Sergio Fernández Grájeda: “El humor y la risa como estrategia pedagógica en el aula”

Por Claudia Gonzales Yaksic

En octubre pasado, el actor, productor audiovisual, además de docente universitario, el cochabambino Sergio Fernández Grájeda, participó en Colombia del II Premio Interamericano en Modelos Educativos Innovadores en Educación Superior (Premio MEIN), con la ponencia “El humor y la risa como estrategia pedagógica en el aula”.

“El humor y la risa como estrategia pedagógica habla sobre cómo puede incidir el humor, ese estado anímico que puede despertar sonrisas, situaciones, actitudes, acciones risibles; conjugado al proceso de enseñanza aprendizaje, tanto en el profesor o el participante, permitiendo de esa manera generar creatividad”, dice Sergio en una entrevista exclusiva con Plaza Catorce; entrevista en la que cuenta que desarrolló este modelo basado en su tesis de pregrado, en la que habla “sobre cómo los elencos de café concert conciben al indígena y cholo boliviano a través del humor”. Este tema, a su vez, se inspiró en la experiencia laboral de Fernández como parte estable del elenco de humor de “El Pocholo y su Marida”, fundado por  Guery Sandoval y Marianela Molina el 19 de febrero de 2010 y que continúa vigente hasta la fecha con mucho éxito.

“De esa manera amplié mi horizonte sobre el humor y su rol en la sociedad… Entonces, como estudiante y docente de educación superior, vas tomando conciencia sobre la ‘educación’ y cómo ésta se ha trazado como consigna, a lo largo de la historia, de un tradicionalismo persistente, no alejado de las clases magistrales donde predomina la comunicación vertical entre aquel que ‘sabe’ (el docente) y aquel que aprende (el estudiante) , generando así mismo, en la mayoría de los casos, una ‘cultura de miedo’ al docente, porque además el docente en la mayoría de los casos es ‘gruñón’, extremadamente serio o recatado. Entonces, 10 años actuando en teatro de café concert, debía ser transversal, por qué no, estudiar el humor en el aula o aplicarlo”.

El Premio MEIN es convocado por la Organización Universitaria Interamericana (OUI), el Colegio de las Américas (COLAM) y la Universidad Cooperativa de Colombia (UCC) con el afán de “conocer e intercambiar sobre las últimas tendencias y prácticas educativas innovadoras implementadas en las Instituciones de Educación Superior del Continente, y tiene como objetivo “promover la difusión, el intercambio y el conocimiento de prácticas educativas que por sus características y resultados son ejemplos relevantes de innovación educativa en educación superior”.

Sergio Fernández se enteró de la existencia del Premio MEIN “mediante una convocatoria pública, así que decidí postular mi tema de investigación de posgrado, el cual lo desarrollo hace tres años de manera informal, cuando empecé a trabajar en la UMSS y UCATEC, aplicando de manera experimental, pero ya llevo un año y medio investigando académicamente el tema, como argumento para la tesis de posgrado”, en la que está trabajando bajo la guía del magíster en comunicación Marcelo Guardia Crespo.

Según cuenta, la aplicación del modelo de “El humor y la risa como estrategia pedagógica en el aula” lo ha desarrollado con dos grupos: uno A con humor y uno B sin humor. “Las perspectivas que se han dado son interesantes porque precisamente sí ha funcionado el humor, pero se podría decir que también hay este ‘recaimiento’ en muchos estudiantes de seguir una línea tradicional en la educación, donde te dicen que hacer humor en el aula es una especie de chacota. Entonces, se mantiene todavía esta perspectiva de lo tradicional, pero en su mayoría han sentido muy diferente el proceso, lo han sentido más llevadero, han sentido más facilidad incluso al momento de aprender, más confianza; y la educación obviamente se convierte en más dialógica y horizontal. Por ende, el proceso ha cambiado totalmente, porque incluso ellos no lo han sentido como una materia ni como una clase, lo han sentido como una proceso de compartimiento entre todos, porque esa es la idea”.

“Ahora –sigue explicando Sergio—, me estoy enfocando en la  parte académica, precisamente a ahondar los estudios del humor en general. Estoy empezando a aplicarlo en diferentes espacios, pero también en la educación mientras esté trabajando de docente”.

¿Y cuál es la opinión de Sergio sobre el modelo educativo del sistema boliviano? “Yo diría que actualmente se está renovando porque precisamente ahora, con los diplomados en educación superior, se están dando nuevas actualizaciones referidas a aplicar la tecnología dentro del aula para dar otro tipo de proceso, que es lo más relevante; pero se sigue manteniendo aún en muchos docentes, no en todos, este enfoque tradicionalista donde hay una relación… yo diría de una cultura del miedo hacia el docente, porque el docente sabe, el docente te va reñir, el docente te va decir, el docente de va, te va, te va… Yo diría que la educación comprende en que las dos partes aprendan, tanto el docente del estudiante, porque implica empatía; pero también la parte del estudiante donde obviamente no es un participante pasivo, es un participante activo. Yo diría que la educación debería estar ligada más a la praxis que a la teoría, pero también diría que está cambiando el modelo. Hay muchos cambios dentro de la educación pero que van a tardar mucho todavía porque precisamente se enfocan hacia lo tradicionalista, es un enfoque más occidental hacia las clases magistrales, pero sí considero que está cambiando”.

De esta segunda versión del Premio MEIN 2018, realizada entre el 22, 23 y 24 de octubre pasado, participaron 13 países con treinta temas de innovación educativa  y entre ellos, representando a Bolivia, estuvo la propuesta de Sergio Fernández, que logró cumplir  los requisitos, entre ellos que la propuesta debe estar vigente y tener mínimo dos años de implementación en aula y mostrar su impacto mediante indicadores cuantitativos y cualitativos.

Ahora que está de vuelta y después de haber vivido esa experiencia, ¿qué proyectos tiene Sergio Fernández en mente? “El hecho de haber sido seleccionado para exponer mi tema a nivel internacional dentro de las directrices de ‘innovación educativa’, me da más coraje, me envalentona a continuar con más sobre el tema, dado que aún en Bolivia no se han profundizado investigaciones educativas relacionadas; más sí, es innegable, está presente. Pienso también que el humor es transversal, se puede relacionar con todo tipo de circunstancia y en mi caso, también en mis áreas laborales: Actuación, dirección, docencia, la vida misma”.

