Plaza Catorce

Plaza Catorce

Cata de licores y vinos bolivianos en Nueva York

Por Plaza Catorce

En el icónico restaurante Tavern on the Green de Nueva York, Estados Unidos, la Cámara de Comercio Boliviano-Americana (BACC, por sus siglas en inglés), desarrollará hoy miércoles 3 de octubre, a las seis de la tarde, una cata de vinos y licores bolivianos.“Con el actual enfoque de vinos bolivianos destacados en los artículos recientes del Washington Post y el New York Times, el BACC invitó a los maestros del vino de Aranjuez, Kohlberg y 1750 a presentar sus vinos premium a los miembros de las industrias del vino, la gastronomía y la hospitalidad”, señala un comunicado de prensa difundido por la BACC y al que ha tenido acceso Plaza Catorce.

Pablo Canedo, el jefe de Misión de la Embajada del Estado Plurnacional de Bolivia, junto con el presidente de la Junta Directiva del BACC, Iván Rebolledo, serán los responsables de hablar a los invitados “sobre el estado de la industria vitivinícola boliviana y los esfuerzos del Gobierno de Bolivia para promover este sector”.El evento cuenta con el apoyo de Chufly Imports [Vinos Aranjuez y Bodegas and Viñedos Uvairenda (Vinos 1750)], Bodegas y Viñedos La Cabaña (Vinos Kohlberg), la Embajada del Estado Plurinacional de Bolivia (Washington, D.C.) y Tavern on the Green.

Tavern on the Green

Casualmente, el restaurante Tavern on the Green, situado en el corazón de Nueva York, es un icónico local que desde el año 2014 tiene como uno de sus propietarios al cochabambino David Salama y a Jim Caiola. Tavern on the Green se construyó en 1880, con el diseño del arquitecto y paisajista británico Calvert Vaux, como un establo para albergar un rebaño de 700 ovejas de Southdown que pastaban en Sheep Meadow en el Central Park neoyorquino. “Robert Moses transformó el edificio en un restaurante en 1934, como parte de la renovación de su parque. Durante las siguientes décadas, Tavern experimentó varios cambios en la administración, pero la vista icónica del parque, y la adición de una pista de baile, asientos al aire libre y un menú lujoso, mantuvieron a destacados actores, músicos y figuras públicas que regresaban al restaurante para cenar, beber y celebrar”, según señala la historia de Tavern on the Green. De hecho, en más de una decena de películas aparece este restaurante: Arturito el millonario seductor, Cazafantasmas, Alfie, Perdidos en Nueva York y Wall Street, entre otras. Después de una pausa de varios años, desde el 2014, Tavern on the Green tiene como dueños a Jim Caiola y David Salama, quienes renovaron el lugar “con una decoración acogedora y paneles de madera que recuerdan al redil original de las ovejas y, con un menú de temporada que refleja el espíritu del Gran Nueva York.

Cámara de Comercio Boliviano-Americana

Por otro lado, la Bolivian-American Chamber of Commerce, es una institución establecida en 1983 como una organización privada y profesional destinada a fomentar y promover el comercio y la inversión entre Bolivia y América del Norte. A lo largo de los años, su membresía corporativa ha crecido para incluir compañías con sede en Europa, Asia y otros lugares de América Latina. Actualmente, la membresía de la BACC representa más del 75% del total de la inversión extranjera directa en Bolivia y se ha convertido en una voz prominente en las relaciones entre América del Norte y Bolivia.

El inolvidable Augusto Guzmán: pieza clave en la historia de la literatura boliviana en el siglo XX

Por Márcia Batista Ramos (*)

El prolífico escritor Augusto Guzmán, indiscutiblemente, es pieza clave en la historia de la literatura boliviana en el siglo XX. Fue persona ejemplar, escritor profundo e historiador riguroso. Nació en Totora, departamento de Cochabamba, en 1903 y falleció en la ciudad de Cochabamba en 1994.  

