I Concurso Nacional Libro de Cuentos

Por Plaza Catorce

Este martes 31 de julio vence el plazo para la presentación de los originales para el primer Concurso Nacional Libro de Cuentos que el PEN-Bolivia lanzó meses atrás y que cuenta con el apoyo del Grupo Editorial Kipus y de ENDE Transmisión. El jurado de este concurso estará conformado “por tres relevantes intelectuales del medio, que no sean miembros de PEN-Bolivia o filiales. El fallo del jurado es inapelable. El jurado podrá declarar desierto el concurso”.  La ceremonia de premiación se realizará en los siguientes meses que quedan de este 2018, en una fecha que será fijada por los organizadores y será también anunciada en los medios locales y nacionales.

Según detalla la convocatoria, de este concurso podrán “participar todos los escritores bolivianos o extranjeros residentes en el país o bolivianos en el exterior, con una obra inédita, o que no esté concursando simultáneamente en otras convocatorias. La presentación de la obra debe ser en español, en tamaño carta, a doble espacio y en letra tamaño 12 puntos. El tipo de letra es Times New Roman. La obra de cuentos debe tener un mínimo de ochenta (80) páginas y un máximo de doscientas (200). La temática es libre”.

La convocatoria también señala que: “Se otorgará un premio en LOTE DE LIBROS por un valor de tres mil quinientos bolivianos (Bs. 3.500) otorgado gentilmente por ENDE TRANSMISIÓN en pro de la literatura nacional. Asimismo, se entregará al autor 10 ejemplares de la obra ganadora. El Grupo Editorial Kipus editará la obra ganadora y se reserva el derecho de comercializar el resto de la edición para cubrir costos de publicación. La editorial entregará treinta ejemplares del libro a PEN-BOLIVIA para difusión”.

Aquellas personas interesadas en participar, deben enviar un original de su libro de cuentos firmado con seudónimo y dos copias del mismo en un sobre cerrado que también debe contener “un disco compacto con una copia grabada del libro. Se debe incluir, también, en otro sobre cerrado, la información correspondiente al concursante: Seudónimo, nombre(s) y apellido(s) completos, número de documento de identificación, dirección, número de celular y correo electrónico, resumen de su bibliografía; y, deberá estar marcado con I Concurso Nacional de Libro de Cuento 2018 y seudónimo” y serán admitidos aquellos trabajos que ostenten el matasellos de origen con fecha igual o anterior a la citada.

Los libros de cuentos que vayan a este concurso deben ser enviados a la siguiente dirección:

I CONCURSO NACIONAL DE LIBRO DE CUENTOS PENBOLIVIA 2018

Edificio Comercial Center, 3er piso, oficina 4

Av. Santa Cruz 1274, entre Beni.

COCHABAMBA

Los trabajos recibidos no serán devueltos y finalizado el concurso se destruirá todas las propuestas una vez se conozca la obra ganadora.

  • Publicado en Libros

Convocan a la octava edición del Premio Internacional de Música Sacra Fernando Rielo

Con un concierto titulado “Seis siglos de música sacra”, celebrado en la Cripta de la Catedral de la Almudena de Madrid (España), la semana pasada la Fundación Fernando Rielo ha abierto la convocatoria de la VIIIª edición del Premio Internacional de Música Sacra Fernando Rielo. Para esta versión, los organizadores piden a los participantes la musicalización de “Las Bienaventuranzas (Mateo 5, 3-12)”, en castellano, o en latín, o en la lengua vernácula que escoja el creador.

Este certamen está abierto a compositores de cualquier país del mundo sin límite de edad. Las obras presentadas al premio, que deben tener una duración de entre 10 a 15 minutos, deberán estar escritas para coro mixto y orquesta de cámara (arcos, maderas, bronces). El plazo de admisión de obras cierra el próximo 30 de marzo de 2019. El fallo tendrá lugar en un concierto público que se celebrará en Madrid, en el mes de noviembre de 2019, en el que se interpretarán las obras finalistas y el ganador recibirá un premio de 5.000 euros, según detalla un correo electrónico enviado a Plaza Catorce por la citada fundación.

Este premio internacional de composición nació como iniciativa de Fernando Rielo, un filósofo, metafísico y escritor español (1923-2004), con el fin de promover la música sacra contemporánea, invitando de esa manera “a los compositores a expresar su honda vivencia espiritual o de la trascendencia que posee el ser humano”. En la versión del año 2017 participaron composiciones procedentes de Bélgica, Bolivia, Colombia, España, Estados Unidos, Italia y Reino Unido y la obra ganadora fue “Ave Ioseph”, del compositor madrileño Miguel Ángel Tallante.