TRAYECTORIA

Fernández es licenciado en Comunicación Social por la Universidad Mayor de San Simón y actualmente realiza una maestría en la Universidad Católica Boliviana. Sobre sus inicios en la actuación,  recuerda “que cuando era niño, hicimos un cortometraje con mi padre y mi hermano, seis años tendría, una película casera, creo que eso dejó una huella imborrable en mi vida”, dice. De ahí siguió con la actuación en el colegio y luego en la universidad. Si bien entró a estudiar Comunicación Social “más con la idea de escribir, porque a mí me gusta más escribir guiones, me gusta más escribir en general; pero me invitaron a un taller de cine, los de la carrera de Comunicación Social y yo diría que esa fue la punta de lanza dentro del audiovisual. Después de eso empecé a tocar más puertas, a presentarme en castings, empecé posteriormente con mis participaciones en cortometrajes y después comencé a trabajar con otros directores como Okie Cárdenas y Jorge Sanjinés”.

Profesionalmente, en el campo de la actuación, Sergio ha trabajado desde el 2007 en cortometrajes (uno de Franco Rojas y otro de Róger Vargas) y también ha sido extra y protagonista de varias películas, entre las que figuran: “El Domingo” (Okie Cárdenas), “El Pocholo y su Marida Amor a lo Gorrioncillo”. Participó como actor figurante y asistente en “También la Lluvia” de Icíar Bollaín; en “Insurgentes” de Sanjinés y ha sido protagonista del cortometraje “Sentencia” y de la película “Boquerón” de Tonchy Antezana.

“La actuación en mi vida inició bajo la necesidad de expresar la energía que llevo dentro, el instinto de expresión y mi personalidad que acentuaban y acentúan mi humor, pero bajo la consigna de la reinterpretación humorística que uno puede hacer de la vida misma, en sí; de todo aquello que nos rodea, un sarcasmo, una ironía, una comparación, el doble sentido, infinitas formas de expresar lo risible. Creo que esas fueron las cosas que más me inspiraron a hacer y ahora estudiar el humor”, asegura.

En su faceta de actor de tablas, Sergio Fernández comenzó el 2010 como parte estable del elenco del café concert “El Pocholo y su Marida”, donde aún trabaja. “Conocí a Guery Sandoval el año 2008 en un casting que hizo en el mARTadero, que precisamente era para su película. Yo estuve simplemente 30 segundos como extra en la película, pero esa fue la raíz precisamente que nos llevó a lo que hacemos ahora, porque ahí hubo bastante química con él y de esa manera me invitó a formar parte de este elenco que se fundó el 19 de febrero de 2010”. También trabajó con la Orquesta Filármónica de Cochabamba, bajo la dirección Augusto Guzmán e Ivette Mercado, en el Musical Jesucristo SuperStar. Trabajó además con Makurka Teatro y actualmente es parte del colectivo teatral Nómada.

Inquieto como es, Sergio ha estudiado actuación en la Hollywood Academy of Permorming Arts, fundada por el actor boliviano radicado en Estados Unidos, Reynaldo Pacheco.

“Sobre mi faceta como conductor de televisión –cuenta Sergio—hice Break TV (que se transmitía por Canal 11 y después por Univalle Televisión) durante casi cuatro años, del 2011 al 2014. Pienso retomar la televisión, pero siento que ahora estoy en una etapa larva, donde las ideas se desarrollan, maduran, se añejan y esperan parir”.

Actualmente Sergio está dedicado también a la producción audiovisual y la dirección de ficción en formato cortometraje. En este campo incursionó en el año 2012, dirigiendo y produciendo el corto “Rosado Añejo”, que fue seleccionado para el FENAVID. Dos años después dirigió y produjo “Sopa”, corto también seleccionado para el FENAVID y que fue parte de la selección “Horror Cine Festival de España, y el 2015 dirigió y produjo el corto “Diablo Empedocliano”. Ahora está trabajando en la post producción de otra de sus creaciones, se trata del corto “Puta Marta”, cuya trama gira en torno al narcotráfico y tiene como protagonistas a  Guery Sandóval, Enrique Aráoz y Romel Vargas, y que será estrenado en los siguientes meses.

  • Publicado en Libros

Beca de Inglés Julieta Montaño Mujer de Coraje

Por Plaza Catorce

Hasta el próximo lunes 5 de noviembre de este 2018 se puede postular a la segunda versión de la Beca de Inglés Julieta Montaño Mujer de Coraje, que es auspiciada por  la Embajada de Estados Unidos en Bolivia y el Centro Boliviano Americano de Cochabamba (CBA). La beca  está dirigida a mujeres de entre 16 a 25 años que demuestren liderazgo en la lucha por los derechos humanos, estén estudiando en colegio o universidad, tengan excelentes antecedentes académicos y que se destaquen por su liderazgo y el desarrollo de actividades de voluntariado. La beca consiste en 3 años de estudio en el CBA de Cochabamba, que cubre los derechos académicos de los cursos, el material de estudio (libros de texto y de trabajo) y el uso de la Biblioteca. Las postulantes deben presentar hasta la fecha indicada el Formulario de Solicitud, disponible en la Oficina de Coordinación Cultural del CBA (calle 25 de Mayo Nº 0365, entre Mayor Rocha y Ecuador), su currículum vitae, dos fotografía a color 3X4, fotocopia de la cédula de identidad y del certificado de nacimiento; fotocopia de las notas académicas de los dos últimos años y deben escribir una carta señalando cuáles son sus motivaciones por conseguir esta beca.

“El Centro Boliviano Americano no puede estar más orgulloso y feliz esta noche, por haber logrado ya casi terminar la primera versión de la beca Julieta Montaño Mujer de Coraje y poder empezar una segunda versión en enero del 2019”, dijo María Julia Suárez, directora Ejecutiva del CBA, durante el acto especial preparado para este segundo lanzamiento y que fue realizado el pasado 11 de Octubre, Día de la Mujer Boliviana.

“Es importante reconocer que la iniciativa nace de la sección de Prensa, Educación y Cultura de la Embajada de los Estados Unidos. Después que Julieta Montaño recibió el premio de la Secretaría de Estado, nos propuso si sería posible que nosotros compartamos la responsabilidad de manejar una beca de tres años. Nosotros –dijo María Julia Suárez—con el conocimiento que tenemos del trabajo de la doctora Montaño, no dudamos ni un instante en ver que sí queríamos participar en este proyecto. A punto de terminar hace dos meses, volvimos a contactar a la Embajada para ver si era posible tener una segunda versión, no tardaron ni tres días en contestar que sí. Hay un reconocimiento muy fuerte del trabajo que realiza la doctora Montaño y creo que tiene muchas seguidoras y seguidores, porque tiene también varones que están conscientes del trabajo que se tiene que realizar en la defensa de la mujer, el desarrollo de los derechos humanos y en buscar oportunidades para las mujeres y el progreso social en general”.

PRIMERAS GANADORAS

Esta beca apareció el año 2015 luego de que la abogada, feminista y defensora de los derechos humanos, Julieta Montaño Salvatierra, recibiera en Washington, Estados Unidos, el Premio Internacional a las Mujeres de Coraje, otorgado anualmente, desde el año 2007, por la Secretaría de Estado de Estados Unidos, a diez mujeres extraordinarias, de diferentes partes del mundo, que a lo largo de su vida han demostrado coraje, liderazgo y valor, especialmente en la promoción de los derechos de la mujer.

