Claudia Gonzales Yaksic

Claudia Gonzales Yaksic

Comienza la promoción del XII FITCRUZ 2019

Este miércoles 20 de junio, en la Casa Melchor Pinto de la capital cruceña, la Asociación Pro Arte y Cultura (APAC) inició el lanzamiento de la imagen de lo que promete ser el XII Festival Internacional de Teatro “Santa Cruz de la Sierra” (FITCRUZ), uno de los más grandes y prestigiosos de Bolivia, que se realizará entre el 26 de abril y el 5 de mayo de 2019.

La presentación de la imagen convertida en afiche estuvo a cargo de la presidenta de APAC, la escritora y gestora cultural Sarah Mansilla, quien resaltó que el “Festival del 2019 apuesta a potenciar el turismo en la ciudad y las provincias (de Santa Cruz). Queremos que sea un festival mucho más grande, es por eso que necesitamos más apoyo y más tiempo de preparación. Así mismo—dijo—invitamos al público que vibre y nos acompañe durante los 10 meses de preparación del Festival”.

La otra gran novedad fue el anuncio del retorno del gran gestor cultural Marcelo Arauz como Director Artístico del evento, quien estuvo alejado un par de años y ahora vuelve para hacerse cargo de la programación del evento junto al actor y director de teatro Marcelo Alcón.

“Lo que quiero contarles inicialmente es que este trabajo que estamos realizando a la cabeza de Sarah Mansilla y Marcelo Arauz, es un conjunto de procesos creativos fundamentalmente, y el primero de ellos ha sido con nuestro amigo, artista, profundo creativo, Roberto Varcarcel”, comenzó diciendo Marcelo Alcón durante su intervención, insistiendo en que el concepto creativo del afiche con el que se promociona el festival tiene que ver con la identidad. “Es decir, un festival es una fiesta artística, es un momento de encuentro que necesita una identidad y hemos elegido que esa identidad esté apoyada en Santa Cruz de la Sierra. Estamos viendo al mundo desde este lugar y creemos que es muy importante poner en valor Santa Cruz de la Sierra, porque es desde ahí donde va surgir este discurso que tiene que ver con lo poético, con lo teatral, con lo artístico y finalmente con esta fiesta que nos reunirá a todos”.

El segundo proceso creativo, según Alcón, se basa en el espíritu artístico del festival, también reflejado en el arte de la imagen del afiche con el que prácticamente desde este 20 de junio se inaugura el diálogo con instituciones, artistas, empresas y por supuesto, y fundamental, el público. El tercer proceso creativo es el programa de lo que será el festival y en el que se quiere reflejar el trabajo que han ido desarrollando los organizadores, visitando otros países y ciudades para realizar co-producciones, invitar a artistas de Bolivia y del exterior para desarrollar nuevas creaciones que sean presentadas como inéditas durante el FITCRUZ 2019. El cuarto proceso creativo, explicó Marcelo Alcón, es el programa que será presentado el mes de noviembre próximo con un 90 por ciento de avance.

En ese sentido, el FITCRUZ 2019 apostará por mostrar al mundo la calidad de exportación del teatro boliviano. Es por ello que se desarrollarán varias coproducciones y una de ellas ya está en marcha. Se trata de la puesta en escena de la obra “El Portavoz”, escrita por Óscar Barbery en la década del 80 del siglo pasado. Este es un trabajo conjunto entre la Asociación Pro Arte y Cultura, la compañía de teatro Ditirambo y el dramaturgo argentino Leonardo Garviloff.

Finalmente, durante su intervención Marcelo Arauz, importante gestor e impulsor del arte en Santa Cruz y por ello considerado como Alma Tutelar de la Cultura Cruceña, habló del constante trabajo que realiza APAC en sus más de dos décadas de trabajo por llevar cultura a las zonas más alejadas y populosas del centro cruceño, pese a la escasa y a veces inexistente infraestructura. Arauz destacó la necesidad de que zonas como el Plan Tres Mil y la Villa Primero de Mayo, cada una con alrededor de 300 mil habitantes, comiencen a contar con espacios escénicos propios donde puedan ser presentadas obras de teatro, entre otras expresiones artísticas. En ese sentido dijo que ya tiene conocimiento de que en la Villa Primero de Mayo se construye un espacio cultural que ojalá pueda ser replicado en otras zonas y provincias cruceñas donde, él es testigo, la gente ama el teatro.