Según destacan los organizadores, este premio está orientado a la música ya que –según insistía Rielo en vida—es el lenguaje de manifestación de la íntima relación del hombre con el Ser Supremo. “La música sacra –decía Fernando Rielo—es místico sentir del espíritu humano, que expresa su filial comunicación con Dios, invocada en la más cualificada armonía que puede producir la técnica comunicativa del lenguaje musical. El buen gusto, síntesis de la verdad, bondad y hermosura, lleva al artista a hacer confesión, por medio del talento o práctica musical, de su mística unión con Dios. El carácter sacro de la música solo es posible en virtud de la condición constitutivamente mística del ser humano. La calidad de la música sacra, no reducida exclusivamente a lo cultual o litúrgico, consiste en la mayor evocación carismática que, con cultivada técnica, ofrezcan a nuestra sensibilidad los más altos valores espirituales del hombre”.

Para más información sobre el premio y solicitud de las bases, pueden dirigirse al correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.; o descargarlas de la página web:  www.rielo.com.

Conoce a los diez finalistas del Basque Culinary World Prize 2018

Los peruanos Karissa Becerra y Virgilio Martínez, son los dos únicos chefs latinoamericanos que figuran entre los diez finalistas del Basque Culinary World Prize 2018, que reconoce con un premio de 100.000 euros a chefs de cualquier parte del mundo que tengan iniciativas transformadoras en áreas de innovación, tecnología, educación, medio ambiente, salud, industria alimentaria y desarrollo social o económico, entre otros.

En la lista de finalistas –que fue hecha pública este lunes 2 de julio en Nueva York— también se encuentran los nombres de Anthony Myint y Caleb Zigas (ambos de Estados Unidos); Dieuveil Malonga (Congo/Alemania); Ebru Baybara Demir (Turquía); Heidi Bjerkan (Noruega); Jock Zonfrillo (Australia/Escocia); Marc Puig-Pey (España) y Matt Orlando (Dinamarca/Estados Unidos). Cosme, el restaurante del chef mexicano Enrique Olvera en Nueva York, ha sido el lugar elegido para anunciar los nombres de las 10 personas finalistas, en un evento que ha estado presidido por el viceconsejero de Agricultura, Pesca y Política Alimentaria del Gobierno Vasco, Bittor Oroz; Joxe Mari Aizega director general de Basque Culinary Center, Leonor Espinosa ganadora de Basque Culinary World Prize 2017 y Enrique Olvera, miembro del jurado del Basque Culinary World Prize y anfitrión del evento. 

Durante la presentación de las 10 personas finalistas el viceconsejero de Agricultura, Pesca y Política Alimentaria del Gobierno Vasco Bittor Oroz ha subrayado que este “premio que se enmarca dentro de la Estrategia integral Euskadi - Basque Country, aspira a lograr que valores compartidos por la sociedad vasca como la cultura del esfuerzo, el compromiso, la capacidad de superación, la vocación innovadora y competitiva, la igualdad de oportunidades para mujeres y hombres se asocien a la imagen de Euskadi y se conviertan en nuestra tarjeta de presentación a nivel internacional”.

LOS FINALISTAS

La peruana KARISSA BECERRA es cocinera, escritora, diseñadora pero, sobre todo, una activista que busca transformar la relación que construimos desde la infancia con la comida. Formada en filosofía y antropología, Becerra enseña a niños y adultos a pensar aprendiendo a comer. Su proyecto más ambicioso es La Revolución, una asociación sin fines de lucro con un catálogo de actividades creativas dirigidas a conocer lo que comemos pero también a generar una conexión emocional entre las personas y los alimentos. Con los fondos que reúne con estos talleres -en los que han participado miles de niños, padres y educadores- Becerra está llevando la educación alimentaria a colegios de escasos recursos y presiona para introducirla en el temario curricular de la educación pública peruana.

Más que con sus restaurantes, el trabajo de VIRGILIO MARTÍNEZ se relaciona con una manera de entender y vivir la gastronomía en que la innovación, la investigación y el desarrollo se enlazan con los ecosistemas y los saberes ancestrales en un mismo eje. El chef del reconocido restaurante Central lidera, junto a su hermana Malena, un equipo interdisciplinario en Mater Iniciativa que está construyendo una plataforma de documentación, intercambio y experimentación con la que promueve, además, una visión particular de temas como la biodiversidad (medioambiental y social). Con MIL, un nuevo restaurante a más de 3.500 metros de altura frente a las ruinas incas de Moray, consolida un inspirador modelo de restauración e interacción con comunidades endémicas, a quienes integra en prácticas sostenibles de agricultura, intercambio de conocimiento y creación de diálogos multiculturales. Adicionalmente, Virgilio se aboca a estrechar vínculos entre los países de Latinoamérica generando encuentros entre nuevos talentos.