Se destacó por su hombría de bien, su gran preparación y su talento como escritor. Fue narrador, periodista,  biógrafo, ensayista, también crítico literario y parlamentario, siendo abogado de profesión también ejerció como diplomático.

En 1961 le fue conferido el Premio Nacional de Literatura, en 1969 la Medalla al Mérito del Ministerio de Cultura, en 1985 recibió la Condecoración del Cóndor de los Andes en grado de Comendador, en 1990 fue condecorado por el Ministerio de Educación y Cultura con la Gran Orden de la Educación Boliviana en el grado de Comendador entre otros  inúmeros premios y distinciones a lo largo de su vida.

Ejerció la docencia universitaria y por donde anduvo dejó huella imborrable por sus diversas actividades; fue fundador de la Carrera de Arquitectura y de la bandera de la Universidad Mayor de San Simón. Dictó clases de literatura, derecho social y minero e historia del arte en diferentes universidades, en las ciudades de La Paz y Cochabamba.

Perteneció al Pen Club Internacional, a la Sociedad de Escritores y Artistas de Bolivia y a la Comisión Departamental de la UNESCO en Cochabamba.

Hombre marcado por la Guerra del Chaco (1932-1935), confrontación bélica  en la que participó y cayó prisionero en Paraguay. Nadie sale ileso de una confrontación bélica; empero, la guerra no destruyó su profunda vocación humanista, por el contrario, lapidó el espíritu humanista siempre abierto a nobles inquietudes y justas aspiraciones.

Miembro de la Academia Boliviana de la Lengua y también de la Academia Boliviana de Historia.

Absolutamente realista, con frecuencia detallista, muestra un profundo análisis psicológico en sus novelas que reflejan su compromiso con el ser humano, denunciando siempre las injusticias sociales. Escritor polifacético que escribió, entre otras temáticas sobre la reforma agraria y la Guerra del Chaco.

Con la obra "Prisionero de Guerra" (1937), comenzó la consagración de Augusto Guzmán como una de las principales personalidades culturales de Bolivia.

Es difícil identificar dentro de su abultada producción, cual puede ser considerada su obra maestra. Su narrativa suele combinar el análisis introspectivo con hechos históricos.  Augusto Guzmán escribió 44 obras además de innumerables artículos para periódicos y revistas consignándose como uno de los intelectuales y artistas más destacados de Bolivia durante el siglo XX.

Desde sus primeras novelas Augusto Guzmán se destacó. La precisión de su escritura es un obsequio verbal de la más alta calidad. Es auténtica, legítima y grande. Su riguroso formalismo, se constata en la ordenada y precisa construcción de su narrativa.

Dejó un vasto legado para la literatura boliviana, incluyendo un trabajo muy valioso de crítica literaria e historia del siglo XX.

Obra: La Sima Fecunda (1933); Prisionero de Guerra (1937); Historia de la Novela Boliviana (1938); Machuyunga (1939); El Kolla Mitrado (1942); Tupaj Katari (1944); El Cristo Viviente (1946); Baptista (1947); Gesta Valluna (1953); Cuentos de Pueblo Chico (1954); La Novela en Bolivia (1955); Adela Zamudio (1955); Antología Colonial de Bolivia (1956); En la Ruta del Indiano (1957); Diccionario de la Literatura Latinoamericana (1958); Derecho Internacional Privado Boliviano (1959); Pequeño Mundo (1960); Historia Social del Arte (1960); Historia de la Arquitectura  (1961); Arquitectura Moderna y Contemporánea (1962); Bellacos y Paladines (1964); Panorama de la Literatura Boliviana del siglo XX (1967); Breve Historia de Bolivia (1969); Cochabamba (1972); Historia de Bolivia (1973); Panorama de la Novela en Bolivia (1973); Poetas y Escritores de Bolivia (1975); Cuentos (1975); Proceso Histórico y Cultural de Cochabamba (1978); Casimiro Olañeta (1978); Geografía de Cochabamba (1978); Biografías de la Literatura Boliviana (1982); Biografías de la Nueva Literatura Boliviana (1982); El Ensayo en Bolivia (1983); El Arte de la Biografía en Bolivia (1984); La Novela Situacional en Bolivia (1985); Paz Estenssoro (1986); Remanso (1986); Microestudios (1986); Eco de Palabras  (1987); Veinte Autores Rusos del Siglo XX (1987); Historia Lacónica de la Literatura Italiana (1988); Cruel Martina (1989); Mis hazañas son mis libros (1994); La amistad no es sólo un símbolo  (biografía de Héctor Cossío) (1994).

