Sofía Orihuela festeja sus 15 años de trabajo en producción y gestión cultural con Samay

Por Claudia Gonzales Yaksic

Hace 15 años Sofía Orihuela comenzó su trabajo de productora y gestora cultural en la ciudad de La Paz. “Empecé a trabajar junto con mi amiga Jimena Martínez en un café cultural que se llamaba Mandala, que estaba detrás de la Universidad (San Andrés) y después con la Fundación Imaginea. Así he comenzado con mi trabajo de lo que es producción y algo de gestión cultural”. Seis años después Sofía aterrizaba en Cochabamba y desde entonces ha demostrado su calidad profesional trabajado en el Instituto Cultural Boliviano Alemán (ICBA) y el Festival de Teatro Bertolt Brecht. Ha organizado durante cuatro años la Fiesta de la Música, las mejores versiones de 2014, 2015, 2016 y 2017; ha realizado una versión del Festival de Teatro Peter Travesí y también es directora del festival de video danza Cuerpo Digital y hace cuatro años que es Coordinadora Cultural de la Universidad Privada Boliviana de Cochabamba.

Semanas atrás Sofía Orihuela ha estado en Colombia dando un taller de artes escénicas. “He estado también en el encuentro de directores de la Red Iberoamericana de Danza, donde hemos planificado varios proyectos para las siguientes gestiones y Bolivia va ser el anfitrión del siguiente año (2019), tenemos el apoyo de Helvetia y estamos trayendo un artista suizo que va dar talleres y también va mostrar su trabajo, y como tres o cuatro miembros de la Red Iberoamericana que también van a estar en reuniones presenciales y aportando con diferentes talleres”, cuenta en una entrevista exclusiva con Plaza Catorce.

A modo de agradecer por todo lo que Cochabamba le ha dado, el próximo 8 de diciembre Sofía Orihuela presenta Samay, un festival que se realizará en 16 espacios culturales de la ciudad: Giros Cantabria, Oasis de Dalí, Dalí Café, Pablo’s Pub, La Muela del Diablo, Oxid Bar, Café Kipus, Cowork Café, Árbol de Papel, CoCafé Arte, La Pequetequeca, La Libre, La Troje, Circo El Tapeque, Galería de Arte Urquidi y Tienda Nómada. Esta jornada involucra talleres para bebés de seis a tres años y también para niños, presentaciones de libros; títeres, circo; desfiles de moda, body painting y tatuajes; exposiciones de arte, fotografía y de empaquetaduras; una feria de discos y otra de stickers; una exposición y una caravana de motos y conciertos de diversos géneros musicales.

“Creo que es importante resaltar la idea de Samay –dice Sofía—, que es mostrar que hasta con pocos recursos las actividades culturales se han ido sosteniendo durante estos años con diferentes agentes culturales, y sí esta vez no estamos trabajando con los centros culturales, nosotros admiramos y reconocemos mucho el valor que tienen por ejemplo las 4Cs, que son espacios mucho más estructurados y están a la cabeza de la cultura acá; y estos otros espacios los queremos convertir también en una especie de red de trabajo”.

En la siguiente entrevista Sofía Orihuela cuenta algunos detalles del trabajo que ha desarrollado para hacer posible Samay, también cuenta cómo se involucró con la cultura y el arte, y de los 15 años como productora y gestora cultural.

 

Plaza Catorce (PC): ¿Cómo se te ocurrió hacer Samay?

Sofía Orihuela (SO): Este año cumplo 15 años en trabajo de producción, digo más en producción porque después recién he aprendido a ser gestora… Así que este año, como es un año tan importante para mi carrera, estaba pensando en celebrarlo y estaba pensando la idea de cómo hacer una celebración que también conlleve un agradecimiento y que también siga la línea de mi trabajo y ahí se me ocurrió hacer Samay, un evento que justamente hable de estos espacios que son una especie de híbridos, que a la vez tienen venta de diferentes productos pero que también sostienen actividades culturales en su programación, y ahí he empezado a trabajar con diferentes espacios, a proponerles la idea y se ha ido construyendo poco a poco. Evidentemente no son todos los espacios culturales que tiene nuestra ciudad, solamente es un pequeño grupo que ahora son asociados y que esperemos que en otros eventos estén más espacios que están trabajando por el bien del arte y la cultura en Cochabamba.