Desde un enfoque científico e innovador, ANTHONY MYINT (Estados Unidos) está demostrando que los restaurantes pueden ser un ejemplo en la lucha contra el cambio climático. Figura de la escena gastronómica de San Francisco con Mission Chinese Food, este cocinero es cofundador de ZeroFoodprint, una organización sin ánimo de lucro que asesora a negocios de comida para que minimicen o incluso eliminen la huella de carbono que producen. ZeroFoodprint evalúa todas las operaciones del restaurante que generan gases de efecto invernadero, desde el tipo de ingredientes utilizados, su transporte y manipulación, el uso de energía o el manejo de residuos, y desde ese diagnóstico les propone un plan con alternativas para mejorar su eficiencia sin provocar pérdidas económicas. Predicando con el ejemplo, en 2016 Myint inauguró The Perennial, un restaurante diseñado desde cero para evitar cualquier impacto ambiental. En 2018, 178 restaurantes de todo el mundo se comprometieron con este movimiento al compensar sus emisiones en el Día de la Tierra. 

CALEB ZIGAS (Estados Unidos) es el director ejecutivo de La Cocina, una incubadora social que desde hace más de una década convierte a personas de bajos recursos –sobre todo mujeres inmigrantes y afroamericanas- en propietarias de su propio negocio en San Francisco. Con un programa de formación y seguimiento de cinco años, La Cocina ha ayudado a establecer 30 micronegocios e impulsado unos 90. Su labor promueve un sector gastronómico más inclusivo e igualitario en un país donde las mujeres representan el 33% de propietarios de restaurantes y el 21% de jefes de cocina. Pastelero de profesión y graduado en Globalización y Cultura por la Universidad de Michigan, Zigas se formó sobre financiación de microproyectos en Bolivia colaborando con la ONG ProMujer. 

DIEUVEIL MALONGA, nacido en el Congo y criado desde los 13 años en Alemania, este joven chef aprovechó la notoriedad que le dio participar en Top Chef (Francia) para apoyar y visibilizar el talento gastronómico africano. Con su plataforma Chefs in Africa, fundada en 2016, Malonga asesora a cocineros y aprendices y los pone en contacto con empresas, academias, hoteles y restaurantes que les pueden reclutar o becar. Su objetivo es ofrecer una oportunidad a todos los jóvenes con vocación culinaria, como lo era él, para superar las barreras que actualmente enfrentan, como la falta de formación, de empleo y la discriminación. Más de 4.000 cocineros de países africanos o en la diáspora se han sumado a esta red. Instituciones como la Organización Mundial del Turismo y la Unesco apoyan su labor.

En Turquía, el país que acoge a más refugiados sirios (más de 3,5 millones de personas), está la infatigable chef EBRU BAYBARA DEMIR, quien utiliza la gastronomía como una herramienta para la integración. En sus iniciativas, Baybara Demir empodera a mujeres de ambos países y desmonta prejuicios realzando la riqueza que supone el intercambio cultural. Su último proyecto se sitúa en la provincia fronteriza de Mardin, cuya maltrecha agricultura quiere revitalizar como base para combatir el gran desempleo femenino y proteger las técnicas tradicionales de cultivo.  Hasta el año pasado fue una de las principales educadoras de “Harran Gastronomy Project”, un proyecto de ACNUR en el que 160 personas, sobre todo mujeres sirias y turcas, fueron formadas y 108 contratadas para cocinar en los campos de refugiados y otras instalaciones.

Figura culinaria de Noruega, HEIDI BJERKAN defiende un modelo de restaurante armónico con su entorno y una gastronomía comprometida con la realidad social. Su restaurante Credo opera en un sistema circular con los granjeros de los alrededores de Trondheim. De ellos recibe alimentos orgánicos cuyos desperdicios son luego convertidos en abono para los mismos campos. En 2017, esta ex chef  de la familia real noruega lanzó Vippa, una aceleradora social con la que brinda oportunidades de formación y trabajo a refugiados e inmigrantes. Bjerkan reconvirtió un antiguo almacén de pescado del puerto de Oslo en un bullicioso mercado de comida callejera. En sus stands, los participantes de Vippa cocinan y sirven sus platos a un público esencialmente joven que acude a disfrutar de un espacio de diversidad multicultural. 

