesados pueden participar en todas las categorías, sin importar el número de fotografías enviadas. Las bases del concurso se encuentran disponibles en:

www.fundacionviva.org

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.facebook.com/FundacionViva

 

Suscribirse a este canal RSS
Powered by OrdaSoft!
Banner 468 x 60 px