Roxana Karen García Ortega y Gaby Gabriela Vargas Melgarejo, fueron las estudiantes universitarias ganadoras de la primera versión en 2015. Gabriela Vargas se enteró de la convocatoria a través de un anuncio en el periódico. “En esa época yo estaba cursando los últimos semestres de mi carrera de Lingüística en la (Universidad Mayor de) San Simón y no me sentía preparada porque un idioma extranjero siempre requiere mayor preparación”, cuenta Vargas en una entrevista con Plaza Catorce. En aquella oportunidad ella tenía conocimiento de que había muchas postulantes a la beca. “A un principio dudé –dice—pero dije: Lo haré” y luego de hacer las averiguaciones respectivas, llenar todos los formularios, reunir la documentación requerida e incluso pedir a dos de sus maestras que le dieran cartas de recomendación, permanecían sus dudas pero igual decidió postular. “La primera parte era entregar los documentos y posteriormente había una entrevista y el día de la entrevista habían muchas personas y yo pensé que no iba a dar, pero al final sí logré y en la entrevista estaba la señora Julieta Montaño, el señor Fernando Maldonado y personas de la Embajada. Me preguntaron por qué me consideraba una mujer de coraje… Bueno, entre los requisitos tienes que tener voluntariado, en mi caso no tengo esos requisitos porque yo provengo de una familia disfuncional donde mi papá era alcohólico y no trabajaba. Nosotros somos del área rural, de Tiquipaya, entonces es muy difícil y por eso me consideraba una mujer de coraje, porque a pesar de todas las vicisitudes que podía tener en mi vida yo seguía adelante y a finales del año 2015 don Fernando me llamó y me dijo que yo había ganado”.

Así, mientras Gaby Gabriela terminaba su carrera, hacía su tesis y estudiaba inglés, decidió postular a otra beca que también ganó. “Postulé a otra beca de maestría que trata sobre la sociolingüística, en este caso lenguas indígenas que viven en nuestra sociedad y cómo están subordinadas al castellano”.

  • Publicado en Libros

Algunas cosas que debes saber si quieres viajar a Estados Unidos

Por Claudia Gonzales Yaksic

Con el propósito de acortar los tiempos de espera, a partir de este 1 de octubre, la Embajada de Estados Unidos en Bolivia modificó el sistema de ingreso de los bolivianos a las entrevistas previas a la otorgación de visas. “Para mayor seguridad y para agilizar la entrada a la embajada, los solicitantes de visa solo podrán ingresar con los siguientes artículos: Documentación relevante a la entrevista; Billetera (NO se permitirán carteras ni bolsos); Medicamentos; Un snack envasado, no líquido; Si ingresas con un bebé, una bolsita con artículos necesarios”, señala el anuncio que fue publicado el 24 de septiembre.

“Como mucha gente sabe, nosotros tenemos una espera muy larga para obtener una entrevista de visa de no inmigrante, entonces vimos que sería difícil que todos puedan entrar a la embajada para ser entrevistados y vimos que para hacer el proceso un poco más rápido, lo ideal sería quitar muchas de las pertenencias con las que la gente acude a la entrevista”, explica en una entrevista con Plaza Catorce la cónsul de la Embajada de Estados Unidos en La Paz, Julie H.K. Corby, quien estuvo por Cochabamba semanas atrás

“Mucha gente trae muchas cosas –cuenta Corby—y solo para la entrevista necesitamos un pasaporte, la confirmación de solicitud y ya. Queremos que la gente que necesita medicamentos o que viene con niños, tenga las cosas que necesita; también para seguridad de todos porque no sabemos qué van a traer a la embajada y mucha gente trae muchas cosas. Entonces, para la eficacia del proceso en total, nosotros decidimos tomar esas medidas”, dice.

Corby es la jefa adjunta de la sección consular, su trabajo depende del cónsul general, Michael OSE y de él dependen tres vicecónsules y muchos asistentes. “Somos un equipo de más de quince personas. Mi papel es jefe de visas, pero también soy la que maneja el trabajo de los vicecónsules porque ellos adjudican las visas y también trabajan en otras cosas. Por ejemplo, tenemos un vicecónsul que trabaja con nacionalidad y ciudadanía, él adjudica pasaporte estadounidenses. Tenemos otro que trabaja en fraude y asegura que el proceso sea limpio y que los solicitantes vengan con documentos que no sean falsos; y tenemos también un proceso de la visa de inmigrante para los que tienen familiares en los Estados Unidos y quieren ir a vivir allá o trabajar allá. Yo manejo a todos ellos y las unidades, pero a mí me gusta mucho trabajar con los ciudadanos estadounidenses, porque el papel de los Estados Unidos es estar en cualquier país del mundo para velar por sus ciudadanos, los que residen acá en Bolivia, tanto como los que están viajando, entonces yo manejo toda la preparación de crisis o emergencias, que eso es algo que me apasiona mucho. Por ejemplo, si un ciudadano estadounidense está viajando por Uyuni y algo pasa: se  lesionan, necesitan ayuda; pueden llamar a la Embajada y nosotros sabemos cuál es el alcance a distintas comunidades y dónde pueden recibir el tratamiento médico que necesitan”.

Julie H.K. Corby nació en Connecticut y luego se mudó a Colorado donde hizo sus estudios universitarios. También vivió en Arizona, donde hizo su maestría. Hace dos años que ejerce en Bolivia el cargo de cónsul. Antes trabajó en México y Zimbabue. “Lo que me gusta mucho de mi trabajo es que siempre cambia, aunque uso las mismas leyes y el mismo reglamento, en cada país es distinto. La gente es distinta, los problemas a los que se enfrentan los estadounidenses que están viajando o viviendo en esos países son totalmente distintos; los gobiernos son distintos, entonces es para mí excelente porque me gusta el cambio. Tengo la oportunidad de siempre cambiar, pero haciendo algo que me encanta. Me gusta mucho mi trabajo”, afirma.

Claudia Gonzales Yaksic (CGY): ¿Cuáles son los casos más comunes que Usted atiende en Bolivia de ciudadanos estadounidenses?

Julie H.K. Corby (JHKC): Afortunadamente, los ciudadanos estadounidenses que viajan o residen acá en Bolivia, no se enfrentan a muchos problemas. Mayormente son cosas que tienen que ver con la altura, con la presión cuando van a Uyuni o vienen a La Paz del nivel mar y suben muy rápido; o cuando salen del avión y se sienten mal. Entonces, nosotros podemos ayudarles a encontrar clínica, hospital y cualquier otra ayuda. También a veces se enfrentan a robos, pierden sus pasaportes o dejan todas sus cosas en el bus y necesitan un pasaporte de emergencia. Y a veces, ahora, como la gente está muy acostumbrada a estar conectada por celular con sus papás o su familia, recibimos muchas llamadas de los Estados Unidos de familias que piensan que han perdido a su hijo acá, y pues generalmente están en Uyuni o donde no hay servicios a celular, pero se ponen muy nerviosos.