El chef escocés JOCK ZONFRILLO está embarcado en la tarea de preservar una memoria alimentaria que se desvanece: la de los pueblos originarios australianos. Los últimos 17 años se ha dedicado a descubrir y reivindicar esta antigua cultura, excluida de la identidad culinaria nacional. En ese tiempo recorrió centenares de comunidades remotas y plasmó riquezas gastronómicas que sus habitantes le compartieron en el menú de su prestigioso restaurante Orana y en sus programas de televisión. Con la filosofía de “devolver más de lo que se recibe”, Zonfrillo puso en marcha en 2016 The Orana Foundation, cuyos objetivos abarcan desde el apoyo a las comunidades indígenas para la producción y comercialización justa de sus productos hasta la documentación de más de 10.000 ingredientes nativos y la investigación de nuevos usos.

Miembro del revolucionario equipo de cocina de elBulli durante casi dos décadas, MARC PUIG-PEY (España) decidió un día poner su creatividad al servicio de la ciencia y la salud. Responsable del Área de Cocina de la Fundació Alícia de Barcelona, el chef estudia y genera soluciones alimenticias para que niños y adultos con restricciones alimentarias puedan comer lo más sano y rico posible. Su liderazgo ha sido fundamental para el éxito de proyectos que han mejorado la vida cotidiana de personas enfermas. Se ha ocupado de diseñar recetas para pacientes que sólo pueden comer texturas modificadas; se ha implicado en la producción de videojuegos educativos y, más recientemente, en proponer preparaciones culinarias para las personas en tratamiento contra los diferentes tipos de cáncer. Estas guías son gratuitas y están disponibles para toda la población de forma on-line.

MATT ORLANDO (Dinamarca / Estados Unidos) es uno de los cocineros más influyentes en la lucha contra el desperdicio de alimentos. Con un enfoque innovador, Orlando demuestra que aprovechar al máximo ingredientes y recursos tiene más que ver con cambiar paradigmas y asumir lógicas circulares, que con “usar aquello que no tiene valor”. Para Orlando, todo lo que trae un producto tiene potencial y es menester del cocinero (no del ingrediente) probarlo. En su restaurante Amass promueve un ambiente de sana competencia entre su equipo para encontrar soluciones y técnicas nuevas, aunando la investigación y las armas de la alta cocina. Amass emplea insumos exclusivamente orgánicos y ha logrado reducir un 75% sus residuos en los últimos tres años. Ex mano derecha de Rene Redzepi, Orlando hace de su restaurante un recurso educativo, con talleres para que niños urbanos aprendan a plantar, cocinar y consumir vegetales. 

El 2 de julio se conocerá a los finalistas del Basque Culinary World Prize 2018

Este 2 de julio en un evento que tendrá lugar en el Restaurante Cosme, del chef mexicano Enrique Olvera, en Nueva York (Estados Unidos), se conocerán los nombres de los 10 finalistas del Basque Culinary World Prize 2018 (BCWP), un premio único y global de 100.000 euros otorgado por el Gobierno Vasco, en el marco de la Estrategia Euskadi-Basque Country y por Basque Culinary Center, que premia a chefs de todo el mundo que tengan iniciativas transformadoras en áreas de innovación, tecnología, educación, medio ambiente, salud, industria alimentaria y desarrollo social o económico, entre otros. 

En días pasados, el comité técnico del BCWP se ha reunido en el Basque Culinary Center de San Sebastián (España) para seleccionar a las 10 personas finalistas. “Durante una reunión a puerta cerrada, expertos internacionales han evaluado 140 candidaturas de 42 países; cifras que muestran un incremento en el número de nominaciones y en la diversidad de países de procedencia, respecto a las ediciones anteriores”, señala un comunicado de prensa emitido este lunes 25 de junio por los organizadores. 

El Comité Técnico que ha hecho la selección de los candidatos –en base al impacto que generan los proyectos presentados–, está formado por F. Xavier Medina, doctor en Antropología Social y director de la Cátedra UNESCO “Alimentación, Cultura y Desarrollo”; Jorge Ruíz Carrascal, catedrático en el Departamento de Ciencia de los Alimentos de la Universidad de Copenhague; Pia Sörensen, preceptora Superior en Ingeniería Química y Materiales Aplicados de la Universidad de Harvard y directora de su programa de Ciencia y Cocina; Carlos Zamora, cocinero, empresario y consultor español (nominado al BCWP en 2016) e Iñaki Martínez de Albéniz, doctor en Sociología y profesor de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU).

