Claudia Gonzales Yaksic

Claudia Gonzales Yaksic

Concierto de Marianela Aparicio en CasaCor Bolivia

La reconocida pianista cochabambina Marianela Aparicio ofrecerá este miércoles 9 de mayo el concierto “Piano Vivo”, a las 20:00, en CasaCor Bolivia (avenida Mc Kenney Nº 353) de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. "Será un viaje de sensaciones por diferentes estilos musicales. Despertando todos los sentidos del oyente", afirmó la artista a la agencia de comunicación Souza Infantas.

Será una cita imperdible para los amantes de la música que desean disfrutar de un repertorio que incluirá diversos ritmos. Temas de Mozart, Chopin, Piazzolla hasta Ariel Ramirez serán interpretados por la cochabambina que radica en Santa Cruz hace algunos años.

“El  repertorio será muy ameno y escogido justamente para que se tenga un encuentro con varios hits de la música clásica y latinoamericana para piano”, detalla Marianela sobre este concierto que nació con la idea de que se pueda conocer más de cerca a la artista y los compositores que han sido importantes en su vida.

Marianela Aparicio Yuja es bachiller del Instituto Eduardo Laredo de Cochabamba y realizó sus estudios musicales en Bolivia, Cuba y Argentina, destacándose siempre a nivel nacional e internacional.  Su actividad musical  ha sido muy versátil y la ha desarrollado en Cuba, Chile, México, Venezuela, Argentina, Brasil, Francia, Polonia y Bolivia. En algunos de estos países ha dado recitales sola y en conjuntos de cámara; ha participado en festivales y también ha obtenido premios en concursos de piano (Francia, Brasil, Venezuela y Argentina).

También se ha consolidado como solista invitada por varias orquestas. En su repertorio se cuentan conciertos de distintos estilos musicales, desde Bach, Mozart, Chopin, Ravel, Rachmaninoff, Halas, Tchaikovsky hasta Gershwin.

Reynaldo Pacheco: ¿Cuándo Bolivia tendrá un incentivo al cine?

El actor boliviano Reynaldo Pacheco, que la semana pasada fue invitado de honor en la quinta edición de los Premios Platino del Cine Iberoamericano 2018, ha hablado en ese escenario de la necesidad de que Bolivia cuente con una Ley del Cine que “realmente incentive a cineastas internacionales, a co-producciones a venir y a trabajar con nosotros desde nuestro país hacia el mundo”.

“En Hollywood se empieza a hablar mucho de nuevas industrias de cine, como la República Dominicana que pasó la Ley de Incentivo del Cine, y donde hoy en día se realizan casi cien películas al año, entre independientes y comerciales; de la misma forma Colombia, después de haber hecho Narcos, la serie de Netflix; y Chile que se llevó este año el Oscar a Mejor Película Extranjera”, refirió el actor luego de asistir a esta gala que se realizó el 29 de abril en la Riviera Maya (México).

Pacheco contó que en su caso particular, tras diez años de trabajo en Los Ángeles (Estados Unidos), ha comenzado a contactarse con personas de la industria audiovisual que ha conocido en este tiempo, entre ellos Oliver Stone, Rob Schneider, Patricia Maya; que son personas que están muy interesadas en hacer cine en Bolivia. “Pero, como en todo lado, la pregunta es la siguiente: ¿Hay una ley de incentivo al cine?”, cuestionó el actor, quien durante su estadía en México se ocupó de abordar este tema. “De esta manera surgían conversaciones en las alfombras rojas, en los lujosos hoteles y en los escenarios de los Premios Platino, y la pregunta siempre era la misma: ¿Cuándo Bolivia tendrá un incentivo al cine?, para que todo el Cine Iberoamericano venga a disfrutar de nuestras locaciones y de nuestra gran mano de obra que, en comparación a otras industrias, es muy económica”, enfatizó.

“De la misma forma que yo soñé en llegar a Hollywood, desde las calles, los teatros, las cajas negras, donde empecé mi carrera de actor –dijo Pacheco–, hoy tengo el sueño de que Bolivia, mi país, se convierta en una sede de cine para toda Sudamérica. Yo creo que todo esto es muy posible y lo descubrí cuando yo llegué a Bolivia a filmar la película 'Our Brand' is Crisis con Sandra Bullock y vi el nivel de profesionalismo de nuestros cineastas y las ganas y el entusiasmo que teníamos los bolivianos, a tal punto que los mismos productores y el director de la película me decían que realmente en Bolivia se pueden hacer cosas muy hermosas con esas ganas, energía y entrega”.

A partir de esto, según cuenta Pacheco, él empezó a hacer sus estudios y se dio cuenta “de que muchos bolivianos ya habían trabajado en películas extranjeras como ‘Blackthorn’, ‘También la Lluvia’, a tal punto que acaba de llegar La Guerra de las Galaxias a filmar en el Salar de Uyuni. Entonces, es ahí donde yo desperté este sueño de que Bolivia se convierta en el nuevo Hollywood, para dar trabajo a colegas actores, cineastas y gente de la industria del cine”.