CGY: Ahora que la política de Estados Unidos está más proteccionista respecto a la inmigración, ¿ha bajado el número de solicitudes de visa de ciudadanos bolivianos?

JHKC: Ha subido y bajado. Desde 2008 el número de solicitantes de visa ha triplicado. Desde 2008 hasta 2016 fue de 12.000 solicitantes hasta 36.000, y también ha bajado un poquito pero ya está subiendo otra vez. Más o menos yo creo que va mantenerse en los 30.000 a 35.000 solicitantes por año. No digo que está ni subiendo ni bajando mucho, pero con referencia a los bolivianos, viajan bien pues.

Nosotros hacemos muchos estudios sobre los viajeros bolivianos para ver cómo viajan y si viajan como nos han dicho durante la entrevista y tomamos decisiones sobre distintos casos, dependiendo de cómo viajaron. Ahora aprobamos 82% de las solicitudes, que es mucho más alto que algunos países alrededor de Bolivia y los solicitantes que se quedan en los Estados Unidos sin el permiso respectivo es menos de 3% y 2,5%, o sea que no es un problema.

CGY: De esas 30.000 a 35.000 solicitudes al año, ¿qué porcentaje son para ir de vacaciones, qué porcentaje para estudiar y qué otro para trabajar?

JHKC: Muy buena pregunta. Creo que recibimos más o menos 2.000 solicitudes de visa para estudiantes cada año, 200 quizás de intercambio, como por ejemplo los que van a trabajar en un campamento de verano en los Estados Unidos, o también las que van de “helper” (ayudantes) o como niñeras. La mayoría quieren ir a visitar un familiar o hacer turismo en Florida, mayormente.

CGY: Entonces, ¿no hay un porcentaje significativo de gente que quiere ir y quedarse a trabajar?

JHKC: Exacto, no se quedan. Es posible que van, trabajan y después vuelven; eso es otra cosa, pero según los datos que tenemos sobre los que sobrepasan su estadía permitida en los Estados Unidos, es muy poca gente.

CGY: Y cuando pasa eso, ¿tienen una sanción drástica?

JHKC: Dependiendo. Hay distintas partes de la Ley de Migración de los Estados Unidos que pertenecen a gente que se queda mucho tiempo, entonces una vez que una persona pasa un cierto tiempo, sí tienen lo que llamamos una inelegibilidad para obtener una visa de turista otra vez, pueden ser tres años o diez años. Nosotros aquí en la Embajada seguimos una parte de la Ley, pero también los oficiales de inmigración tienen su parte de la Ley y pueden restringir el viaje de gente que quiere ir y se ha quedado mucho tiempo.

CGY: En el caso de las personas que no dan datos verdaderos, ¿cuáles son las mentiras más comunes de los bolivianos?

JHKC: Mucha gente que viene a las entrevistas trae un montón de documentación y dice: “Es que esa persona (los tramitadores por ejemplo) me dijo que tenía que traer tanta documentación y nosotros no vemos, ni miramos, porque mayormente tomamos la decisión por la entrevista, y después están como: “Ni me revisaron los documentos”. Por eso, en el sitio web de la Embajada bo.usembassy.gov dice que los únicos documentos que usted tiene que traer son su pasaporte y su solicitud. Entonces, quiero que la gente sepa que no tiene que traer mucha documentación, si quieren traer algo para apoyar algo que nos van a decir en la entrevista, está bien. Pero hay dos razones para eso: una es porque nosotros, los que estamos entrevistando, sólo podemos entrevistar entre 20 y 24 personas  por  hora, y cuando hay solo dos vicecónsules entrevistándose con la gente y solo tienen cuatro horas, entonces solo pueden entrevistarse con 160 personas por día y a tres minutos por persona, y si nosotros revisáramos todos los documentos no podríamos alcanzar y tendríamos que bajar aún más el número de entrevistas por día. Nosotros no revisamos documentos porque realmente cuando uno está hablando con otra persona sabe si está diciendo algo que no tiene sentido o sí tiene sentido. A veces pedimos documentos, muy, muy pocas veces, podría ser menos del uno por ciento por día, una persona o dos personas. Y la otra razón es porque no queremos que la gente se aproveche de los solicitantes de visas vendiendo documentos truchos, vendiendo cosas que pueden meter a esa persona en problemas. Quizá la persona tiene trabajo, pero piensa que su trabajo no es suficientemente bueno para obtener una visa, entonces va y habla con un tramitador que le dice: “Tienes que decir que eres abogado y yo te doy documentos para apoyar tu historia” y eso para nosotros no sirve. Solo quisiéramos que la gente venga como es, porque si uno realmente quiere ir y visitar una persona en lo Estados Unidos y volver, nosotros vamos a saberlo sólo por hablar. Pero si una persona llega y está intentando ser alguien que no es, nosotros sí podemos saber con unas preguntas y ya… Y como nosotros hablamos con mucha gente, imagínate, 30.000 bolivianos por año, entonces conocemos muy bien las distintas carreras y cuánto ganan, tenemos mucho conocimiento. Es mejor que la gente venga a hablar claro con nosotros y contestar las preguntas de manera muy profunda, porque a veces preguntamos: “Ok, ¿por qué quieren viajar, cuáles son sus planes en los Estados Unidos?” y dicen: “Turismo”. Ok, pero ¿qué va hacer?, los Estados Unidos es muy grande, ¿dónde va, por cuánto tiempo, con quiénes? Entonces, es mejor que nos expliquen porque tienen tres minutos para decirnos todo lo que quieren que sepamos.

CGY: Normalmente salen en los periódicos anuncios de personas que ofrecen hacer trámites para obtener la visa, entonces eso no existe. ¿La gente que quiere viajar a los Estados Unidos tiene que ir a la Embajada y punto?

JHKC: Punto. Hay maneras de renovar una visa de un adulto que recién venció sin tener que venir a la entrevista, pero si es por primera vez no hay manera. Nosotros no adjudicamos visas en ninguna otra ciudad en Bolivia y tampoco apoyamos a los tramitadores de visa, porque se puede llenar la solicitud solo y nosotros tenemos la información de que cobran mucho dinero, mucha plata para llenar el formulario… Y pues una persona puede ir al café internet, entrar a la página y llenar el formulario, y aunque sale un poco en inglés, una persona puede usar el mousse y ver también la traducción en español y es  posible hacerlo solo, y al final el solicitante es el responsable por la información en el formulario.