En el acto estuvieron presentes no solo representantes de la APAC y del FITCRUZ, sino también de la Gobernación y la Alcaldía cruceñas, la Escuela Nacional de Teatro, el Goethe-Zentrum, además de escritores y artistas de la danza.

SOBRE EL FITCRUZ

El Festival Internacional de Teatro “Santa Cruz de la Sierra” se fundó el año 1996 y a partir de entonces se realiza todos los años impares, y tiene como principal objetivo el acercar el teatro a la gente, llevando el arte escénico a los barrios más alejados de la ciudad y las provincias del departamento de Santa Cruz, bajo el slogan “Multiplicando Miradas”.

La Asociación Pro Arte y Cultura trabaja en la creación y consolidación de movimientos artísticos contribuyendo al logro de estos objetivos: una mejor sociedad y mayor inclusión social.

Cuatro ciudades de Bolivia celebran la Fiesta de la Música

La Paz, Cochabamba, Santa Cruz y Sucre celebrarán este fin de semana la Fiesta de la Música, uno de los eventos culturales gratuitos más grandes del mundo creado por el Ministerio de Cultura de Francia el 21 de junio de 1982, para festejar el inicio del verano en el Hemisferio Norte y también la diversidad cultural. Tres años después de su creación, la Fête de la Musique comenzó a conquistar otros territorios (también en el Hemisferio Sur, donde inicia el invierno) y actualmente se celebra en varias ciudades de más de 120 países, incluida hace 21 años Bolivia.

En la ciudad de La Paz la cita es este viernes 23 de junio en el Teatro Nuna Espacio Arte, donde a partir de las 19:30 se presentarán la agrupación folklórica cochabambina Awayus Experimental, los paceños FM11 (hip-hop), los tarijeños de Orgasmo (funk), el cuarteto de jazz manouche Gustavo Orihuela Quartet (que tiene integrantes de La Paz y Sucre) y el blues estará a cargo de Gogo Blues, que después de algunos años ha retornado de Argentina a Bolivia. “Para esta versión –dice en su programa la Alianza Francesa de La Paz– se ha escogido a la más grande variedad de géneros musicales posibles, sin discriminación alguna, buscando tanto la variedad como la calidad de los grupos, aficionados como profesionales, para fomentar ese evento”.

COCHABAMBA Y SUCRE

En la ciudad de Cochabamba, la Fiesta de la Música celebrará su cumpleaños número 21 el sábado 23 desde las seis de la noche en el Parque Lincoln, donde se habilitarán tres escenarios: Altiplano, Valle y Amazonía; en los que se interpretarán varios géneros musicales, entre ellos break beat, metal, rock instrumental, metal andino, reggae, funk, blues, jazz y ska. Entre las bandas que han sido elegidas este año, hay varias conocidas y algunas nuevas, entre ellas Raroneat’s, Bramido, Joaquín Delemoine Blues Band, Wookie Dread, Mosa Nostra, Niña Macoña, Deguana, Soulcyber, Pepe Padilla Ensamble, Bullk, Sueños Modernos, Alma Eterna, Ryga, Zairi Torrez, SXC, As I Remain, Awayus Experimental (que el viernes estará en La Paz), Napoleón se fue a Marte y R3M41N5.

Además de los conciertos, la Alianza Francesa ha preparado en Cochabamba varias actividades dedicadas a los niños y que se desarrollarán entre las dos y las cuatro de la tarde del sábado; actividades entre las que destacan un grupo Coral de Niños, el espectáculo de CuentoClown "De vuelta a la tierra", un jam musical con instrumentos acústicos y reciclados.

“Reconectando con la Tierra” es la temática que este año ha elegido la Alianza Francesa cochabambina.  “Volviendo a los orígenes para acercarnos y proteger a la Naturaleza, gran dadora de abundancia, fertilidad y vida”, dice su lema.