“Ya todos saben la calidad de producto que se puede hacer, ya todos saben las locaciones, la riqueza que tenemos para explotar, pero para que esto pueda suceder se necesita una ley que realmente incentive a cineastas internacionales, a co-producciones a venir y a trabajar con nosotros desde nuestro país hacia el mundo”, puntualizó Pacheco en una nota de prensa a la que tuvo acceso Plaza Catorce.

Sobre la invitación que recibió para asistir a la gala de los Premios Platino, Pacheco dijo que para él “fue realmente un honor ser uno de los invitados que represente a mi país Bolivia frente a esta industria del Cine Iberoamericano. Los Premios Platino son una celebración de nuestra cultura, de nuestra historia, de lo que somos como latinos hacia el mundo; y también se ha convertido en una de las plataformas más importantes de nuestro cine, ya que gracias a los Premios Platino películas que tal vez nunca antes hubieran podido ser descubiertas o discutidas, son el centro de conversación de familias en lugares muy alejados, consiguen distribución en cines, en plataformas de Internet, y es de esta forma que nuestro cine sigue enriqueciéndose y creciendo”.

Reynaldo Pacheco estuvo en Bolivia meses atrás para filmar la película “Fuertes”, una cinta nacional que combina una historia de fútbol que se desenvuelve en medio de la Guerra del Chaco. “Es así como empieza una nueva aventura de cine para mí, y es la primera vez que trabajo en una película boliviana, es la primera vez que verdaderamente me invitan a trabajar a una película en Bolivia y llego así a la película ‘Fuertes’. Y con esta película me involucro no solamente como actor, sino también como productor, para poder demostrar al mundo la calidad de producto que podemos hacer en nuestro país, cien por ciento boliviano”.

  • Publicado en Cine
  • 0

Pluralismo Cultural: Los Sikuris de Taypi Ayca–Italaque

Por Boris Bernal Mansilla y Nemecio Huanacu Calamani

La Constitución Política del Estado Plurinacional, en su artículo primero declara: “Bolivia se funda en la pluralidad y el pluralismo político, económico, jurídico, cultural y lingüístico”.

El Pluralismo Cultural trabaja aceptando las singularidades y practicando una tolerancia respecto de ellas: las singularidades se reconocen y coexisten, concurren en un nivel de interculturalidad. En ese marco es que se constituye la Ley de Declaración de Patrimonio Cultural, Inmaterial del Departamento de La Paz a la Música y Danza Autóctona de los Sikuris Mallkus de Taypi Ayka–Italaque del Municipio de Mocomoco de la provincia Eliodoro Camacho, materializada en la Ley Departamental No 080.

En el campo de la antropología de la música el investigador de instrumentos aerófonos bolivianos Arnaud Gerard, afirma: “No toda la música es universal, pues si, en el mismo género del sikuri existe una gran variedad, que van desde la vestimenta, acordes y tiempos musicales, medidas de sikus y bombos, filosofía, cosmovisión, etc…”.

En esta misma línea el investigador japonés Yutaka Aida encontró diferencias de velocidad, ritmo, armonía y vibrato, entre una y otra comunidad o región intérprete de Sikuri, Phusiri o Ayarachi: “La forma de Ejecución de los Sikuris de Taypi Ayca–Italaque es distinta a otros Sikuris”, menciona.

Por su parte el 12 de octubre de 2017 el presidente Evo Morales Ayma en el lanzamiento de la Marca País Corazón del Sur, afirmo: "La diversidad  y la identidad del país, es el orgullo del pueblo boliviano. Tenemos diversidad en la música y danza, no todas las Tarquedas o Sikuris son iguales, cada región tiene su particularidad”.

Con todo lo descrito queda más que comprobado que en el Sikuri no es universal y homogéneo. Existe una diversa y plural gama de Sikuris, no solo de forma sino de esencia (ontos). Y en este caso los Sikuri de Taypi Ayca-Italaque expresan en su axiología, ontología e epistemología sus particularidades, manifestadas en sus instrumentos, vestimenta, forma de interpretación y sentir.

Esta diversidad constituye la identidad y cultura de los pueblos. Homogenizar, universalizar e imponer una sola cultura sería pretender borrar la memoria ancestral de los pueblos Indígena Originario Campesino.