Este año ya en su tercera edición, el Basque Culinary World Prize celebra a una nueva generación de chefs que ejemplifican el poder transformador de la gastronomía. El ganador o ganadora del premio recibirá una dotación económica de 100.000 euros, que deberá destinar a un proyecto de su elección que exprese el poder transformador de la gastronomía. El año pasado la ganadora de la segunda versión fue la chef colombiana Leonor Espinosa, quien a través de su FunLeo (Fundación Leonor Espinosa. Gastronomía para el desarrollo) se ocupa de rescatar la cocina ancestral de las poblaciones sobre todo indígenas y afrocolombianas, impulsando procesos de crecimiento rural en marcos de soberanía alimentaria, canales de comercialización con pequeños productores, así como espacios para la educación, nutrición, emprendimiento y turismo en localidades étnicas.

En la edición inaugural del Basque Culinary World Prize en 2016, el premio fue otorgado a la chef venezolana María Fernanda di Giacobbe por su proyecto Cacao de Origen,  una iniciativa basada en la educación, el emprendimiento, la investigación y el desarrollo, que se articula en torno al cacao como fuente de identidad, cultura y riqueza económica en Venezuela, en donde le ha brindado oportunidades a mujeres en situación de vulnerabilidad económica, empoderándolas, capacitándolas y convirtiéndolas en microempresarias del chocolate.

“Esta tercera edición es necesaria para afianzar y seguir promoviendo los valores de calidad, excelencia, compromiso y vocación por la transformación que persigue el Basque Culinary World Prize. En el marco de la estrategia integral Euskadi-Basque Country, este premio ha contribuido a que Euskadi siga siendo referente de excelencia en gastronomía y se presente ante el mundo como un país con un modelo de calidad de vida y de cohesión social, como territorio innovador y competitivo”, ha señalado Bittor Oroz, viceconsejero de Agricultura, Pesca y Política Alimentaria del Gobierno Vasco. Por su parte, Joxe Mari Aizega, director General de Basque Culinary Center, ha subrayado que: “Profesionales del sector participaron desde todas las partes del mundo, ayudándonos a descubrir a cientos de personajes inspiradores, cuyos testimonies demuestran la amplitud que adquiere la gastronomía cuando toma forma de un movimiento amplio y diverso, capaz de generar impactos en distintas áreas de la sociedad. En su tercera edición el Basque Culinary World Prize constata su fuerza en una mayor implicación del gremio, un mayor número de nominados, un mayor alcance geográfico, pero sobre todo en la consolidación de un fenómeno contundente”.

Para el veredicto final, el jurado se reunirá en Módena (Italia) el 23 de julio, durante el encuentro anual del Consejo Internacional de Basque Culinary Center, para seleccionar al ganador o ganadora de entre los diez finalistas. El nombre será anunciado el 24 de julio y recibirá 100.000 euros que deberá destinar a un proyecto que ejemplifique los valores del premio.

Este año el jurado de este premio estará presidido por Joan Roca, e incluirá a reconocidos chefs como Gastón Acurio (Perú), Massimo Bottura (Italia), Michel Bras (Francia), Dominique Crenn (USA), Yoshihiro Narisawa (Japón) y Enrique Olvera (México), junto a Leonor Espinosa, ganadora del BCWP 2017 y a expertos en diferentes disciplinas como la escritora gastronómica Ruth Reichl, el realizador David Gelb, el artista JR, la historiadora gastronómica Bee Wilson y la diseñadora Isle Crawford.

El Basque Culinary World Prize es un premio creado y otorgado por el Gobierno Vasco en colaboración con Basque Culinary Centre y se enmarca dentro de la estrategia integral Basque Country. Una marca de país que partiendo de fortalezas y singularidades, posiciona Euskadi como actor global, referente de excelencia, como modelo de calidad de vida y de cohesión social, como territorio innovador y competitivo.

El Basque Culinary Center (BCC) es una institución académica pionera a nivel mundial dedicada a la educación universitaria y al desarrollo del potencial de la gastronomía, en relación con la investigación, la innovación y el emprendimiento. Desde su creación en San Sebastián en 2009 ha concentrado sus esfuerzos en crear un espacio interdisciplinario que contribuye a la profesionalización del sector.

Presentan tercera versión del Premio Internacional de Novela Kipus

En un acto especial realizado en el Salón de Honor de la Gobernación de Cochabamba, la mañana de este viernes 11 de mayo fue presentada la tercera versión del Premio Internacional de Novela Kipus 2018, dotado con 20 mil dólares americanos y que está abierto a escritores de todo el mundo, de habla hispana y mayores de 18 años.