En Cochabamba, la XXI Fiesta de la Música está auspiciada por el Ministerio de Cultura y Comunicación de Francia, Total, la Universidad Privada Boliviana, Sunstage, la Revista INBOX, el Centro Simón I. Patiño, el Centro Boliviano Americano, el Instituto Cultural Boliviano Alemán, el Proyecto mARTadero, la Fundación Gaia Pacha y Lifetime Projects; y cuenta con el apoyo de la Secretaría de Cultura de la Alcaldía de Cochabamba.

En la ciudad de Sucre, la Fiesta de la Música celebrará su décimo sexta edición también el sábado 23 en un único escenario: la calle Nicolás Ortiz, donde desde las seis de la noche se presentarán los grupos de música folklórica Candor y SobreviVencia; los rockeros Lobos De Barrio y el solista Ronald Villegas. También estarán Dulce de Leche (pop), Kaypi Rap Bolivia, Tripulante Band Sucre (jazz), La Pálida Reggae, In.Side (hardcore, fusión), CaLipso Ska e Inti (música electrónica). En Sucre, este evento es organizado por la Alianza Francesa y la Casa de la Cultura, y entre sus objetivos están el promocionar “la música de dos maneras: la primera, que los músicos aficionados salgan voluntariamente a tocar a la calle y la segunda, la organización de conciertos gratuitos en los que el público tenga la oportunidad de presenciar a sus artistas preferidos sin importar el estilo ni origen”.

DOS DÍAS EN SANTA CRUZ

La Alianza Francesa de Santa Cruz dedicará el sábado 23 y el domingo 24 para celebrar su segunda versión de la Fiesta de la Música, donde la mayor atracción es la legendaria banda de rock Track. El sábado la cita será en la Plaza del Estudiante, a partir de las 18:00, donde se instalará un escenario con una pantalla LED de 3 x 5 metros y actuarán las bandas: Torkuatos (indie rock), Surdo (funk), Across The Ocean (metal), Kerúh (urban pop), Noni & The Blasters (reggaeton), IZHA (electro urbano), Angeloso (hip hop-trap), Cheto (R&B/Rap) y Track.

Luego, el domingo 24 de junio desde las 12:00 se realizarán otra serie de conciertos pero esta vez en la Orilla de Porongo, un lugar de descanso en la localidad de Porongo que cuenta con restaurante, piscina, beach volley, petanque y buena onda; y donde se presentarán: Before Remains (metal), Roots Simbiosis (reggaee), Smoke Elephants (rock), Kristoff Miró (rock) y Opposite, ésta última una banda que llega de Francia. En Santa Cruz, la Fiesta de la Música cuenta con el auspicio de la Secretaría Municipal de Cultura, Patrimonio y Turismo; Renault Bolivia, Total E&P Bolivie, Sucursal Bolivia y Tigo.

“Este es el mejor evento del año. Agradecemos a las 39 bandas de Santa Cruz que se postularon para participar, trece bandas fueron seleccionadas en total, el criterio se llevó a cabo según los valores de la Fiesta de la Música: variedad, diversidad de música ¡buena música! Nos encanta el material, realmente hay mucho talento en estos jóvenes. Lamentablemente, muchas de las bandas que se presentaron tocaban rock, y eran bastantes buenas, pero no podemos elegir sólo rock así que, en cuanto a este género musical, fue una dura competencia”, dice el director de la Alianza Francesa de Santa Cruz, Willy Meheust, según señala un comunicado de prensa difundido por la institución.

Benjamín Santisteban dicta curso de “Teoría y crítica literaria”

En el Centro Simón I. Patiño de Cochabamba, este 2 de julio inicia el curso “Teoría y crítica literaria” que será impartido por el ensayista y filósofo cochabambino Benjamín Santisteban Neri. Las clases serán todos los lunes y jueves de los meses de julio, agosto, septiembre y octubre, de 18:15 a 20:00. Las inscripciones ya están abiertas en el Centro de Literatura Boliviana y tienen un costo de Bs 400.

