Claudia Gonzales Yaksic

Claudia Gonzales Yaksic

El escritor Maximiliano Barrientos dicta curso en Cochabamba

Con el objetivo de familiarizar a los escritores con dos elementos claves que estructuran los relatos de ficción: la acción dramática y el punto de vista; este viernes 24 y sábado 25 de noviembre, el escritor cruceño Maximiliano Barrientos ofrecerá en el Centro Simón I. Patiño de Cochabamba un taller sobre elementos estructurales de la narrativa de ficción.

“El curso hará hincapié en cómo los escritores abordan el texto narrativo, por lo tanto se debatirán cuestiones de forma y de estructura, no de interpretación”, señalan los organizadores de este taller que tiene un costo de 100 bolivianos.

Cada sesión tiene una duración de tres  horas y en la primera clase –que será el viernes de 16:00 a 19:00 horas-- se reflexionará sobre la acción dramática como componente esencial de todo relato. Se identificará en qué consiste la escena y el resumen. De ese modo, al final de la primera sesión los participantes tendrán la facultad de distinguir estos dos aspectos estructurales. También se leerá y analizará el ensayo de Flannery O´Connor “Para escribir cuentos”, y el de León Sumerlain, “La escena”; y se comentarán los cuentos “En los años 50”, de Leonard Michaels, y “Tonto y feo”, de Horacio Castellanos Moya.

En la segunda clase del sábado (de 9:30 a 12:30) se analizará el acceso a la información con el que se enfrenta el narrador y cómo se la maneja a través de la primera, la segunda y la tercera persona. Se debatirá sobre las ventajas y las limitaciones de cada uno de estos puntos de vista y se leerá el ensayo de Janet Burroway “El punto de vista” y los cuentos “Rock Spring” (primera persona), de Richard Ford; “Alma” (segunda persona), de Junot Díaz; “Una flor para Emily” (primera persona en plural), de William Faulkner; “Colinas como elefantes blancos” (tercera persona objetiva), de Ernst Hemingway, y “La vida que salves puede ser la tuya” (estilo indirecto libre), de Flannery O´Connor.

Además, el viernes a las 19:30, en la Biblioteca del Centro Patiño, Maximiliano Barrientos presentará su última novela titulada “En un cuerpo una voz”, publicada por Editorial El Cuervo.

El Trío Apolo y su aporte a la cultura boliviana

Miguel Ulises Jiménez (*)

 

El pasado miércoles primero de noviembre tuve la suerte de asistir al concierto del Trío Apolo en el Teatro Achá de Cochabamba, trío que, rodeado de un prestigioso panel de artistas invitados, estaba celebrando el diecinueveavo aniversario de su creación.

Cuando pienso en el aporte del Trío Apolo a la cultura musical boliviana, varias cosas me vienen a la mente. Primero su nombre, “Apolo” y las primeras misiones a la Luna, nos recuerda a todos que ningún país logra realmente un lugar en la historia de la humanidad sin un significativo aporte en el campo de las ciencias y de las artes. También viene a mi memoria el primer concierto (al cual asistí) en la Casa de la Cultura del joven y prometedor pianista Emilio Aliss --en la época de cuando él tenía unos 14 años de edad-- orgullosamente presentado por su maestro, don Mario Estensoro.

El Trío Apolo, fundado por el visionario Emilio Aliss, tiene a mi parecer el mérito principal de haber sido una de las primeras formaciones clásicas del país que osaron incluir música boliviana de concierto en sus presentaciones y grabaciones, no sólo limitándose a interpretar las pocas obras escritas existentes, sino sobre todo solicitando activamente partituras nuevas a cuanto compositor y/o arreglista nacional contemporáneo se les cruzara en el camino. Osadía, porque es bien sabido que abrir nuevos caminos no es optar por la facilidad, no solamente por tener que enfrentar a infaltables espíritus obtusos, sino sobre todo porque para incursionar en terrenos en los cuales poco o nada se conoce, hay que hacer gala de sincera humildad, pues especialmente para los músicos formados en conservatorio, es difícil admitir que no basta leer textualmente cualquier música para hacerla sonar bien. Habiendo seguido a este trío desde sus orígenes, después de su concierto esta semana, me dio mucho gusto constatar que el Trío Apolo está interpretando nuestros ritmos nativos cada vez con mayor propiedad.