PC: ¿Cuánto tiempo te ha tomado organizar Samay?

SO: Bastante tiempo desde que se me ha venido  la idea y realmente animarme a hacerlo, porque era como una cosa decir: “Ah, entonces festejo así”, pero era complicada la estructuración y también es arriesgado hacer un evento de esta magnitud. Desde casi principios de año lo he ido concibiendo, pero ya la última fase de trabajo profundo deben ser los últimos cuatro meses más o menos.

PC: Hacer un festival de la magnitud de Samay requiere un equipo, ¿nos puedes hablar de las personas que te colaboran?

SO: Tengo gente que me está ayudando. He formado un equipo de trabajo, la encargada de comunicación y prensa es Michelle Nogales, estoy trabajando con el equipo Comunica del mARTadero, que básicamente está trabajando conmigo lo que es community management y también han hecho el diseño de la imagen de este año; estoy trabajando con Wilmer Galarza que igual es una persona que ha trabajado conmigo casi toda mi carrera, que es diseñador gráfico, que ha hecho el logo de Samay y también está haciendo material de apoyo. Básicamente somos nosotros y en producción sí soy la única persona.

PC: ¿Cómo has elegido a los artistas y las actividades?

SO: Pues no ha sido una elección directamente mía. Los espacios están siendo también la base de auspiciadores y programadores. Estamos en un diálogo constante, no es que me están prestando espacios para que yo organice un evento, sino que ellos también están súper involucrados en sus eventos, haciendo una apertura de sus casas, como un open house, cada espacio está como sacando lo mejor de sí. Por ejemplo, el Circo El Tapeque va hacer una demostración de títeres, va tener tres fases de circo y una exposición, como una especie de historia de lo que es el circo.

PC: Desde que planteaste públicamente tu proyecto, unos dos meses atrás, Samay ha crecido bastante. ¿Cómo has logrado esto?

SO: La gente se ha ido sumando y también los he ido buscando, porque hay varias personas con las que ya había trabajado durante todos estos años y también varios espacios con los que no había trabajado. Por ejemplo, la Galería de Arte Urquidi, que yo había estado varias veces en el café pero no conocía todo su espacio, y al conocer su espacio realmente he visto que es un tesoro que tenemos en pleno centro; tiene un museo, tiene salas de exposición, tiene espacios para dar clases.

PC: ¿Toda las actividades son gratuitas?

SO: Estamos trabajando con un sistema de aporte, porque creemos que es importante que la gente sepa que sí existe un trabajo previo de los artistas, horas de ensayo… Es un trabajo el ser artista, así que se van a pasar unos sobres Samay, donde la gente puede aportar lo que pueda, lo que quiera, porque  el momento de decidir si iba a ser con entradas, yo me ponía a pensar que es súper importante que la gente aporte, que se acostumbre a esto, pero también me ponía a pensar de que si queríamos tener un recorrido, iba a ser difícil y más que nada para una familia de tres o cuatro personas, porque por más de que sea 10 bolivianos la entrada, ya se va sumando, ya no podrías hacer un recorrido, ya no podrías estar en los diferentes espacios. Así que por eso también los espacios están aportando y los músicos. Yo he puesto en el Facebook que es como un ayni (cooperación y solidaridad recíproca en quechua). Yo siento que es eso, porque es reciprocidad hacia el público, hacia la gente, y también es una reciprocidad mía porque yo no estoy generando recursos ni lucrando con esto, sino más bien estoy poniendo de mis propios recursos, de mi sueldo, para cubrir por ejemplo a mi equipo de trabajo, porque me parece importante agradecer y devolver lo que me ha dado esta ciudad durante estos casi nueve años.

PC: ¿Cómo y a qué edad te has involucrado con la cultura?

