Concierto de Marianela Aparicio en CasaCor Bolivia

La reconocida pianista cochabambina Marianela Aparicio ofrecerá este miércoles 9 de mayo el concierto “Piano Vivo”, a las 20:00, en CasaCor Bolivia (avenida Mc Kenney Nº 353) de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. "Será un viaje de sensaciones por diferentes estilos musicales. Despertando todos los sentidos del oyente", afirmó la artista a la agencia de comunicación Souza Infantas.

Será una cita imperdible para los amantes de la música que desean disfrutar de un repertorio que incluirá diversos ritmos. Temas de Mozart, Chopin, Piazzolla hasta Ariel Ramirez serán interpretados por la cochabambina que radica en Santa Cruz hace algunos años.

“El  repertorio será muy ameno y escogido justamente para que se tenga un encuentro con varios hits de la música clásica y latinoamericana para piano”, detalla Marianela sobre este concierto que nació con la idea de que se pueda conocer más de cerca a la artista y los compositores que han sido importantes en su vida.

Marianela Aparicio Yuja es bachiller del Instituto Eduardo Laredo de Cochabamba y realizó sus estudios musicales en Bolivia, Cuba y Argentina, destacándose siempre a nivel nacional e internacional.  Su actividad musical  ha sido muy versátil y la ha desarrollado en Cuba, Chile, México, Venezuela, Argentina, Brasil, Francia, Polonia y Bolivia. En algunos de estos países ha dado recitales sola y en conjuntos de cámara; ha participado en festivales y también ha obtenido premios en concursos de piano (Francia, Brasil, Venezuela y Argentina).

También se ha consolidado como solista invitada por varias orquestas. En su repertorio se cuentan conciertos de distintos estilos musicales, desde Bach, Mozart, Chopin, Ravel, Rachmaninoff, Halas, Tchaikovsky hasta Gershwin.

Pluralismo Cultural: Los Sikuris de Taypi Ayca–Italaque

Por Boris Bernal Mansilla y Nemecio Huanacu Calamani

La Constitución Política del Estado Plurinacional, en su artículo primero declara: “Bolivia se funda en la pluralidad y el pluralismo político, económico, jurídico, cultural y lingüístico”.

El Pluralismo Cultural trabaja aceptando las singularidades y practicando una tolerancia respecto de ellas: las singularidades se reconocen y coexisten, concurren en un nivel de interculturalidad. En ese marco es que se constituye la Ley de Declaración de Patrimonio Cultural, Inmaterial del Departamento de La Paz a la Música y Danza Autóctona de los Sikuris Mallkus de Taypi Ayka–Italaque del Municipio de Mocomoco de la provincia Eliodoro Camacho, materializada en la Ley Departamental No 080.

En el campo de la antropología de la música el investigador de instrumentos aerófonos bolivianos Arnaud Gerard, afirma: “No toda la música es universal, pues si, en el mismo género del sikuri existe una gran variedad, que van desde la vestimenta, acordes y tiempos musicales, medidas de sikus y bombos, filosofía, cosmovisión, etc…”.

En esta misma línea el investigador japonés Yutaka Aida encontró diferencias de velocidad, ritmo, armonía y vibrato, entre una y otra comunidad o región intérprete de Sikuri, Phusiri o Ayarachi: “La forma de Ejecución de los Sikuris de Taypi Ayca–Italaque es distinta a otros Sikuris”, menciona.

Por su parte el 12 de octubre de 2017 el presidente Evo Morales Ayma en el lanzamiento de la Marca País Corazón del Sur, afirmo: "La diversidad  y la identidad del país, es el orgullo del pueblo boliviano. Tenemos diversidad en la música y danza, no todas las Tarquedas o Sikuris son iguales, cada región tiene su particularidad”.

Con todo lo descrito queda más que comprobado que en el Sikuri no es universal y homogéneo. Existe una diversa y plural gama de Sikuris, no solo de forma sino de esencia (ontos). Y en este caso los Sikuri de Taypi Ayca-Italaque expresan en su axiología, ontología e epistemología sus particularidades, manifestadas en sus instrumentos, vestimenta, forma de interpretación y sentir.

Esta diversidad constituye la identidad y cultura de los pueblos. Homogenizar, universalizar e imponer una sola cultura sería pretender borrar la memoria ancestral de los pueblos Indígena Originario Campesino.