Perteneció al movimiento conocido como la Generación Combativa, surgido tras la guerra del Chaco que tuvo una gran influencia en la renovación de la literatura y de las artes en Bolivia.

Se hizo inolvidable a través de las letras, prueba de ello, es el inmenso legado que ha dejado a la literatura boliviana del siglo XX algo que nunca agradeceremos bastante porque su labor, vista, desde la perspectiva que da el tiempo, nos parecerá siempre impagable.

El ilustre e inolvidable Augusto Guzmán dejó una obra tan diversa como fecunda, evidenciando, desde mi punto de vista, que es pieza clave en la historia de la literatura boliviana en el siglo XX.

 

(*) Nacida en Brasil, Márcia Batista Ramos es escritora y vive en Bolivia hace varios años.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Reynaldo Pacheco dará vida al cantautor tarijeño Nilo Soruco

Por Elisabeth Salazar (*)

Reynaldo Pacheco, uno de los pocos actores bolivianos que en la última década ha llegado lejos en Hollywood y se ha codeado con grandes estrellas como Sandra Bullock y George Cloney, en la cinta “Our brand is crisis” (2015); ahora está sumergido en un nuevo proyecto en el que dará vida al cantautor tarijeño Nilo Soruco. Según cuenta Pacheco en la siguiente entrevista, la película será dirigida por Oscar Salazar y ya se trabaja en el primer borrador de guion. El rodaje está planificado para inicios del próximo año y el estreno se espera para el 2020.

La familia de Nilo Soruco ha dado el permiso oficial para el desarrollo de la historia y todo el material histórico necesario para el armado del guion cinematográfico. Este nuevo proyecto será producido por ATÓMICA MARÍA, productora que también es responsable de la película boliviana “Fuertes”, actualmente en etapa de post-producción y que trata sobre la Guerra del Chaco y la participación de los futbolistas del club The Strongest.

ES: ¿Por qué Nilo Soruco?

RP: Nilo empezó muy pobre cantando en las calles de Tarija y estuvo expuesto a la pobreza desde muy pequeño. Su historia está llena de anécdotas y cuentos que no solamente tienen un realismo mágico, pero que también te llevan dentro del círculo de pobreza que vivía este ser. Además, Nilo fue un niño con un talento innato a quien encontraron cantando en las iglesias carmelitas de Tarija para llevarlo a estudiar música a la Escuela Normal Superior de Maestros Urbanos de Sucre, la mejor escuela musical de su época (1940’s).

Su canto era la voz del pueblo, era el alma de aquel ser que tenía hambre y que quería igualdad. La historia de Nilo es la historia de un idealista que intenta cambiar el mundo con su arte. Aun así, Nilo fue castigado, torturado y exiliado fuera de Bolivia por sus ideales de igualdad y de libertad. Nilo es la historia del idealista, del soñador que tiene que empezar a tomar acción para poder salvarse y salvar a su familia.

ES: ¿Cómo surge la idea de llevar la historia de Nilo Soruco a la pantalla grande?

RP: Hace más o menos dos años, yo llegué a Tarija y me junté con las tres hijas de Nilo: Zemlya, Sonia y Violeta, y en el momento en que escuché toda la historia, quedé enamorado de toda la biografía porque aparte de que es una historia importantísima para hacer una reflexión de la historia política de Bolivia, a mí me pareció una historia muy importante para contar la historia de aquellos luchadores, soñadores e idealistas que dieron todo por una causa. Como actor, era un desafío acompañar a un personaje desde su juventud hasta sus últimos días, un personaje que es torturado, que requiere un buen nivel de canto, presencia escénica, y también con el corazón abierto de un idealista.

