Joaquín Delemoine Blues Band en Oasis de Dalí

Joaquín Delemoine es uno de los mejores guitarristas de blues que vive en Cochabamba y la noche de este viernes 16 de marzo desde las se presentará en Oasis de Dalí (España casi Mayor Rocha) junto a otros dos buenos músicos: El Rayas (bajista de la Tiquipaya Golden Blues Band) y Román Gonzales en la batería. Con ellos interpretará sus creaciones  y temas clásicos de compositores como B.B. King, Magic Sam, Otis Rush, Buddy Guy, Earl Hooker y T-Bone Walker, entre otros.

El año pasado Joaquín se fue a vivir a Estados Unidos, donde grabó un disco y se presentó periódicamente en varios espacios. “En Colorado no tuve banda estable pero llegué a conocer varios músicos y contrataba a los que tenían espacio en sus calendarios. Tocaba un par de veces al mes. Mi lugar favorito era El Chapultepec Jazz Bar. Antes era solo jazz pero ahora también le meten blues. Ahí, todos los mejores de los ‘40s-‘50s, Miles Davis, Sinatra, etcétera, tocaron y tenía su magia estar en ese escenario”, cuenta Joaquín en una entrevista con Plaza Catorce.

Su estadía en Estados Unidos estuvo buena y productiva. “Me metí esta vez en la escena de Blues en Denver, Colorado. Formaba mis bandas con muy buenos músicos sesionistas, tocaba un par de veces al mes y había buenos blues jams durante la semana. Grabé un EP en Washington DC y unos sencillos en Colorado. Me encanta el sonido más vintage, así que fui para ese estilo de blues. Mucho de blues estos días es rock escondido como blues. Estoy re-masterizando el EP para sacarlo con el disco que voy grabando. Espero debutarlo para fines de mayo”, detalla el músico.

 “Mi gusto de blues –dice Joaquín– nació escuchando a varios de rock clásico. Jimi Hendrix, Eric Clapton, Rolling Stones, etcétera. De ellos, siempre me gustaban los temas más bluseros. Cuando investigaba sobre los temas me di cuenta que eran covers o inspirados por los originales de lo que escuchaban. Hablaban de gente como Freddie King y Elmore James como si fueran dioses. Así que empecé a escuchar y sí, hay un manierismo y sutileza de los originales que es fascinante. La manera de frasear, el espacio entre las notas. Los tonos de las guitarras y amplificadores. Más puro”.

"A Lucrecia", la nueva obra de Claudia Eid

En el Proyecto mARTadero, hoy a las ocho de la noche se estrena la nueva obra de la dramaturga Claudia Eid. La obra de teatro se titula “A Lucrecia” y “es una discusión sobre el poema narrativo escrito por William Shakespeare ‘La Violación de Lucrecia’. La obra se plantea como una discusión entre sus dos intérpretes, en la que se van tocando temas como la violencia sexual, la moral, las redes sociales y la culpa, entre otros”, dice Eid sobre su nueva obra que también será presentada este sábado 2 de febrero en el mARTadero y después será llevada a Santa Cruz de la Sierra.

“A Lucrecia” tiene como actores a Marcelo Sosa y Vanesa Méndez y ha sido producida por El Masticadero y el Proyecto Henna. “Ambos grupos –dice Claudia--, El Masticadero de Cochabamba y Proyecto Henna de Santa Cruz, unen esfuerzos para estrenar la obra en esta ciudad y posteriormente, en abril se presentarán en Santa Cruz”.

La entrada tiene un costo de Bs. 40.

  • Publicado en Teatro

Arranca el LLajta Jazz con AGM Project y Los Flacos Feos

Con la presentación de las bandas cochabambinas AGM Jazz Project y Los Flacos Feos, esta noche a las 20:00 se inaugura el Llajta Jazz 2018, del que participarán otras seis bandas, entre cochabambinas y argentinas, en cuatro días de conciertos.

“Llajta Jazz es un proyecto independiente impulsado por jóvenes músicos de jazz con amplia trayectoria. En este último año, debido a los factores críticos en los que se encuentra Argentina, económica y políticamente hablando, muchos de los músicos bolivianos que estaban estudiando allá desde hace muchos años, regresaron con muchas ganas de tocar y abrir nuevos espacios para el jazz en Cochabamba”, dice Tamya Guereca Spicchi, una de las organizadoras del Llajta Jazz y agrega que  en específico “este festival surge como una iniciativa para abrir nuevos espacios para el jazz, espacios donde los músicos puedan tocar y donde la gente pueda ir a apreciar la música”.

La banda Los Flacos Feos se formó el año 2016 en Cochabamba. La música que interpretan es gypsy swing o también conocida como jazz manouche. En su nuevo disco "Gypsy Express" fusionan también música boliviana con el jazz gitano. El cuarteto está conformado por Jorge Claros en el saxo alto, David Diendorfer en la guitarra, Inti Medina en el contrabajo y Mauricio Cardona en la batería.

Por su lado, la banda AGM Jazz Project  se crea a fines del año 2015 con la idea de formar un trío de jazz que proponga un repertorio variado, desde temas estándares clásicos hasta jazz contemporáneo. A la fecha, AGM se ha presentado en diferentes escenarios cochabambinos ganándose de a poco el prestigio y reconocimiento del público. El nombre de la banda es el resultado de la mezcla de las iniciales de los integrantes: Amadeo Vargas en la guitarra eléctrica, Gustavo Pérez en el bajo eléctrico y Miguel Crespo en la base rítmica con la batería.

“Sabemos que el jazz no es un estilo comercial ni muy popular en Cochabamba o en Bolivia en general –agrega Tamya Guereca--. Sin embargo --dice--, creemos que a futuro se puede generar un público muy conocedor de este estilo y ampliar la apreciación hacia este género musical. En los últimos dos años, el desarrollo del jazz ha generado también mucho interés en jóvenes músicos que han comenzado a emprender su carrera con inclinaciones por este género”, dice Tamya Guereca.

Según el rol de presentaciones, además de AGM Jazz Project y los Flacos Feos que estarán esta noche; mañana se presentan The Blue Velvet Experience (Cochabamba) y la banda Lucas Rochaix & Andrés Tarditti Cuarteto que viene de Argentina, estos últimos son músicos del conservatorio Manuel de Falla. El viernes 19 tocarán The NinJazz y Clair Jazz Quintet y el finalmente el sábado estarán Los Choros, Quinsecto, Los Tripaseca y habrá una jam session de clausura.

Los conciertos tendrán lugar en el Jazz Stop que “es actualmente uno de los pocos lugares (en Cochabamba) que abre sus puertas a los músicos e intérpretes de jazz”, dice Tamya y asegura que este boliche “tiene muchas actividades que están adquiriendo mucha popularidad como los jueves de jam session o sus conciertos semanales. Por otro lado, Jazz Stop también apoya otros estilos musicales y otras manifestaciones artísticas como por el ejemplo el teatro, la danza, el stand up, entre otras”.

Jazz Stop queda en la avenida Ballivián casi esq. Ayacucho, frente a la Plaza de las Banderas. La entrada para el concierto de esta noche es de 20 bolivianos.

 

Suscribirse a este canal RSS
Powered by OrdaSoft!
Banner 468 x 60 px