Más de 1.000 músicos participaron del Festival “Misiones de Chiquitos”

El Coro Arakaendar y Les Passions fueron los encargados de ponerle el punto final a la duodécima versión del Festival Internacional de Música Renacentista y Barroca Americana “Misiones de Chiquitos”, que comenzó el 13 de abril y concluyó este domingo 22. “La presentación de los músicos bolivianos y franceses, que se realizó en la parroquia San Roque de la ciudad de Santa Cruz, marcó el cierre de un encuentro que una vez más se vio fortalecido por el respaldo del público. Más de 50.000 personas asistieron a los diferentes conciertos que se realizaron en Santa Cruz, Tarija y Chuquisaca”, según informó ayer, a través de un comunicado de prensa, la agencia de comunicación Souza-Infantas.

En este festival, que reunió a más de 1.000 músicos integrantes de 60 diferentes grupos provenientes de 17 países, participó la Orquesta Filarmónica de Bolivia (OFB), con sede en Cochabamba y dirigida por el maestro Miguel Ángel Salazar Hidalgo. La OFB se presentó junto al solista internacional y director invitado, el violinista italiano Francesco Senese, miembro de la Lucerne Festival Orchestra y Asistente de Concertino de la Orchestra Mozart de Bolonia, ambas fundadas por Claudio Abbado.

Luego, la OFB se presentó los días 15, 16 y 17 de abril en las localidades chiquitanas de San Rafael, San Miguel y Concepción, y el 18 finalizó su gira con un concierto en la Iglesia San Roque de la capital cruceña. Además de los conciertos, la OFB propició en Tarija talleres dirigidos a los jóvenes de la Orquesta Académica de Tarija, que fueron dictados por Francesco Senese y Sebastian Forero, éste último cellista colombiano.

El Festival Internacional de Música Renacentista y Barroca Americana “Misiones de Chiquitos” comenzó el 13 de abril y se prolongó a lo largo de diez días. Los recitales se encargaron de llevar música barroca y renacentista a diferentes rincones, desde las capitales Santa Cruz de la Sierra y Tarija, hasta las poblaciones de Chiquitos que forman parte del circuito misional; Camiri en el Chaco y Santa Rosa en Chuquisaca.

Según el reporte de Souza-Infantas, “los grupos participantes llegaron desde lugares tan diversos como Alemania, Polonia, Inglaterra, Italia, Suiza, España, Francia, México, Estados Unidos, Japón, Corea del Sur, Argentina, Paraguay, Brasil y Chile; además del anfitrión Bolivia”. Destacó también la participación de niños y jóvenes de comunidades indígenas de Urubichá, Palmarito y comunidades chiquitanas, “ratificando que el proceso de conformación de coros y orquestas que comenzó hace más de dos décadas sigue dando frutos”.

Entre los músicos invitados resaltó la orquesta Julliard415, el grupo internacional de la escuela de Música Juilliard de Nueva York, uno de los conservatorios más prestigiosos del mundo, que por vez primera participó en este festival y luego, el pasado martes 17 de abril, el grupo estuvo en Cochabamba para ofrecer un concierto en el marco de la inauguración del restaurado Convento de Santa Teresa.

Desde el punto de vista artístico destacaron los reestrenos mundiales, tal fue el caso de la Sinfonía de La Plata y el Divertimento Concertante 43, ambas obras del compositor Pedro Ximénez de Abrill y Tirado, quien nació en Arequipa en la época Colonial; y en 1833 llegó a Bolivia contratado por Andrés de Santa Cruz.

Las coproducciones también formaron parte de la cita. Dos de ellas fueron las que realizaron Música ALcheMIca (España) con la Orquesta Municipal San José de Chiquitos (Bolivia); y Arakaendar (Bolivia) con Les Passions (Francia).

“Gracias a todos por ser parte de este Festival. Estamos satisfechos de haberlos tenido y de haber compartido con todos ustedes. Hemos sido testigos del Festival más grande de todos los que hemos realizado”, dijo Sarah Mansilla, presidente de la Asociación Pro Arte y Cultura (APAC), institución que organiza el evento desde sus inicios, en el año 1996.

Barrio Latino en la Tirana y Olé

La conocida banda Barrio Latino, se presentará el viernes 6 de abril en la Tirana y Olé. Un concierto esperado  por todos los amantes de la salsa, el latín jazz y el son cubano tradicional.  Una interesante característica de este grupo cochabambino, es la exploración de la música tropical a través del lenguaje del jazz. Para la ocasión,  Barrio Latino presentará un recorrido musical con los mayores íconos del género: un viaje que inicia con canciones de Rubén Blades, Héctor Lavoe, Tito Puente, Celia Cruz, Polo Montañez y Oscar de León (por mencionar algunos), y que pasando por el oriente cubano, nos regala la música de soneros de la talla de buena Vista Social Club.

