Amanda Balderas de Soria: una sauceña de sepa en las letras bolivianas

Amanda Balderas de Soria en una foto tomada en 2016, mientras autografía uno de sus libros para una pequeña lectora. AMANDA BALDERAS Amanda Balderas de Soria en una foto tomada en 2016, mientras autografía uno de sus libros para una pequeña lectora.

Por Márcia Batista Ramos (*)

La poetisa Amanda Balderas López de Soria, es uno de los grandes nombres en la constelación de la poesía infantil, a nivel nacional; nació en el municipio de Monteagudo, tierra sauceña, del departamento de Chuquisaca. Hija del matrimonio que formaron Alberto Balderas Guzmán y Elvira López Miranda, pertenecientes a conocidas y distinguidas familias del chaco chuquisaqueño, ocupados en sustentar una hacienda dedicada a la agricultura y la ganadería en Monteagudo.

El gusto por el universo infantil se manifestó a temprana edad, ya que Amanda disfrutó de una niñez rica en aventuras en la hacienda de sus padres, donde la pequeña amazona hacía volar sus cabellos al viento, mientras las patas de su caballo levantaban polvo de los suelos arenosos, bajo el sol candente que abrasa las bellas tierras chaqueñas. Ese gusto por el universo infantil se corrobora por Amanda cuando elige la carrera de Maestra de Educación Inicial, a pesar de que ya contaba con la profesión de Secretaria Comercial Ejecutiva.

Las poesías infantiles de Amanda, siempre tienen un toque de inocencia y una dosis tenue de enseñanzas; la autora se suma, así, a los que comparten el concepto de que la poesía infantil, es la expresión artística más propicia para el desarrollo educativo y pedagógico en los primeros años de la infancia. Inspirada en su experiencia educativa meritoria, Amanda Balderas, compuso con ternura y magia, versos propios para infantes, por tal motivo su obra siempre será llevada al salón de clases de muchas escuelas, para enseñar a los niños a apasionarse por la poesía. En el año 2006, Santillana Ediciones, incluyó dos poemas de su autoría en sus textos de lenguaje; y en el 2007, la misma editorial, inserta otro poema en el nuevo Multitexto para el ciclo básico, porque los poemas infantiles de Amanda, consiguen hacer las delicias de los más pequeños.

Amanda Balderas, es una persona de mucha sensibilidad hacia la cultura, al medio ambiente, al mundo que nos rodea, a la familia y a la expresión escrita; que logra manifestar con lenguaje accesible, emociones y vivencias, que sirven para enriquecer el mundo infantil de miles de niños que, por generaciones, acceden y accederán a sus poemas. Entre 1972 y 1974 trabajó, como maestra, en la empresa minera Triunfo y de 1974 a 1978 en la minera Galindo. Desde 1981 hasta 2011 fue maestra en el Kínder "José Víctor Zaconeta", compartiendo su labor con el Kínder Alemán en el periodo de 1990 a 1994. Su obra comprende los siguientes poemarios: “Destellos de Luz”, (2002); “Arcoíris”, (2007); “Horizontes de Ilusión”, (2015).

Amanda Balderas, la mujer franca de sonrisa abierta, que alegra la vida de cualquiera que se le acerque, por la hermosura espiritual que proyecta, muy acorde con su belleza física. Mujer valiosa, que con fortaleza resiste a la vida con sus vicisitudes diarias, apenas, dejando trasparecer cierta tristeza en el fondo de la mirada, que tal vez, solamente otras almas muy sensibles puedan percibir.

Amanda Balderas fue ampliamente reconocida como educadora y poetisa: El año 1993, recibió la distinción "Reconocimiento al Mérito" otorgada por el Ministerio de Educación y Cultura. El Honorable Gobierno Municipal de Oruro, a través de la Oficialía Mayor de Cultura, le otorgó un reconocimiento: "A las expresiones culturales; como es la Poesía y las Composiciones Inéditas" en 1994.El mismo año, la Asociación de Maestras de Educación Inicial Oruro, entrega un reconocimiento al "Valioso aporte cultural a la Educación Inicial". El 2005 el Colegio Internacional de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, le extiende un Certificado de Reconocimiento "Por el Aporte a la Cultura Nacional".

Amanda Balderas, poseedora de una versificación ágil y eficaz, teñida de elementos tiernos y mágicos, logra atrapar, por determinados poemas, a los más pequeños, que emocionados declaman en festivales sus versos; en una experiencia fantástica que permanecerá en sus memorias y a lo largo de sus vidas no les abandonará jamás. Amanda Balderas, una sauceña de sepa, que vino aportar al desarrollo de Oruro como formadora de niños, con su alma de poeta, deja su nombre escrito en la historia, al tiempo que enriquece las letras bolivianas.

(*) Nacida en Brasil, Márcia Batista Ramos es escritora y vive en Bolivia hace varios años.

Modificado por última vez enLunes, 27 Agosto 2018 11:06

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Powered by OrdaSoft!
Banner 468 x 60 px