A veces hay problemas cuando llega a la entrevista y en el formulario dice que no tiene familiares en los Estados Unidos y en la entrevista dicen que sí tienen, y es el opuesto de lo que dice la solicitud, y cuando un oficial se encuentra confundido es posible que niegue la visa porque no sabe cuál es la verdad y si no confía, no aprueba.

CGY: ¿Qué consejo daría a los bolivianos que quieren visitar Estados Unidos?

JHKC: Yo quisiera que todos los bolivianos puedan experimentar los Estados Unidos y que la gente boliviana sepa que el país de los Estados Unidos es muy grande y va mucho más allá de Virginia y Florida, aunque todos quieren ir a Disney, yo quisiera que conocieran más porque el oeste por ejemplo, California, Washington, Oregón, Arizona, Nuevo México, Colorado… Hay unos estados en los Estados Unidos que son bien bonitos, son muchos más bonitos que Florida, aunque Florida es bonito, pero es que si todos van allá van a perder la experiencia de realmente conocer los Estados Unidos porque es un país muy diverso, muy bonito… Eso, y que siempre digan la verdad.

CGY: ¿Y qué le parece Bolivia? ¿Qué lugares ha podido conocer en estos dos años?

JHKC: Bolivia es bonita. Ustedes deben estar bien orgullosos de su país  porque tiene unos paisajes espectaculares, que son iguales de bonitos que los paisajes en los Estados Unidos. Uno de mis paisajes favoritos es el Sajama, es increíble, y el Amazonas… Sí hay mucho que conocer.

Potosí y Sucre me encanta, es muy lindo, Santa Cruz también y me gusta mucho Cochabamba, la gente es excelente, el clima muy cálido; Tarija me encantan los vinos, hay muy buenos vinos acá en Bolivia, y Uyuni. Muchas partes me falta conocer.

  • Publicado en Libros

Las oportunidades de estudiar licenciaturas y maestrías en Estados Unidos

Por Plaza Catorce

La cuarta versión de la Feria Anual de Universidades Americanas (Feria EducationUSA 2018) que se desarrolló a principios de este septiembre en el Centro Boliviano Americano de la ciudad de Santa Cruz, arrojó como resultado la participaron unas 2.500 personas, entre estudiantes y profesionales de diferentes ciudades del país, y la presencia de representantes de diez universidades de los Estados Unidos: University of Florida, Foothill and de Anza Colleges, University of Colorado Denver, Texas Christian University, West Virginia University, Florida Atlantic University, Indiana University Bloomington, University of South Florida, Full Sail University y Western New England University, incluyendo al representante de Educational Testing Service, la institución que administra el examen TOEFL.

En esta feria, los interesados interactuaron con los representantes de las universidades que se citan en el párrafo anterior y pudieron obtener información sobre su oferta académica, sobre sus programas  de pre-grado, maestrías y doctorados en todas las áreas de profesionalización, exceptuando Derecho y Medicina.  “Las estadísticas son abrumadoras. Tanto dentro de las pre sesiones como en la feria misma hemos pasado el número de asistentes a la feria de año pasado, entonces ha sido muy satisfactorio para los organizadores”, asegura el asesor Educativo del Centro Boliviano Americano de Cochabamba, Rolando Ribera Soruco, en una reciente entrevista con Plaza Catorce.

Según la dinámica establecida, los dos días previos a la realización de la Feria EducationUSA, los asesores educativos del Centro Boliviano Americano de La Paz, Marcelo Saldaña; de Santa Cruz, Cecilia Durán; de Cochababa, Rolando Ribera; de Sucre, Raquel Torrico y de Tarija, Daniela Sandoval, desarrollaron unas pre sesiones informativas. “Los centros de asesoría que son patrocinados por el Departamento de Estado Norteamericano, tuvimos una serie de sesiones el viernes 31 de agosto y el sábado 1 de septiembre en instalaciones del CBA de Santa Cruz. Durante las pre sesiones lo que hicimos los asesores de Bolivia fue básicamente hablar sobre temas relacionados al proceso de solicitud de admisión a las universidades” y lo que son los cinco pasos que se deben seguir para aplicar a una beca: 1.- el proceso de investigación, 2.- el proceso de investigación de dónde se va conseguir la ayuda financiera, 3.- el proceso de solicitud mismo, 4.- la parte de la visa y finalmente 5.- la parte de las sesiones previas a la partida.

El propósito de estas pre sesiones, según abunda Ribera, “era de alguna manera preparar a la gente con el conocimiento de todo lo que implica aplicar a las universidades, aplicaciones que muchas veces empiezan 24 meses antes de que la persona pueda empezar a explora cuál es su mundo. Esto nos ayuda a nosotros porque cuando los visitantes asisten a la feria teniendo la oportunidad única de interactuar con ese representante, ya no van a atosigarlos con preguntas que supuestamente deben saber”, como detalles sobre el examen TOEFL o SAT, o los requitos que son necesarios para solicitar admisión, etcétera.

EL PERFIL ACADÉMICO Y PERSONAL SON CLAVE

Básicamente los costos para estudiar en una universidad de los Estados Unidos se dividen en dos: los costos de estudio y los costos de manutención. Los costos de estudio  generalmente son cubiertos por los programas de becas de las universidades y cuyos porcentajes se otorgan de acuerdo al perfil  personal académico del estudiante internacional.

En el caso de las licenciaturas por ejemplo, y en el marco de la Feria EducationUSA, los interesados en seguir una carrera universitaria en Estados Unidos pudieron analizar y hacer un balance para ver si sus recursos pueden “cubrir los gastos de alimentación, vivienda, seguro médico, libros, gastos personales, viajes, que  sí o sí la familia del estudiante tiene que cubrir. Ahora, esto varía según la cantidad que va ofertar la universidad y varía también dependiendo dónde vas a vivir en los Estados Unidos. No es lo mismo vivir en las costas que alejándote de ellas. Las costas son obviamente las grandes ciudades: está Miami, Nueva York, Boston, al otro lado está California. Obviamente son ciudad cosmopolitas donde el estándar de vida es muchísimo más alto que cuando te alejas de las costas”.

Según explica Rolando Ribera, el perfil académico y personal de un postulante a una beca es la parte esencial y más importante para que la universidad en la que se quiere estudiar pueda otorgar ayuda financiera y, además, para ver con qué tipo de ayuda puede beneficiar a los estudiantes extranjeros.