El objetivo de este curso teórico y práctico es que los participantes comprendan “los varios modos de entender y conceptualizar la esencia o no esencia de la literatura, tomando conciencia de la carga conceptual y del quehacer práctico inherente a ella. Los participantes se iniciarán en el ejercicio reflexivo y crítico propio de la Teoría Crítica Literaria a través de la atención crítica a las exposiciones y lecturas que tendrán como meta el análisis y la evaluación de textos básicos”.

En este curso, que tiene una carga de 64 horas académicas, se hará una indagación sobre las principales tendencias en la teoría y crítica literaria del siglo XX. Para ello, el mismo será dividido en tres partes. La primera, de 16 horas académicas, que aborda todos los aspectos de la teoría literaria; una segunda parte que trata sobre la teoría y crítica tradicionales y la tercera que tratará sobre algunas corrientes contemporáneas.

Además, las clases tendrán tres ejes principales: la presentación teórica de temas determinados; la puesta en práctica de la teoría y la discusión crítica y la búsqueda de modos alternativos a la puesta en práctica por los participantes. “Las clases proporcionarán los antecedentes para los textos que sustentan a las tendencias y explicarán a éstas, intentando desarrollar un contexto general coherente que incorpore perspectivas filosóficas y sociales sobre las preguntas recurrentes cuando el  pensamiento tiene como objeto de estudio a la literatura: ¿qué es la literatura?, ¿cuál es el propósito de las obras literarias?, ¿cómo se las producen?, ¿cómo se las puede entender y evaluar?”.

Para el desarrollo de todo este esquema, Benjamín Santisteban ha elegido autores como Bataille, Nietzsche, Marc, Freud, Darwin, Foucalt, Gadamer, Hirsch, Derrida, Sartre, Blanchot, Steiner, Bloom, Aristóteles, Horacio, Dryden, Pope, Kant, Wilde, Borges, Lázaro Carreter y Correa Calderón, Wordsworth, Saussure, Adorno y Lacan, entre otros.

Para mayor información contactarse con Jacky Mejía, responsable del Centro de Literatura Boliviana del Centro Patiño, a través del correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

Teoría y critica literaria
Programa (ver y descargar en PDF)

Rosario Aquím Chávez a flor de piel

 

Por  Márcia Batista Ramos (*)

En mi transitar por la existencia, encontré poca gente como la poeta e intelectual boliviana Rosario Aquím Chávez; una de esas personas que se desnuda con facilidad para mostrar su alma, por la franqueza que la caracteriza.

La niña Rosario Aquím Chávez, creció en el departamento del Beni entre dos mundos paralelos: el mundo de la familia de la madre y el mundo de la familia del padre. Cada uno de esos mundos, construidos con sus propios destellos de lucidez y locura, cimentados en realidades económicas diferentes y, por ende, dispares socialmente aunque convergían en cánones morales obligando a la niña a construir su propio mosaico conceptual en un país tan diverso, y en una época que no se admitía la diversidad como factor de enriquecimiento.

Pienso que es en esa época, por la vida pendular que llevaba, que ella asimila los conceptos de inconstancia, tiempo y finitud, y más tarde cuando escribiría la obra “Tiempo Enamorado”, diría: “El tiempo se vuelve sólido con la muerte. Pero este tiempo, no es cualquier tiempo en mi tránsito breve hacia la muerte. Este tiempo en mi vida ha sido un tiempo enamorado, que no es otra cosa  que un tiempo lleno de pulsiones, de pasiones, de amores, de sentires… no solo de pasiones eróticas compañeras de bohemia, sino y sobre todo de profundos amores filiales, esos amores ligados al origen, a las raíces, a la tierra, que llevamos siempre atado a la espalda donde quiera que nos lleve el camino; el amor a los grandes personajes familiares y las amistades de noches de luna con la que hemos compartido nostalgias y sufrires. A esos amores cariñosos que se han perdido en la oscuridad de la muerte, a esas vidas maravillosas que se han ido dejándonos solos,  a ellos quise dedicar ese libro”.

Nacida en Riberalta, creció entre su pueblo natal y Trinidad, la capital del departamento, porque los padres eran divorciados y ella orbitaba entre el mundo de clase alta de la abuela materna y el mundo de clase baja de la abuela paterna, que se turnaron en su educación y crianza.