Cabe mencionar, que la banda cuenta con varias composiciones que gozan de una gran aceptación, entre las cuales destaca la “Cumbia de Contrabando”, canción de la cual actualmente se está realizando el videoclip oficial.

Barrio latino esta conformado por músicos cochabambinos de amplia trayectoria entre los que podemos citar a Ruddy Barrancos en el saxo alto,  Jorge Claros en el saxo tenor,  Tamya Guereca en el piano, Germán Gonzales en los timbales, Miguel Crespo en las congas,  Pedro Guereca en la voz y, por último, con mucho placer, la banda presenta a su nuevo integrante: Hugo de La fuente en el bajo.

Entonces, la invitación para disfrutar una noche especial con la música de Barrio Latino y la cocina del chef David Carranza en la Tirana y Olé, es este viernes desde las 22:00.

Joaquín Delemoine Blues Band en Oasis de Dalí

Joaquín Delemoine es uno de los mejores guitarristas de blues que vive en Cochabamba y la noche de este viernes 16 de marzo desde las se presentará en Oasis de Dalí (España casi Mayor Rocha) junto a otros dos buenos músicos: El Rayas (bajista de la Tiquipaya Golden Blues Band) y Román Gonzales en la batería. Con ellos interpretará sus creaciones  y temas clásicos de compositores como B.B. King, Magic Sam, Otis Rush, Buddy Guy, Earl Hooker y T-Bone Walker, entre otros.

El año pasado Joaquín se fue a vivir a Estados Unidos, donde grabó un disco y se presentó periódicamente en varios espacios. “En Colorado no tuve banda estable pero llegué a conocer varios músicos y contrataba a los que tenían espacio en sus calendarios. Tocaba un par de veces al mes. Mi lugar favorito era El Chapultepec Jazz Bar. Antes era solo jazz pero ahora también le meten blues. Ahí, todos los mejores de los ‘40s-‘50s, Miles Davis, Sinatra, etcétera, tocaron y tenía su magia estar en ese escenario”, cuenta Joaquín en una entrevista con Plaza Catorce.

Su estadía en Estados Unidos estuvo buena y productiva. “Me metí esta vez en la escena de Blues en Denver, Colorado. Formaba mis bandas con muy buenos músicos sesionistas, tocaba un par de veces al mes y había buenos blues jams durante la semana. Grabé un EP en Washington DC y unos sencillos en Colorado. Me encanta el sonido más vintage, así que fui para ese estilo de blues. Mucho de blues estos días es rock escondido como blues. Estoy re-masterizando el EP para sacarlo con el disco que voy grabando. Espero debutarlo para fines de mayo”, detalla el músico.

 “Mi gusto de blues –dice Joaquín– nació escuchando a varios de rock clásico. Jimi Hendrix, Eric Clapton, Rolling Stones, etcétera. De ellos, siempre me gustaban los temas más bluseros. Cuando investigaba sobre los temas me di cuenta que eran covers o inspirados por los originales de lo que escuchaban. Hablaban de gente como Freddie King y Elmore James como si fueran dioses. Así que empecé a escuchar y sí, hay un manierismo y sutileza de los originales que es fascinante. La manera de frasear, el espacio entre las notas. Los tonos de las guitarras y amplificadores. Más puro”.

Black History Month en Cochabamba

En Estados Unidos febrero es el mes destinado a recordar la cultura afroamericana, lo que en inglés se conoce como Black History Month. En Cochabamba, la Embajada de los Estados Unidos de América y el Centro Boliviano Americano (CBA) conmemoraron este mes con un concierto gratuito de los Huntertones y la inauguración del Programa New Horizons 2018, con el que se benefician decenas de jóvenes afrobolivianos.

“Esta es una ocasión especial porque es la inauguración del Programa New Horizons que abre horizontes universitarios a 21 jóvenes de la Comunidad Afroboliviana en Cochabamba para aprender inglés en el CBA. Estoy segura que este programa les va servir. Estamos muy orgullosos y felices por ustedes”, dijo Lia N. Miller, agregada Cultural de la Embajada de Estados Unidos en Bolivia, durante el acto en el que se recordó el Black History Month y que se realizó la semana pasada en el Centro Boliviano Americano.

“Primero vamos a empezar dando gracias a Dios por todos los beneficios que nos da y también agradecer a las instituciones que hacen presente que nuestros sobrinos, hijos, nietos, estén aprendiendo el idioma inglés que es tan importante para cada uno de nosotros. Agradecer a la Fundación Martin Luther King que es el encargado de hacernos llegar las becas”, dijo por su lado Martina Barra, representante de la Comunidad Afroboliviana Cochabamba.