“Si los estudios en una universidad cuestan 100 bolivianos (por dar un número X), será el perfil académico y personal el que defina el porcentaje de la beca. Si es de excelencia te dan los 100 bolivianos y si no, va bajando de acuerdo a ese perfil. Las universidades estadounidenses tienen lo que se llama las becas al mérito académico y no hay donde perderse, porque a las universidades les interesa saber qué tipo de individuo está aplicando a esa universidad”, señala el Asesor Educativo del CBA Cochabamba y explica además que las posibilidades de obtener una beca completa se incrementan, por ejemplo, si el postulante ha hecho voluntariado, si tiene aptitudes de líder, si ha desarrollado trabajos en su comunidad, si ha hecho trabajos en orfanatos, si ha generado programas de ayuda y si ha realizado proyectos o programas para mejorar el medio ambiente.

En el caso de los bachilleres, el perfil de aquellas actividades extra curriculares puede estar orientado a los deportes y artes, por lo que las universidades toman en cuenta “cuán buen deportista es el postulante, si le gusta bailar, nadar, pintar, cantar, tocar un instrumento musical. Esa es la parte holística del individuo que toma un rol importante a la hora de la elección, porque los oficiales de admisión ven realmente si esta persona va ser, entre comillas, una adquisición positiva para la universidad y de qué manera el estudiante va aportar a su entorno”.

En el caso de los profesionales que buscan becas de postgrado, la creación de un perfil personal académico óptimo es uno de los requisitos, lo mismo que en los logros personales. Por ejemplo, las universidades estadounidenses querrán saber sí el candidato tiene una fuerte presencia dentro de la sociedad, de qué manera influye en su entorno sociopolítico y económico, y en su entorno de trabajo.

COMMUNITY COLLEGE, ALTERNATIVA ECONÓMICA PARA BACHILLERES

Una de las interesantes novedades de la IV Feria Anual de Universidades Americanas fue le presencia de un community college, una alternativa de profesionalización para los jóvenes bachilleres que desean desarrollar sus estudios superiores en Estados Unidos y que no puedan acceder a becas con mayores beneficios económicos.

“Este año hemos tenido una escuela comunitaria, un community college, que son instituciones de educación superior que el título que dan es equivalente al técnico a nivel superior que tienen algunos institutos acá en Bolivia. Lo interesante es que un porcentaje elevado de estudiantes americanos empieza su educación en un community college porque es mucho más barato que una universidad. Si bien no te ofrecen la parte del mantenimiento, no tiene dormitorios para poder acoger al estudiante durante el año o los dos años académicos que duran, las oficinas a cargo de los estudiantes internacionales colaboran durante todo el proceso de postulación y adaptación ”.

Rolando Ribera explica que esta modalidad en Estados Unidos tiene un programa que se llama Dos Más Dos. “Haces dos años de community college y recibes tu título en técnico superior y puedes transferir la totalidad de tus créditos y entrar a la universidad de cuatro años y hacer los dos últimos años hasta tener tu licenciatura. Ahora, el punto es que tú tienes que elegir una escuela comunitaria  o de técnicas vocacionales también, que tengan convenio dentro del mismo estado o fuera del estado con universidades de cuatro años, porque ese convenio te permite automáticamente, bajo los requisitos de la universidad, en cuanto a un promedio de notas, etcétera, transferir automáticamente la totalidad de tus créditos”. En el caso de que el estudiante quiera transferir a otra universidad que no tenga un convenio con esa escuela comunitaria, tiene que ver si le aceptan la totalidad de sus créditos en base a los programas que quiera desarrollar”.

“En realidad, lo que hacen las universidades en este tipo de ferias es básicamente contactarse con el estudiante de manera personal, uno a uno, lo que para mí vale cien veces más que una entrevista por Skype o teléfono o mensajes por Whatsapp o mensajes por Google Hangout”, precisa Rolando Ribera.

Las personas interesadas en conocer sobre los requisitos, condiciones, costos sobre los programas de becas a nivel licenciatura, maestría, doctorado e inglés intensivo, y tener además información sobre los exámenes internacionales necesarios para acceder a estas becas (TOEFL, SAT, GRE, GMAT, entre otros) y recibir orientación sobre el procedimiento para solicitar la visa de estudios, pueden dirigirse al departamento de Asesoría Educativa del Centro Boliviano Americano Cochabamba (calle 25 de Mayo  Nº 0365 casi Mayor Rocha) o encontrar los Centros de Asesoría EducationUSA en otras ciudades de Bolivia en la página de Facebook: EducationUSABolivia.

  • Publicado en Libros

Feria de Universidades EducationUSA 2018 en Santa Cruz

Por Plaza Catorce

Este viernes 31 de agosto y el sábado 1 de septiembre, en el Centro Boliviano Americano (CBA) de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra (calle Cochabamba N° 66, entre Sucre y Ballivián), se desarrollan las sesiones informativas previas a lo que será la IV Feria Anual de Universidades Americanas, donde los bachilleres que deseen seguir una carrera o los profesionales que estén interesados en conseguir una maestría o un doctorado, podrán obtener información para acceder a los planes de estudio de 15 universidades estadounidenses.

“Queremos desmitificar ese pensamiento que estudiar en Estados Unidos es caro. Este país ofrece opciones de estudio y hasta financiamientos completos según el perfil y la carrera o programa que se desee cursar”, explica Cecilia Durán, asesora educativa del EducationUSA Center en el CBA.

Luego de las sesiones informativas de este viernes y sábado, la Feria será instalada el lunes 3 de septiembre, de 17:00 a 21:00 horas en el cine teatro del CBA Santa Cruz, donde los visitantes tendrán contacto directo con representantes de la University of Florida; Foothill and De Anza Colleges; University of Colorado Denver; Texas Christian University; West Virginia University; Florida Atlantic University; Indiana University Bloomington; University of South Florida; Full Sail University y Western New England University.

En esta feria (para participar los interesados deben inscribirse gratuitamente en el sitio www.educationusafair.org/santa-cruz) se encontrará información sobre diversos tipos de oportunidades de estudio, como cursos intensivos de inglés, cursos a corto plazo, programas de pregrado y postgrado profesionales (maestrías y doctorados). También habrán charlas gratuitas sobre el proceso de admisión a universidades, exámenes estandarizados de admisión y solicitudes de visa de estudiante. Para ello, esta actividad cuenta con el apoyo de los asesores EducationUSA de otras ciudades bolivianas: Rolando Ribera, de Cochabamba; Daniela Sandoval, de Tarija; Raquel Torrico, de Sucre y Marcelo Saldaña, de La Paz; asesores que presentarán información durante las sesiones previas a la feria y brindaran apoyo logístico durante la misma.

La Feria Anual de Universidades Americanas se realiza en Bolivia desde el 2015 y hasta el año pasado han participado 32 universidades estadounidenses ofreciendo cursos, licenciaturas, ingenierías, maestrías y doctorados a 5.700 visitantes. Este año, esta cuarta versión se desarrolla en 12 ciudades de nueve países de Sudamérica y comenzó el 29 de agosto en Brasil, ahora le toca el turno a Bolivia, y luego continuará por Paraguay, Uruguay, Argentina, Chile, Perú, Ecuador y Colombia, respectivamente.