El concierto fue también interesante por la diversidad y la calidad de los artistas invitados. Zulma Yugar, Estela Rivera, Dominique Iriarte y Carolina Maldonado deleitaron con su rica variedad de estilos, timbres y matices y los vientistas andinos Andrés Vargas y Carlos Alanes demostraron gran musicalidad y profesionalismo, interpretando quenas y zampoñas cromáticas en la obra del compositor José Antonio Navarro “El viento me está llamando”.

En cuanto a los grupos de danza presentes, aprecié particularmente la coreografía moderna sobre un ritmo de Cueca, propuesta por el coreógrafo Oscar Menchaca, director del grupo Estudio Cuerpos Libres.

¡Felicidades! Trío Apolo por sus diecinueve años de vida, sigan adelante por la senda que se trazaron. Ojalá que su ejemplo inspire a los músicos folcloristas bolivianos a retomar la música folclórica de concierto, hace demasiados años por ellos abandonada.

 

(*) El autor es músico compositor boliviano.

D’Chango, una de las bandas que estará en el Willka Irasu

Daniel Camacho (bajo), Adrián Salinas (batería), Rodrigo Baldivieso (guitarra) y Carlos Espinoza (voz), son los músicos que a principios de este año 2017, en la mágica ciudad de Cochabamba, han creado la agrupación D’Chango, una fresca y llamativa propuesta musical “de sonido cautivador que obliga al oyente a moverse con el Groove del funk/rock”.

La banda al momento cuenta con dos sencillos grabados y producidos por Tritono Estudios, de Alejandro Torrez, temas que se los puede encontrar circulando en las redes sociales de todo el país. Estos sencillos son “Memorias”, que ha tenido importante repercusión en las diferentes radios de Bolivia, e incluso ha llegado a los primeros lugares en los rankings de emisoras como: Stereo Hits Radio, Resistencia Rock Bolivia y Suena Bolivia, entre otras.

A principios de este mes de octubre, D’Chango lanzó su segundo sencillo: “Espanglish”, tema que ha contado con una buena acogida de parte de la crítica y que también ha generado polémica al estar su letra compuesta en español e inglés. Al momento, esta joven banda cochabambina se encuentra en proceso de grabación de nuevas composiciones para el lanzamiento de su primer disco.

Además, D’Chango es parte de las bandas que tocarán, este próximo sábado 28 de octubre en el Festival de Música Willka Irasu, que tendrá lugar en la plazuela Félix del Granado (Ecuador entre España y Baptista). En la oportunidad, D’Chango se presentará junto a las agrupaciones cochabambinas Rugir del León y Mal-Amén; y las chilenas Locktur, Desertus y Capitán Yote.

Nueva película de Martín Boulocq se estrena en Brasil

Este sábado 21 de octubre, en el marco de la 41 Mostra Internacional de Cinema São Paulo Int’l Film Festival, se estrena “Eugenia”, la nueva película del cineasta y realizador  cochabambino Martín Boulocq.

“La película, en la que estuvo trabajando durante los últimos tres años, es una coproducción con Brasil y está protagonizada por la actriz tarijeña Andrea Camponovo, esposa del director. El film se encuentra en la sección Perspectiva Internacional junto con directores de la talla de Philippe Garrel, Lucrecia Martel, Michael Haneke y Abbas Kiarostami, entre otros”, señala la productora de Boulocq en una nota de prensa.

“Eugenia” narra la historia de una mujer de clase media –que da nombre a la película­–, que decide dejar a su esposo, cambiar de ciudad y empezar una nueva vida. Según Boulocq, la película explora “un universo femenino muy particular”.

Esta cinta, que tiene una duración de 82 minutos y está hecha en blanco y negro, ha sido filmada en su mayoría en la ciudad de Cochabamba y tiene algunas escenas hechas en Tarija y otras en Mendrisio (Suiza).

Además de Andrea Camponovo en el protagónico, actúan Álvaro Eid, Alejandra Lanza, Simón Peña, Ricardo Gumucio, Alicia Gamio, Rafaela Mesquita y Emilio Lanza. El filma planea ser estrenado en Bolivia el próximo año.

La dirección y guion de “Eugenia” son responsabilidad de Martín Boulocq. En la producción está Andrea Camponovo, Boulocq y Rolando Lora. La co-producción tiene como responsables a los brasileños Beatriz Carvalho y Rafael Sampaio. La música es creación de Boulocq, lo mismo que el diseño de sonido que el cochabambino lo trabajó con Confraria de Sons & Charutos (Brasil).

  • Publicado en Cine
  • 0
Suscribirse a este canal RSS
Powered by OrdaSoft!
Banner 468 x 60 px