Doña Martina también pidió “a cada uno de los estudiantes que se comprometan y que no abandonen (los cursos de inglés)… Si estamos recibiendo la beca, seremos un poco más responsables y seguiremos aprendiendo que esto es en beneficio de todos nosotros”.

HUNTERTONES

La banda de jazz fusión Huntertones (http://www.huntertones.com) se creó en la Universidad estatal de Ohio (Columbia, Estados Unidos) hace cuatro años y está integrada por Dan White (saxofón), Jon Lampley (trompeta), Chris Ott (trombones y beatbox), Josh Hill (guitarra), John Hubbell (batería) y Adam DeAscentis (bajo). Ellos ya han viajado por varios países de Norte y Sudamérica, Europa y África llevando sus composiciones y haciendo performances de músicos famosos. Por ejemplo, en el concierto gratuito que ofrecieron en el CBA de Cochabamba,  hicieron un especial de las mejores canciones de Michael Jackson y también una versión en jazz fusión de la canción de Los Kjarkas “Llorando se fue”, que conquistó a toda la audiencia. Y al cerrar el espectáculo tocaron junto a la Saya Afroboliviana.

“La ciudad es hermosa, la gente es muy amistosa y la comida es muy buena”, dijo a Plaza Catorce Jacobo Volkmar, manager de los Huntertones. Sobre su estadía en Cochabamba, Dan White, saxofonista de los Huntertones, habló sobre lo importante que es para estos talentosos músicos conocer otros países, otras culturas y otros ritmos musicales para poder nutrirse de cosas nuevas. Esto en referencia a las dos clases magistrales que dieron en la ciudad, una abierta al público y otra a los alumnos del Instituto Eduardo Laredo.

Marcos Puña con nuevo disco y varios desafíos

El guitarrista orureño Marcos Puña comenzó su año laboral 2018 en el Centro Boliviano Americano de Cochabamba, dictando el IX Curso de Guitarra Clásica, del que participaron 17 alumnos de diferentes edades, de las ciudades de Santa Cruz, La Paz y Oruro.

“Habíamos empezado con el Centro Boliviano Americano en 1998, en esa época yo estaba viviendo en Uruguay y estudiando guitarra, y nació con la entonces coordinadora cultural del CBA, Silvia de Quiroga, la idea de hacer este curso más o menos cada dos años”, cuenta Marcos Puña en una entrevista con Plaza Catorce. Si bien el curso no continuó regular por diversos factores, hace unos años que se realiza cada dos años, siempre en el Centro Boliviano Americano de Cochabamba.

Este 2018 el curso se desarrolló el 12, 13 y 14 de enero, oportunidad en la que los participantes aprendieron cosas básicas: cómo sentarse, funcionamiento básico de las manos, la lectura musical; recibieron clases personalizadas y charlas sobre temas relacionados con el manejo de las manos y los brazos durante la ejecución de la guitarra. “En general el guitarrista piensa en los dedos, pero en realidad es todo un complejo motor en el que interviene todo el cuerpo”.

EDUCACIÓN Y NOVENO DISCO

Para este nuevo año 2018, Marcos Puña tiene varios desafíos. Por un lado y después de un año sabático, retoma la dirección de la Orquesta de Guitarras del Conservatorio Plurinacional de Música de La Paz. Además, hace unos días asumió por primera vez el cargo de Jefe de Carrera de Guitarra del mismo conservatorio. “Hay que optimizar el rendimiento académico de las futuras generaciones”, dice Marcos Puña, quien ahora tendrá a su cargo a 120 estudiantes y 11 profesores.

Por otro lado, el 23 y 24 de marzo próximo también en la ciudad de La Paz, Marcos Puña, con la Sinfónica del Conservatorio Plurinacional de Música, dirigida por el maestro Ramiro Soriano, presentarán la "Suite Boliviana" de Atiliano Auza, "que es uno de los únicos tres conciertos que existen para guitarra con instrumentos bolivianos”, explica el artista.

Para los meses que siguen Marcos Puña también está preparando la presentación de su noveno disco, que lo llevará a hacer una gira nacional por diferentes ciudades del país y también por Uruguay, Argentina y España. “El nuevo disco que acabo de grabar es un homenaje al gran guitarrista español Andrés Segovia, que ha sido el más importante guitarrista clásico en el siglo XX”, señala Marcos y cuenta que entre las piezas que componen este nuevo disco figuran obras dedicadas a Segovia y hechas por grandes compositores como Federico Moreno Torroba, Manuel Ponce y Albert Roussel, éste último un compositor francés “que ha sido el primer en dedicar música a Segovia. De esta manera estoy empezando un ciclo de discos que son a manera de homenajes a lo más representativo que han tenido algunos grandes de la guitarra, primero es Segovia después hacer de otros como Agustín Barrios por ejemplo”.