ES: ¿Quiénes conforman el equipo a cargo de la producción de la película?

RP: La película será producida por ATÓMICA MARÍA, la productora que realizó la película boliviana “Fuertes”, actualmente en etapa de post-producción, película que trata de la Guerra del Chaco y la participación de los futbolistas del club The Strongest. La dirección estará a cargo de Oscar Salazar, quien justamente fue uno de los directores de la película “Fuertes”, que fue su ópera prima. Oscar es un director, productor y publicista, con más de 20 años de experiencia en el área de la publicidad y hace 10 años trabaja también como productor audiovisual. Yo creo que él es una joya de director porque no solamente tiene muy clara la parte de estructura y narración, sino también descubre la intimidad y la magia de los personajes y de las escenas.

ES: ¿Cuáles son los desafíos a nivel producción para la realización de la película?

RP: La vida de Nilo es una película que requerirá de cientos de locaciones, trajes de diferentes épocas, de los años 20’s, 30’s, 40’s, 50’s, 60’s, 70’s y 80’s en Bolivia. Y, se realizará una investigación de las paletas de colores, de los peinados, de cómo Bolivia ha ido cambiando en todos estos años, siguiendo la vida de Nilo Soruco.

ES: ¿Es una historia de amor, una historia de familia?

RP: La historia de Nilo, aparte de ser una historia emblemática de la política de Latinoamérica y de la constante lucha por la libertad, es una historia muy humana, en el sentido de que Nilo antes de ser el idealista, antes de ser el revolucionario, Nilo fue hijo, hermano, padre, esposo, y se ve cómo esta lucha incansable por una ideología que tal vez no llegará nunca a funcionar, Nilo deja mucho de lado todas estas relaciones. Entonces, la película explora cómo estos personajes: las hijas de Nilo, los padres, los hermanos, son afectados por este deseo casi innato de dar la vida por la causa.

ES: ¿Cuál es el alcance que esperan tener con esta película?

RP: Esta película por el tema, yo creo que puede llegar a muchos festivales y a muchas personas, especialmente para hablar con todos los países de Latinoamérica que están peleando por sus derechos.

Nilo es una película que nos hará reír, llorar y soñar, nos sumergirá en la cultura tarijeña, en su música, en su gastronomía, en sus locaciones, en su historia, en la sangre de Tarija. Y esta historia no solamente será una forma de exportar la cultura tarijeña, la cultura boliviana, sino también una forma de hacer retrospección de quiénes hemos sido, quiénes somos y hacia dónde vamos con respecto al respeto de los derechos humanos, a la libre expresión y pensamiento.

(*) Elisabeth Salazar es boliviana, actriz y managing Director de RBRAND Social Media Management.

  • Publicado en Artes
  • 0

“La más lejana medianoche”, nuevo libro de Ronald Rodríguez

Por Plaza Catorce

El próximo miércoles 3 de octubre, a las 19:00, en el Centro Simón I. Patiño, el escritor Ronald Rodríguez Gonzales presentará su nueva producción literaria. Se trata de “La más lejana medianoche”, una novela de ficción sobre el conflicto bélico en Afganistán y Siria, y que representa un drástico cambio en la temática hasta ahora explorada por el autor cochabambino.

Ganador del Premio Nacional de Literatura 2011, convocado por la Alcaldía de Santa Cruz, con su libro “El evangelio de las profundidades”, que tuvo como jurado a Homero Carvalho, Peter Levy y Pablo Deheza, Ronald Rodríguez publicó luego “El libro de las sombras” y "El mártir de los orígenes", los tres parte de "Hyperrealidad", donde habla sobre el ocultismo, la magia, la numerología, la simbología y la brujería, temas con los que logró conquistar a un amplio grupo juvenil.