“Finger Food Gourmet” nuevo curso en Al-kemya

 

“Finger Food Gourmet” es el nuevo curso que este fin de semana se dictará en Al-kemya Cooking Experience, donde los participantes, bajo la guía de Pedro Guereca y Alessandra Spicchi, aprenderán las técnicas profesionales para preparar tapas, delikatessen, canapés y aperitivos para cualquier ocasión. Éste es el séptimo curso que se imparte, en lo que va del año, en Al-kemya. A pedido del público, a mediados de abril se repitió el curso de panes y pizzas porque mucha gente se quedó sin participar, ya que los cupos son limitados. “Generalmente son cursos quincenales que varían entre cinco a seis horas y a veces hasta siete”, dice Pedro Guereca en una entrevista con Plaza Catorce y explica que, por ejemplo, su curso de introducción a la cata de vinos de principios de abril pasado “ha sido muy bueno y ha tenido mucha expectativa”.

Además de este curso de Finger Food Gourment que se realizará este sábado 5 de mayo desde las dos de la tarde, Al-kemya prepara otro muy interesante sobre ahumados, “donde vamos a enseñar los procesos  de cómo hacer un ahumado saludable, porque tú puedes ahumar hasta con papel periódico pero no está dicho que sea un ahumado saludable. Hacer un ahumado saludable no es difícil pero requiere mucho cuidado, desde la elección de las maderas para ahumar y los métodos”, adelanta Pedro y también cuenta que otro curso que está preparando con mucho cuidado es uno de cocina creativa, “donde los participantes van a aprender a hacer sus propias creaciones culinarias con criterios bastante sólidos y racionales van a poder crear. Es decir, a través del uso de un ingrediente van a poder anticipar la sensación que va tener el plato en el comensal”.

Al-kemya es un proyecto que comenzó a gestarse en Cochabamba hace cuatro años, cuando Guereca y Spicchi tenían en la avenida Salamanca el restaurante-pizzería Degustibus. “Al-kemya se reabre con la misma óptica de la cocina de autor, pero además con un proyecto muy ambicioso --que se ha cristalizado después de cuatro años-- que es la formación gastronómica, pero la formación con un criterio técnico, antropológico (sin que esto parezca difícil) y amigable. Cocinar no es difícil, queremos hacer cocina responsable y una enseñanza responsable con un alto grado de enseñanza teórica y aplicación práctica; es decir, los alumnos queman su propio arroz”, explica Pedro.

Sobre la enseñanza, aclara que “cuando alguien enfrenta un reto gastronómico siempre está nervioso” pero que la idea de esta escuela es que si un practicante quiere hacer una ensalada se le enseña desde  escoger un buen ingrediente. “Lo tienen que oler, mirar y una vez que descubren cuales son las cualidades del ingrediente entonces pasan a la segunda fase que es la transformación. Todo empieza en el ingrediente, no hay un buen ingrediente y puedes ser el mejor cocinero del mundo y no pasa nada”, sentencia Guereca.

Según señala, “la experiencia de cocinar puede ser muy satisfactoria o muy frustrante, y es satisfactoria cuando ves que las cosas empiezan a salirte como te las esperas y eso lo hacemos a través de tutorías personalizadas, porque el número máximo de alumnos no supera los doce, a pesar que tenemos mayor capacidad, pero solamente de esa manera podemos a cada uno de los alumnos explicarle, tutorarle sobre sus experiencias, haciendo que esta experiencia sea amigable, divertida y altamente satisfactoria”.

Al-kemya está ubicada en Collpapampa (Tiquipaya) y sus propietarios quieren otorgarle un estilo de academia de cocina europea, empezando por el huerto de hierbas aromáticas que tiene. “No vamos hacia ninguna línea de cocina en general sino a cocina temática. Por ejemplo, tienes cursos de panes y pizzas, donde los estudiantes terminan horneando su propio pan. Lo importante es que usamos elementos de cocina normales, por ejemplo hornos no muy sofisticados, porque si tienes un horno muy sofisticado el alumno va a su casa y no puede extrapolar la enseñanza; en cambio, si tú le enseñas en un horno normal, similar al que toda la gente tiene, él va poder manejar todas las variables y saber por qué ha tenido éxito o por qué ha fallado, y eso es parte de la filosofía de enseñanza”.

Normalmente los cursos que se dictan en Al-kemya son impartidos por Alessandra y Pedro, pero también tienen profesores invitados. “Ahora estamos preparando una agenda, porque lo que hemos hecho hasta ahora es establecer la metodología que la estamos haciendo más eficiente y luego vamos a traer también profesores invitados. Tenemos un español que va enseñar a hacer paellas y algunas cosas de la cocina española; tenemos una chef de pastelería que va dar un curso de pastelería básica”.

Sin embargo, Al-kemya no es solo una escuela de cocina sino que a la par también es un restaurante que está abierto sólo los sábados y domingos. “En Al-kemya tú puedes comer cosas inéditas porque la mayoría son recetas nuestras, como la famosa lengua a los cuatro picantes, un plato muy aplaudido”.

Las personas interesadas pueden obtener más información llamando a los teléfonos 77927979 y 4316265.

Suscribirse a este canal RSS
Powered by OrdaSoft!
Banner 468 x 60 px