“Esta tercera versión ha sido una decisión un poquito complicada. Les prometo que nos hemos tentado por hacer que estos 20 mil dólares signifiquen un premio nacional de novela y de cuento en nuestro país, diez mil dólares a novela y diez mil dólares a cuento; pero este premio yo creo que en sus dos primeras versiones ha sido motivo de experiencia, experiencia de la que justamente hemos aprendido muchas cosas. Es realmente complicado lanzar un evento como este, pero hemos decidido ahora que el Premio Internacional de Novela Kipus continúe y por mucho tiempo”, aseguró Pedro Camacho Guardia, gerente propietario del Grupo Editorial Kipus y creador de este premio.

Durante el acto, Pedro Camacho insistió en lo complicado que es producir una cantidad sensata de libros en un país de diez millones de habitantes como Bolivia, “peor cuando el hábito de lectura en nuestro país es bajo, como es en este momento”. Sin embargo, dijo que la Editorial Kipus hará el esfuerzo por mantener el premio y dijo que buscará apoyo de algunas otras instituciones  y “ojalá que algunos colegas puedan cooperar en esto que son los premios nacionales porque, creo, es importante apoyar a nuestros escritores y escritoras, porque a ellos justamente lo que los sostiene es la venta de sus libros y desafortunadamente este no es el mejor negocio”.

“Nosotros intentamos estar presentes en todos los eventos de cultura de nuestro país y fuera de nuestro país, y esto es cada más difícil y más complicado. Pero, sin embargo, vemos que realmente nuestros escritores y nuestras escritoras no tienen el retorno que ellos quisieran por hacer este trabajo, creo que los porcentajes de los derechos de autor que se les paga son realmente magros, pero lamentablemente, reitero, el negocio del libro es en este momento es más complicado”, insistió.

Pedro Camacho también aprovechó la oportunidad para felicitar a los escritores presentes en el acto de lanzamiento, ya que este 12 de mayo se celebra por primera vez en el país el Día del Escritor Boliviano. “Mañana se festeja el Día del Escritor y la Escritora Boliviana por vez primera en nuestro país y por eso es que quiero agradecer profundamente la presencia de muchos escritores en esta ocasión. Gracias por haberse dado tiempo, ya que este premio es al momento uno de los más importantes de nuestro departamento y nuestro país, porque trasciende nuestras fronteras y lo que es la palabra escrita de nuestro país. Quisiera nombrar a todos los escritores que están con nosotros porque creo que es importante reconocer a quienes están: Gonzalo Lema, Willy Muñoz, Adolfo Cáceres, Velia Calvimonte, Gaby Vallejo, Mabel Argote, Isabel Caero,  Aida Soria Galvarro, Gillermina Jofré, Ronnie Piérola, Celina Vargas, Hilda Velásquez, Cesar Verduguez y María Luisa Caero. Mañana recordamos el Día del Escritor y quiero felicitarles por adelantado… Muchísimas felicidades porque ustedes son parte importante de esta casa editorial, parte importante de la cultura de nuestro país y el trabajo que ustedes vienen desarrollando por supuesto que el Grupo Editorial Kipus va continuar ayudándoles y ustedes a nosotros”.

INCENTIVAR LA LECTURA

Durante el acto de lanzamiento del III Premio Internacional de Novela Kipus, el gobernador de Cochabamba, Iván Canelas Alurralde destacó el enorme esfuerzo que hace el Grupo Editorial Kipus por publicar el trabajo de los escritores bolivianos, pero lamentó que en el país se lea poco. “Ese es el otro gran problema, cada vez nuestros jóvenes leen menos, este aparatito (dijo Canelas enseñando su celular) es el que nos está arruinando la vida a todos, y esto ya nos está cambiando el lenguaje, ni siquiera nos ayuda en la ortografía porque está cambiando la mentalidad y la concepción de los jóvenes sobre todo,  y hay que trabajar en eso, en que nuestro jóvenes y nuestros niños lean”.

Con el propósito de incentivar a la lectura, Iván Canelas dijo que desde la Gobernación, por lo menos durante su gestión, se apoyan proyectos. “Respaldamos la iniciativa que tuvo el colegio Constantino Primero, con su director que incentiva a los niños a que escriban libros y cuentos… Los hemos apoyado y les hemos dicho que este año les vamos a editar dos libros nosotros como Gobernación. Quiero decirles que nosotros como Gobernación no tenemos plata para editar libros, lo hacemos de nuestros aportes. Yo les he pedido a los trabajadores, sobre todo a los secretarios y directores, cuánto pueden dar para editar libros, y ellos están dispuestos a dar cuotita y les vamos a editar dos libros este año a esos niños”, aseguró la primera autoridad de Cochabamba.