La feria es patrocinada y organizada por EducationUSA, una red global de centros de asesoría apoyada por el Departamento de Estado de Estados Unidos, que promueven activamente alrededor del mundo la educación superior en los Estados Unidos, ofreciendo información precisa, completa y actualizada de instituciones educativas acreditadas en ese país. EducationUSA del CBA en Bolivia ha tenido a más de 200 estudiantes que han obtenido algún tipo de beca o ayuda financiera para cursar carreras de pregrado o cursos de especialización. “Actualmente tenemos a tres estudiantes del pregrado en la universidad de Southern Indiana, dos en Berea College, tres en Arkansas, dos en Rochester University; dos con masters en Georgetown y Emporia; entre los beneficiados”, remarca Durán en un boletín de prensa difundido por el CBA. 

EducationUSA es una red global de más de 400 centros de asesoramiento en 170 países. La red ofrece asesoramiento especializado sobre el sistema educativo de Estados Unidos, requisitos de ingreso, proceso de aplicación, exámenes internacionales, asistencia financiera y visas de estudiante.

  • Publicado en Libros

Seminario para profesores de inglés en el CBA

Por Plaza Catorce

Este viernes 31 de agosto y sábado 1 de septiembre, en el Centro Boliviano Americano de Cochabamba, se realizará el seminario “Focusing on student’s needs”, destinado a profesores dedicados a la enseñanza del inglés en colegios y universidades. Las inscripciones cierran este martes 28 de agosto.

“El tema de este año es ‘Focusing on student’s needs’, que significa enfocándose en las necesidades de los alumnos y en especial nos estamos enfocando en las necesidades de los alumnos que necesitan algo especial, como por ejemplo los chicos que tienen dislexia, los chicos que son hiperactivos, los chicos que tienen un lapso muy corto de atención e incluso algunos chicos no videntes”, explica Mery Blum de Schwarz, Directora Académica del CBA Cochabamba. “Lo que queremos –continúa Blum—es que nuestras clases sean inclusivas, es decir, que incluyamos a toda clase de alumnos y que los profesores sepan cómo manejar esos casos, porque no es solamente decir: ‘es hiperactivo y por lo tanto se aplazó’… Estamos enfocándonos en eso y también en la enseñanza a niños que nos gustaría que sea un poco más activa, que los chicos aunque no estén tan bien formados en lo que es gramática, que sepan conversar, que sepan interactuar en inglés”.

Son 26 los profesionales que dictarán tanto las clases magistrales como los diferentes talleres que serán parte de este seminario. “Diecinueve son profesores del Centro Boliviano Americano de Cochabamba que han recibido adiestramiento en Estados Unidos y han asistido a sesiones de TESOL (Teaching English to Speakers of Other Languages) y han hecho, a través del Departamento de Estado, entrenamientos específicos para enseñar a niños con discapacidad”, señala por su lado Rolando Ribera Soruco, Asesor Educativo del CBA.

Entre los profesores que vienen de otras ciudades están Miguel Ángel Quino, del CBA de La Paz; Víctor Crispín del CBA de Santa Cruz,  Gonzalo Fortún, quien es el coordinador de Inglés de la Embajada de Estados Unidos; Gabriela Feeney que es representante de la editorial MacMillan; de Compañeros de las Américas viene Janis Holden-Toruño; de National Geographic Learning viene Yeng Wee; de Pearson viene Beatriz Herazo. También visitarán la ciudad profesores de Argentina y Chile.

Este seminario, auspiciado por la Embajada de Estados Unidos en Bolivia y las diferentes casas editoriales con las que trabaja el CBA, como Pearson, MacMillan y Cengage; es parte de la capacitación anual que el Centro Boliviano ofrece a sus profesores y que les sirve para mejorar sus métodos de enseñanza. “Siempre estamos pensando en el desarrollo profesional de los profesores, y vemos durante el año los casos que se nos presentan y vemos dónde necesitamos reforzar o dónde necesitamos ampliar la metodología, esa es la idea”, señala Mery Blum en una entrevista con Plaza Catorce. “Me gustaría que la gente sepa que tiene esa posibilidad (de participar de este seminario) y de venir, aclarar dudas, hacer preguntas, ver cómo estamos trabajando y cómo estamos tratando de llegar a ellos para simplificarles o para ampliarles su forma de trabajar”.

Las inscripciones se reciben en las oficinas del CBA (calle 25 de Mayo nº 0365, casi esq. Mayor Rocha).

  • Publicado en Libros

Joan Saslow capacita a profesores bolivianos

Por Plaza Catorce

La profesora Joan Saslow, autora y co-autora de varias series de libros para la enseñanza del idioma inglés como segunda lengua, está en Bolivia desde el pasado 20 de julio con el propósito de dar cursos de capacitación a maestros dedicados a la enseñanza de este idioma en el Centro Boliviano Americano (CBA) de las ciudades de Santa Cruz, La Paz, Sucre, Tarija y Cochabamba. Esta visita es auspiciada por la empresa Pearson que desde su creación se ha convertido en una de las empresas líderes en educación, con presencia en 70 países, incluida Bolivia.

En los últimos 30 años, Joan Saslow trabaja como autora y editora de materiales de enseñanza de idiomas, formadora de profesores y es oradora frecuente en reuniones de profesores de EFL y ESL. También es la directora de la popular serie de enseñanza de cinco niveles True Colors, programa de enseñanza de inglés para adultos de la editorial Longman, y de la serie Top Notch y Summit, de Paearson-Longman, método que hace varios años se emplea en el Centro Boliviano Americano de Bolivia y otras escuelas y colegios del país, y que el año 2016 recibió el premio Textbook Excellence por la organización Textbook and Academic Authors Association de Estados Unidos.

Actualmente Saslow también es parte del programa English Language Specialist Program de la Oficina del Departamento de Estado para Asuntos de Educación y Cultura del Gobierno de Estados Unidos, y –en el marco de este programa—la semana pasada estuvo en Ambato (Ecuador), también ofreciendo charlas a profesores de inglés.

Entre los títulos que tiene Joan Saslow, está un Bussines Administration y un Master Administration en Frances, por la Universidad de Wisconsin Madison.

  • Publicado en Libros

Las ventajas de aprender inglés

Cerca de 140 estudiantes, de seis años adelante, en dos ceremonias realizadas el viernes 27 y el sábado 28 de abril, recibieron diplomas por haber concluido satisfactoriamente su aprendizaje en los programas de nivel intermedio, intermedio superior y nivel avanzado, con los que cuenta el Centro Boliviano Americano de Cochabamba (CBA), institución dedicada a la enseñanza del idioma inglés desde hace 60 años.