Lejos ya del género de ciencia ficción y fantasía donde se encasilló su obra, ahora presenta este nuevo trabajo que tiene como protagonista a Esteban, hijo de un narcotraficante francés que en los años 80 del siglo pasado importaba cocaína de Bolivia hacia Francia y quien se involucra con una boliviana que lo rescata luego de ser abatido por la policía en el aeropuerto de El Alto. Producto de esta relación nace Esteban, bajo la condición de ser criado en Francia. Al cumplir tres años el niño es enviado con su abuela paterna y termina estudiando en la Sorbona y graduándose como ingeniero en seguridad de instalaciones corporativas. Ni bien termina su carrera especializado en desarrollar “análisis de escenarios de conflicto para anticipar contingencias, Esteban es contratado por una empresa de seguridad privada inglesa, dígase mercenarios, para trabajar en instalaciones de multinacionales en países de alto riesgo, como Sierra Leona, Afganistán, Irak, y Pakistán”, explica el escritor en una entrevista con Plaza Catorce.

Paralelamente a esta historia, nace una niña en Afganistán, Rahima, durante el bombardeo de Kabul bajo el régimen talibán, en el seno de una familia muy pobre y, odiada por su padre por ser mujer, la pequeña termina creciendo en una cárcel. “Ahí aparece otro personaje, Yaryna Pavlichenko, que es una ingeniera ucraniana que trabaja con empresas de instalaciones y servicios petroleros. La mujer tiene un know-how increíble sobre cómo manejar esos negocios, pero a la par desarrolla un interés humanitario por las mujeres y niños pobres en esos países donde están las mayores operaciones petroleras” y termina involucrada con Esteban y Rahima.

CÓMO NACE LA NOVELA

El origen de esta nueva novela de Rodríguez se remonta a principios de este siglo XXI, cuando el autor, entonces licenciado en Derecho, decide hacer una especialidad –en Santiago de Chile—en Derecho Corporativo con mención en Derecho Petrolero. “El estudio de los hidrocarburos es más un aspecto técnico y más que un aspecto técnico es un aspecto geopolítico. Entonces, mi diversión, mi hobby, mi gusto, era estudiar geopolítica”, cuenta. Una vez de retorno en el país, Ronald Rodríguez empezó a trabajar en Santa Cruz en la empresa Transredes (hasta que fue nacionalizada), por lo que siguió ahondando en el tema, además que como docente de la materia en postgrado y en pregrado, “tenía que contagiar a mis alumnos ese interés por ver cómo se manejaba el negocio del petróleo, que es un manejo geopolítico más que corporativo. Entonces, he estudiado 15 años la geopolítica de los hidrocarburos y un día decidí, después de terminar ‘Hyperrealidad-El libro de las sombras’ (novela anterior a ésta), que tenía que sacar todo ese conocimiento. Pero ese conocimiento todos los años cambiaba, cambiaba, cambiaba y cambiaba… Es tan dinámico el tema que me he concentrado solamente en la parte de los conflictos y la visión del personaje principal es la visión mía de los problemas”.

Si bien “La más lejana medianoche” fue pensada durante más de una década, recién comenzó a ser escrita el 2014  durante un proceso muy doloroso para el escritor. “Me divorcié, renuncié a mi trabajo en Santa Cruz, volví a Cochabamba, estuvimos solos con mi hija y fue un proceso en donde volví a encontrarme como persona, como hombre a lado de mi familia, que es mi hija. Entonces, ese proceso de identificación personal, de perdón, todo está en el libro. Ha sido mi escape emocional. Podría entenderse como una autobiografía novelada, pero es un mucho más doloroso el libro que mi vida, porque hay en la novela el trasfondo de la guerra que muchos ignoramos y esa ignorancia del problema es lo que quiero mostrar a través del libro, que es muy íntimo”.

  • Publicado en Libros
  • 0
Suscribirse a este canal RSS
Powered by OrdaSoft!
Banner 468 x 60 px