Canelas luego se dirigió a los escritores presentes y dijo: “Ustedes escriben y nosotros tenemos que hacer todos los esfuerzos para que la gente lea, sobre todo nuestros jóvenes, ese es el otro gran trabajo, por eso estamos aquí: primero para agradecer a Pedro (Camacho) por ese esfuerzo que hace todo el tiempo, porque él tiene su editorial y podría quedarse tranquilo con su editorial y listo. No, él ha creado este Premio Internacional de Novela para incentivar ese escrito. Ustedes son los creadores, ustedes son los que escriben, Pedro nos ayuda a editar, ahora habrá que pensar en que nosotros hagamos los esfuerzos necesarios para que nuestros jóvenes lean”.

  • Publicado en Libros

Tercera versión del Basque Culinary World Prize

Hasta el 31 de mayo próximo están abiertas las nominaciones para la tercera edición del Basque Culinary World Prize, el galardón mundial dotado con 100.000 euros que distingue a cocineras y cocineros con iniciativas transformadoras del mundo, que ha sido creado por el Gobierno Vasco y el Basque Culinary Center. “Profesionales de la gastronomía están invitados a nominar a chefs que hayan destacado en ámbitos como innovación, desarrollo social o económico, salud, educación, tecnología o medio ambiente, entre otros”, señala la nota de prensa que la entidad ha difundido este 19 de marzo.

Este premio, único y global, "celebra el alcance de la gastronomía cuando cocineros y cocineras en todo el mundo aprovechan su conocimiento, el liderazgo, la vocación emprendedora y la creatividad que les distingue para generar cambios transformadores en la sociedad".

Según la convocatoria, la ganadora o el ganador será elegido por un jurado conformado por algunos de los chefs internacionales más influyentes, miembros del Consejo Internacional del Basque Culinary Center, como Massimo Bottura (Italia), Joan Roca (España), Michel Bras (Francia), Dominique Crenn (Francia), Ferran Adrià (España), Enrique Olvera (México), Dan Barber (Estados Unidos), Yoshihiro Narisawa (Japón) y Gastón Acurio (Perú), además de prestigiosos académicos y expertos en otras disciplinas. Este año también formará parte del jurado la chef Leonor Espinosa (Colombia), ganadora de la pasada edición del Basque Culinary World Prize por el trabajo que ha llevado a cabo con su fundación FunLeo, recuperando productos y saberes ancestrales de comunidades afrocolombianas y conectándolas con consumidores urbanos.

Para participar en el premio, dice la organización, "los candidatos deben contar con una trayectoria en la cocina y ser nominados por otro profesional activo del gremio gastronómico, es decir, por algún cocinero, periodista, restaurador, productor, sommelier, investigador, escritor, etcétera o bien por instituciones del sector. En el caso de que usted conozca a un cocinero que esté desarrollando una labor transformadora, sin importar su nacionalidad y relevancia pública, le animamos a apoyarle nominándole para el premio. Las nominaciones puedes hacerse hasta el 31 de mayo a través de la página web www.basqueculinaryworldprize.com".

De la bases de esta convocatoria, el Basque Culinary World Prize enfatiza en que cualquier profesional del sector gastronómico puede nominar a tantos candidatos como desee; la información de quienes nominan se mantendrá protegida (ningún miembro ni del comité técnico ni del jurado sabrá quién nominó a quién).  Una vez recibida la información incluida en cada nominación a través de la web, la Secretaría del premio investigará y complementará cuanto haga falta, como entidad responsable de generar informes detallados sobre cada candidato, para la evaluación exhaustiva que hará tanto un comité técnico como el jurado. Los chefs no podrán nominarse a sí mismos. Los finalistas de las ediciones de 2016 y 2017 pueden volver a ser nominados. Miembros del Jurado o del Patronato del BCC no podrán ser nominados.

Premio Fernando Rielo tiene dos finalistas

Las composiciones de los españoles Marcos Mato Collazo (Santiago de Compostela) y Miguel Ángel Tallante Pancorbo (Madrid) han sido elegidas como finalistas del VII Premio Internacional de Música Sacra Fernando Rielo; obras que han sido seleccionadas entre otras procedentes de Bélgica, Bolivia, Colombia, España, Estados Unidos, Italia y Reino Unido.