“En el CBA tenemos dos ceremonias de graduación al año una por lo general en abril y otra en octubre y dado que el número de graduados va creciendo cada vez más, hemos dividido cada ceremonia entre adolescente y adultos una, y preadolescente y niños otra”, explica en una entrevista con Plaza Catorce, Mery Blum, directora Académica del CBA.

En la ceremonia del 27 de abril, 16 estudiantes se graduaron del programa intermedio, 38 del programa intermedio superior, dos del programa avanzado y 14 personas recibieron su Certificado de Competencia en Ingles (ECCE) de la Cambridge Michigan Language Assessments de Estados Unidos. En la ceremonia del 28 de abril, ocho se graduaron del programa de niños de seis años, 24 del programa de niños de 7 a 10 años, 18 del programa avanzado de niños y 11 del programa de preadolescentes.

“En estas graduaciones –dice Blum– también distribuimos los certificados a jóvenes que dan los exámenes internacionales ECCE de la Universidad de Michigan, entonces les hacemos entrega oficial de esos sus certificados que son muy valiosos porque son reconocidos en todo el mundo y no tienen fecha de expiración como el Toefl”.

Según la Directora Académica del Centro Boliviano Americano, la entrega de estos certificados ECCE, en específico, hace que las ceremonias sean muy emocionales “porque es la adquisición de un certificado, de un diploma, por haber no solamente cursado un cierto tiempo ciertos cursos de inglés, sino porque se adquiere una herramienta muy útil para toda la vida. En realidad, los chicos que reciben sus certificados han cambiado ya su vida, uno los puede situar en cualquier parte del planeta y se pueden comunicar; eso les cambia la vida. Ellos adquieren el idioma, no aprenden algo para dar un examen y tener un cartón, sino que adquieren algo que les es útil en su vida como turistas, en su vida académica, en su vida laboral; para comunicarse con otras culturas y con otras personas que piensan diferente a nosotros, y además recién aprenden a comparar esa otra cultura con la propia o sea que es algo bien importante”.

LICYEL PAULAS CON UNA PASANTÍA EN HARVARD

Entre los estudiantes que recibieron sus certificados en la First Graduation Ceremony April 2018, están jóvenes que han sido beneficiados con las becas Martin Luther King, College Horizons  y las becas Access. Cada año, estas becas son patrocinadas por la Embajada de Estados Unidos en Bolivia, becas que por lo general cubren el costo de los estudios, transporte y también los libros. “Están en una situación muy ventajosa estos chicos y la mayor parte aprovecha muy bien” dice Mery Blum y asegura que un 95 por ciento de los becarios se aplican bien. “En junio vamos a tomarles el ECPE, que es el examen avanzado de la Universidad de Michigan y doce chicos becados, que ya son bachilleres, van a dar ese examen, esto es algo que verdaderamente les cambia la vida”.

Solo por mencionar uno de los varios casos, este año una de las jóvenes favorecidas primero con la beca Access, ha logrado conseguir otra beca para realizar una pasantía de  10 semanas en la Universidad de Harvard.  Ella es Licyel Paulas, estudiante cochabambina de la carrera de Biología de la Universidad Mayor de San Simón.

“Licyel Paulas recibió la carta de aceptación al programa de investigación de células madre Harvard Stem Cell Institute Internship Program. Licyel es becada del programa Access, lo cual le permitió ser parte de varios programas de capacitación y viajes auspiciados por la sección de prensa de la Embajada de Estados Unidos y más importante el Centro Boliviano Americano de Cochabamba”, explica Rolando Ribera, asesor educativo del CBA.

Según destaca, a este programa de células madre aplicaron 575 estudiantes de todo el mundo y solo 35 han sido aceptados, entre ellos Licyel, porque cumplieron con los rigurosos estándares de admisión. “Va ser un gran paso en su formación académica, sobre todo el que pueda llegar de allá y haber experimentado nuevos avances; el haber experimentado sobre todo el trabajo de laboratorio, sabemos que las universidades en los Estados Unidos invierten mucho en investigación, siendo Harvard una de las universidades elite, Licyel va tener a su disposición laboratorios donde va poder experimentar todo aquello que siempre ha querido, esto va repercutir mucho en ella, en sus futuros planes y sobre todo al llegar acá y compartir con profesores y compañeros de clase. Toda esa experiencia va servir como motivación para que estudiantes bolivianos tengan en mente que sí se puede acceder a programas”, destaca Ribera sobre Licyel Paulas, quien viaja a Estados Unidos este 4 de junio y retorna el próximo 10 de agosto.

LA EXPERIENCIA DE LOS PROFESORES

Como parte del programa de graduación, el mes anterior a la ceremonia los alumnos se reúnen y eligen a un profesor para que los acompañe el día del acto. Este año, uno de los profesores elegidos fue Alberto Rojas Montaño, quien en el discurso de circunstancias destacó sobre el cambio que experimentará la vida de los graduados, “ya que tienen una herramienta poderosa que es el inglés y eso les va abrir muchas puertas tanto en el exterior como en el interior de nuestro país, y esos cambios van a ser gratos y van hacer que ellos mismos crezcan como futuros profesionales”.

“Yo estoy trabajando en el CBA desde hace 17 años”, cuenta Rojas en una entrevista con Plaza Catorce, donde también refiere cómo, en todo este tiempo que lleva en el CBA, ha visto aumentar constantemente el número de estudiantes y el interés de las personas por aprender el idioma inglés. “Una de las razones es que los padres hoy en día entienden que el inglés no es solo un lujo para sus hijos sino una necesidad, ya que muchas de las becas en programas de estudios superiores de universidad exigen inglés, aparte de eso muchas de las empresas actuales ya hacen negocios con empresas del exterior y requieren que sus empleados hablen el inglés para atraer más clientes y atenderlos mejor”, asegura Rojas Montaño.

Cochabambino de nacimiento y bachiller del colegio público Sergio Almaraz Paz, el profesor Alberto Rojas comenzó a estudiar inglés en el Centro Boliviano Americano a sus 17 años. “En esa época tuve que trabajar para poder pagar mis estudios, y tuve la alegría de estar aquí aprendiendo y ahora tengo la alegría de trabajar aquí actualmente”, dice  y agrega que el “CBA desde hace más de 60 años se dedica a la enseñanza del inglés y si bien al inicio era un poco para la gente pudiente, ahora se ha vuelto más una necesidad y muchas de las personas, incluyéndome a mí que en mi época de adolescente trabajamos para pagar nuestros estudios en el CBA y poder mejorar nuestra educación, lo que nos abrió a mi particularmente, muchas puertas para poder trabajar y sostener a mi familia”.

  • Publicado en Libros
Suscribirse a este canal RSS
Powered by OrdaSoft!
Banner 468 x 60 px