Estrenan dos obras para cello de compositores cochabambinos

El cuarto Taller de Ensemble de Cellos que es organizado por cuarto año consecutivo en Cochabamba por Eduardo Vargas, cierra este domingo 21 de enero con el estreno mundial de dos obras para cello compuestas por los maestros cochabambinos Sergio Vargas y Luis Moya, piezas que serán ejecutadas a partir de las siete de la noche en el Teatro Achá, por treinta músicos venidos de varias ciudades del país.

“Este año tenemos 30 cellistas que vienen de La Paz, Santa Cruz, Sucre, Oruro, Tarija y Cochabamba. Entre ellos niños empezando de los ocho años, pero la mayoría son estudiantes de edad colegial y del nivel superior. También tenemos un número de cellistas profesionales, adultos, algunos de ellos con licenciaturas y maestrías en cello en universidades de Estados Unidos y Europa”, cuenta Eduardo Vargas en una entrevista con Plaza Catorce.

Entre los participantes están integrantes de la Orquesta Sinfónica Nacional de Bolivia, de la Filarmónica de Cochabamba, de la Filarmónica de Santa Cruz, profesores del Conservatorio Nacional de Música, de Bolivia Clásica, del Instituto Laredo y de la Academia Man Cesped, entre otras instituciones.

“Tenemos aquí agrupadas una gran cantidad de experiencias y niveles. Entonces, cuando juntamos músicos de todos estos niveles, lo que sucede es que hay una interacción muy dinámica donde todos estamos aprendiendo de todos; porque como la música no es una ciencia exacta, en realidad hay cosas que los estudiantes, niños o jóvenes de pronto, nos pueden enseñar a los demás. En música la sensibilidad es un factor muy importante, entonces el intercambio de experiencias, de conocimiento y de habilidades técnicas es muy interesante”, dice Vargas.

REPERTORIO DEL CONCIERTO

El repertorio del concierto que se presentará este domingo en el Achá, incluye números de óperas muy famosas —en versiones para ensamble de cellos—de compositores como Bach, Rossini, Puccini y Bizet. “También vamos a tocar un fragmento de Wagner y una obra bellísima de Elgar, que se llama ‘Nimrod’, y para divertirnos un poco tenemos una polca de Strauss que a la gente le va gustar”, dice Vargas.

“Pero además de eso, para coronar el repertorio del programa, tenemos el estreno mundial de dos obras que han sido compuestas específicamente, especialmente diseñadas y hechas a medida para este taller. Los compositores son Sergio Vargas, que ha escrito una obra llamada ‘Divertimento’ y el otro compositor es Luis Moya que ha escrito una obra llamada Scherzo Nº 2 (el Scherzo Nº 1 fue estrenado el año pasado en el marco del tercer taller).

ALGUNAS EXPERIENCIAS

Con una maestría en Cello y un doctorado en dirección de orquesta por la Universidad de Carolina del Norte (Estados Unidos), Eduardo Vargas impulsa el Taller Ensemble de Cellos a través de la escuela Classical Cello Cochabamba. Según la dinámica del taller, los participantes trabajan durante siete días continuos. “Estoy súper emocionada, nerviosa por los primeros ensayos. Estoy aprendiendo, estoy conociendo gente nueva y de otras partes de Bolivia”, dice Emile Ibarra, una joven chuquisaqueña que participa por primera vez de este taller. Similar experiencia tiene Eduardo Laje, de 17 años, que ha llegado de la ciudad de La Paz y también está aquí por primera vez. “Me parece muy bueno --dice-- porque conoces a gente de tus mismos gustos y con la que puedes aprender cosas nuevas”. Violeta Mallea (La Paz), es la más pequeña de todos, tiene ocho años y hace uno que toca cello, y ella también está muy feliz aprendiendo cosas nuevas y conociendo gente nueva con su misma afición por el cello.

“Es bueno saber que en otras partes de Bolivia se está inculcando el estudio del cello. Desde la primera vez, hace cuatro años, ha mejorado un montón, es otro el nivel. Es muy bueno que se haga estos encuentros para estudiantes y profesores”, dice por su lado Ariana Stambuk, profesora del Instituto Laredo  y parte del Trío Apolo.

Suscribirse a este canal RSS
Powered by OrdaSoft!
Banner 468 x 60 px