Rosario Aquím Chávez, en la adolescencia ya había estudiado en los colegios públicos de Trinidad y en los colegios privados de Riberalta, siendo la mejor alumna indistintamente del colegio donde se encontraba; ya que su educación oscilaba según las posibilidades económicas de la abuela de turno.

También en su adolescencia, ella comienza a tener conciencia de  su identidad de clase social y de raza; y como era de esperarse, de las grandes diferencias que existen, socio económicas, en el país, sumado a la estratificación jerárquica en razón de la clase social y de la raza.

Aun estando en la adolescencia, Rosario Aquím Chávez, descubre que el “conocimiento es poder”, y  ella dice: “Ese descubrimiento me ayudó a sobrevivir”.  

A los dieciocho años, en 1982, ella corre la misma suerte que miles de jóvenes benianos: migra a la ciudad de La Paz. Repitiendo la saga de aquellos que hasta el día de hoy salen de su departamento, rumbo a la sede de gobierno, en busca de una vida mejor; con una ilusión a cuestas. Pero, Rosario, llevaba también una beca universitaria por sus excelentes calificaciones de colegiala, que la lanzaría a un espacio socio cultural, con años luz de distancia, de los otros jóvenes migrantes de aquellos y de estos tiempos.

Una mujer de la Amazonía, “mujer nacida en la patria de las aguas” como la bautizó el escritor Homero Carvalho, que tiene que ganar espacios en el altiplano. Lógicamente que se encuentra con un medio hostil, lleno de fieras ocultas detrás de máscaras machistas, llenos de conceptos estereotipados sexistas, que hacen mucho más difícil su estancia en esas tierras; pero, Rosario es fuerte; sabe luchar; sabe sobrevivir; aprende a defenderse… Persevera, se empodera y vence. No deja de estudiar, hoy cuenta con dos maestrías; además de un doctorado en Ciencias del Desarrollo. Tiene un currículo excelente como profesional, tan extenso cuanto exitoso.

Es la misma Rosario Aquím Chávez, quien relata que: “Fue en La Paz, donde empecé a entender que ser hombre y ser mujer eran dos cosas muy distintas, y en esa distinción las mujeres cargábamos con la peor parte. A partir de ahí, nació el primer brote de lo que luego sería mi militancia feminista”.

Con la mirada brillante, quizás, porque retiene una lágrima o porque la vida pulió con esmero su cristalino, Rosario Aquím Chávez, evoca los recuerdos del pasado y rememora: “En esta ciudad me casé con David Santalla, tuve mi primer hijo y formé una familia, conservadora y tradicional, tal como me habían enseñado mis abuelas. Sin embargo, después de ocho años de matrimonio, el amor se acabó y vino el divorcio y con el divorcio la frustración y la ansiedad de lo inconcluso. En ese momento de crisis y de rupturas  existenciales, apareció la que luego sería la primera compañera mujer de mi vida, María Galindo, y con ella, descubrí mi ser lesbiano, que hasta ese momento estaba ausente en mí. Con esa experiencia hermosa y a la vez aterradora en una sociedad como ésta, empecé a tejer mi nueva identidad sexual, y frente a ella, comienzan a revelarse los primeros signos de la homofobia y la discriminación social. Yo, ya estaba terminando mi segunda maestría en filosofía y ciencia política y gracias a la formación adquirida hasta ese momento, aparece en mí, un nuevo horizonte de posibilidad: el activismo TLGB y Queer.”

Rosario Aquím Chávez tuvo la oportunidad de conocer a algunos pensadores contemporáneos; pero es la filósofa María Lugones, quien influencia en ella, para la radicalización de sus posturas políticas, ideológicas y de lucha social.

Es de imaginarse que una mujer tan sensible, inquieta y culta, necesita expresarse a través de las artes y ella incursiona en el teatro y como actriz, también es exitosa y recibe varios premios.

Yo pienso que a Rosario le hacía falta un tercer pulmón para respirar un poco más profundo; y, tal vez por eso, emerge la poesía en su existencia, haciendo carne de los hondos suspiros que ella no se atrevía a exhalar.