Las dos creaciones serán interpretadas en un concierto público que tendrá lugar en Madrid, el próximo 25 de octubre, por la orquesta Camerata del Arte y el coro Koiné Ensemble que serán dirigidos por el maestro Ignacio Yepes, según ha difundido este 12 de junio el Gabinete de Prensa de la Fundación Rielo.

Tras la audición, el Jurado --compuesto por músicos de reconocido prestigio en España y fuera de sus fronteras, que ha destacado la gran calidad de las obras finalistas--, proclamará la galardonada con el VII Premio Internacional de Música Sacra Fernando Rielo, dotado con 5.000 euros.

Sobre los finalistas

Marcos Mato Collazo (1988), tiene formación en composición, armonía y contrapunto con el compositor y musicólogo Joam Trillo, y también cuenta con el Grado Superior de la especialidad de Percusión en el Conservatorio Superior de Música de La Coruña. “Se ha interesado igualmente por la construcción de instrumentos de percusión con materiales reciclados, siguiendo un taller dictado por Alberto Carreño. Ha seguido cursos y seminario de: Film Music y de Arranging, Orchestration and Production for Pop Music en el Leeds College of Music, en Gran Bretaña; iniciación y recursos para la educación a niños con autismo; dirección coral, canto y técnica vocal, organizado por el coro Camerata Ad Libitum; y de Percusión”. Además, Mato Collazo tiene un diplomado en Magisterio Musical por la Universidad de Santiago de Compostela y amplia experiencia en grabaciones de estudio, edición de partituras, composición, arreglos y transcripciones. Desde 1998 viene formando parte de distintas bandas de música, orfeones, grupos musicales y corales.

Miguel Ángel Tallante Pancorbo (1946), es titulado por el Real Conservatorio Superior de Madrid en los instrumentos de piano, violín y composición; y ha obtenido varios premios y distinciones que le han permitido estudiar en Francia y Bélgica. Becado por diversos organismos oficiales se especializa en música de cámara e histórica y en instrumentos antiguos, y muy concretamente en órgano y clave.

Como compositor ha creado una larga producción para televisión --aparte de música de creación pura--, pero es en Televisión Española donde ha desarrollado principalmente esta labor: desde los memorables “Estudio 1”, y el largometraje El Sueño del Mar, hasta series más actuales (Los Pueblos, Un País en la Mochila, Las Claves del Románico, Memoria de España, etc.) pasando por todo tipo de programas y sintonías.

Tallante Pancorbo tiene varios premios en su haber y ha llevado su música por varios países de Europa y América, participa habitualmente con orquestas, coros, grupos de cámara y solistas. Además, es director-fundador de Pro Mvsica Antiqva de Madrid.

Concurso para cocineros

El año pasado, en España, se creó el Basque Culinary World Prize, “un premio internacional que reconoce a cocineros y cocineras de cualquier parte del mundo con iniciativas transformadoras y  que usan la gastronomía para mejorar su sociedad”.

La finalidad de este premio, cuya recepción de postulaciones para su segunda edición cierra este 2 de mayo próximo, es destacar “el trabajo de hombres y mujeres que deciden aprovechar la cocina para incidir en su sociedad, bien a través de alguna innovación culinaria, o de proyectos vinculados con temas culturales, de responsabilidad social, sostenibilidad o desarrollo económico; así como de iniciativas que, en general, impacten positivamente la industria alimentaria”.

El ganador recibirá 100.000 euros, dinero que –sin embargo-- deberá donar a un  proyecto de su elección que exprese el poder transformador de la cocina.

El jurado de este premio está presidido por el reconocido chef español Joan Roca, y compuesto por miembros del Consejo Internacional del Basque Culinary Center, tal el caso de Gastón Acurio (Perú), Ferran Adrià (España), Massimo Bottura (Italia), Dominique Crenn (Estados Unidos), Yoshihiro Narisawa (Japón), Enrique Olvera (México) y la venezolana Maria Fernanda Di Giacobbe, ganadora del Basque Culinary World Prize 2016.

También son parte del jurado expertos en otras disciplinas como la novelista mexicana Laura Esquivel (autora de Como agua para el chocolate); Kirmen Uribe, renombrado novelista, poeta y guionista vasco, y Cristina Francini, experta en Derecho Internacional y Derechos Humanos.

Para participar en el premio, los candidatos deberán ser nominados por otro profesional activo del gremio gastronómico, es decir, por algún cocinero, restaurador, productor, sommelier, investigador, escritor, periodista gastronómico, o por instituciones del ámbito gastronómico.

Detalles en www.basqueculinaryworldprize.com

 

 

Suscribirse a este canal RSS
Powered by OrdaSoft!
Banner 468 x 60 px