Pero, fue el escritor riberalteño Pedro Shimose, quien escribió en el prólogo de su primer libro de poemas publicado “Detrás del Cristal”: “La poeta riberalteña Rosario Aquím Chávez (…) exhibe su intimidad, su ego, sus sentimientos en la vitrina del poema, del papel, del libro. Y lo hace con la mayor naturalidad del mundo, sin importar la tradición literaria (…) Agitada por dudas y conflictos, el valor de ésta poesía reside en su sinceridad cercana a la confesión”.

Empero, es la misma Rosario, quien de cierta forma replica a Shimose al hablar de su vida y poesía: “Creo que la vida es más compleja, que lo que se puede expresar en poemas. Sin embargo, puedo decir que la poesía es la memoria del recuerdo, de la evocación, de la intensidad de las experiencias de vida que quedan inscritas en la piel. Mi poesía expone y confiesa esas marcas, esas huellas, esas nostalgias y esos dolores, a la sensibilidad de todos ustedes”.

El poemario “Detrás del Cristal” habla de sus grandes amores masculinos y compañeros de vida, padres de sus hijos Yungaro David y Matilde Amazonía: David Santalla y Raúl Prada. Como también habla de su añoranza por su siempre amada Riberalta. A lo que Rosario expresa de la siguiente manera: “Detrás del cristal, es también un canto a la tierra, a las raíces, al origen que define el principio y fin de uno mismo, esa “tierra roja con sus septiembres ardientes” de cuya primavera soy fruto y en cuyo lecho moraré por siempre”.

Rosario Aquím Chávez es exitosa, como poetisa es premiada: recibe mención honrosa en el Concurso de Ensayo "Yolanda Bedregal", con la obra: "Al hombre sin nombre la mujer eterna: la intuición feminista de Yolanda Bedregal, 2013; el segundo premio, en el Concurso Nacional de Autobiografía con la obra “Esta es mi historia”, 2012; primer premio, de la editorial Raíz  Alternativa al libro de poesía “Piel sin Nombre”, Buenos Aires-Argentina, 2007; primer premio al libro “Poder y Suplicio: las Tramas del Desarrollo”, Universidad Autónoma del Beni, 2006; entre otros.

Como intelectual publica varios libros: “Derechos o resistencia: los anormales, ¿monstruos o humanos?”, 2008;  “Formaciones sociales y estructuras simbólicas en los Andes”, 2008;  “Poder y Suplicio: las Tramas del Desarrollo”, 2006. También publica varios ensayos y realiza un sin número de investigaciones.

Publica los poemarios: “Antología Poética” selección y edición de Nohora Arrieta Fernández, crítica literaria colombiana, 2012; “Ninfa Queer” (Prólogo de Virginia Ayllón), 2009; “Tiempo Enamorado” (Prólogo de Homero Carvalho), 2006; “Ojos del Cuerpo” (Prólogo de Raúl Prada), 2003; “Memorias de la Piel” (Prólogo de Raúl Prada), 2001; “Detrás del Cristal” (Prólogo de Pedro Shimose), 1997; sumado a la participación en cinco importantes antologías.

Es Raúl Prada quien, en el poemario  “Memorías de la Piel”, dice: “Rosario Aquím Chávez no sólo escribe poesía erótica, va más allá, recupera su ser en la experiencia del feminismo radical, rompe las reglas del juego, rompe con la dominación masculina. La sexualidad es reconstruida en los horizontes de una apertura no estructurada del poder. La seducción total es la consecuencia de la antiproducción y el antipoder. Pero, también es la dimensión del placer intenso y del goce del cuerpo femenino”.

Recuerdo que Rosario lucha por sus ideas como si tuviera un fusil en la mano…

Y  ella confiesa: “Después de todo este recorrido, ya no hay retorno que no sea, para tomar el impulso final”.

Sí,  así es la “Rosa de Aquí”, como le dice cariñosamente el economista Palmiro Soria.

Así es Rosario Aquím Chávez siempre a flor de piel…

(*) Márcia Batista Ramos es escritora.

Suscribirse a este canal RSS
Powered by OrdaSoft!
Banner 468 x 60 px