SO: Pues yo desde que me acuerdo, desde que tengo uso de razón, he dibujado. La verdad yo no me acuerdo el momento y si alguien me ha dado una hoja o alguien me ha incentivado, no lo sé. Lo único que me acuerdo es que dibujaba con todo lo que tenía y con todo lo que podía y como se podía, y sigo dibujando pero lamentablemente ya no con la intensidad que lo hacía, pero ese ha sido el primer paso y mi papá era profesor de literatura, o sea que mi padre es un gran lector y él siempre me llevaba a, por ejemplo, las exposiciones o lugares artísticos. Él siempre me ha incentivado, él ha sido la primera persona que me ha dicho: “Has lo que quieras y que nunca te digan que no lo puedes hacer. Sea lo que quieras ser en la vida, pero sé buena, yo te voy a poyar cien por ciento”, y creo que mi padre es una de las personas más importantes, él me ha enseñado a escribir; ahora, es algo que he dejado hace muchos años porque me he ligado más a la manera de expresarme en el ámbito artístico y fotográfico, pero ahí he empezado y cuando ya salí de la universidad obviamente yo no me imaginaba en otra carrera que no sea Artes Plásticas, porque he estudiado Artes Plásticas en la Universidad Mayor de San Andrés, he estado en la mención pintura, he hecho grabado, litografía, escultura, serigrafía, de todo durante todos mis años de formación y me he dedicado a la fotografía después porque se me abrió este campo siendo reportera gráfica. He trabajado como reportera gráfica en un semanario internacional, Tiempos del Mundo. Ha sido mi primer trabajo, he tenido muchísima suerte, tendría mis 22 o 23 años 23 años. Ha sido así como un golpe de suerte.

PC: ¿Y cómo te acercaste a la danza?

SO: Danza es en lo que más he trabajado. Cuando empecé a trabajar en la Fundación Imaginea, ellos organizaban varios eventos y entre ellos uno que se llamaba Andanza, que era un festival internacional de danza en espacios urbanos en La Paz, parte de la Red Ciudades que Danzan, que son  más de 32 ciudades por el mundo y es un diálogo entre la danza y la arquitectura, ese ha sido digamos mi primer encuentro con la danza contemporánea y de ahí ha nacido el evento que dirijo hasta ahora que es Cuerpo Digital, que es el Festival de Video Danza, Cuerpo y Nuevas Tecnologías. Ese es mi gran fuerte y la fotografía de artes escénicas.

PC: ¿Cuántos años que estás en Cochabamba?

SO: Ya son casi nueve años que estoy en Cochabamba, o sea, más de la mitad de mi carrera. He llegado a Cochabamba básicamente porque estaba embarazada y me sentó bastante mal el embarazo en La Paz así que… Cochabamba me ha tratado bastante bien desde mi llegada, he tenido la posibilidad de trabajar con gente muy linda, varias instituciones y casi con todas las áreas artísticas.

PC: ¿Llegaste directo a trabajar en cultura?

SO: Yo he llegado en la última etapa del embarazo y cuando mi hijita tenía como cinco meses aproximadamente he empezado a trabajar en el Instituto Cultural Boliviano Alemán. Empecé a finales de 2010 y me quedé cuatro años, y cuando ya había terminado mi trabajo en el ICBA tenía muchas ganas de retornar, la verdad, a La Paz, más que nada por volver a estar en cercanía de mi familia, pero se me han seguido abriendo las oportunidades en Cochabamba. Justo cuando estaba a punto de irme me llamaron de Premio Nacional de Teatro Peter Travesí y ya me quedé y ese año mismo también me llamó la directora de Alianza Francesa para trabajar como consultora de la Fiesta de la Música durante cuatro años y ya me quedé, con esos dos proyectos.

Editorial Kipus en la XIX Feria del Libro de Santa Cruz

Este 2018, el Grupo Editorial Kipus estará en la XIX Feria Internacional del Libro de Santa Cruz (FIL) con dos espacios. Un stand dedicado a la exposición de los autores y títulos que normalmente publica y el segundo que será una especie de réplica del Café-Librería que inauguró en Cochabamba el año pasado y que goza de buena aceptación del público por la diversidad de actividades culturales que promueve.

“Este año vamos a dar mayor énfasis al Café-Librería y a la difusión en concreto de un nuevo sello de literatura infantil que es Kalandraka”, explica Huáscar Flores, responsable comercial de Kipus, sobre la participación de la editorial cochabambina en la FIL cruceña, que inicia el próximo miércoles 30 de mayo y  cierra el 10 de junio.

Kalandraka apareció en España el año 1998 con el propósito de “publicar obras de la mejor calidad estética y literaria en gallego para contribuir a la normalización lingüística” en su país y a la fecha tiene un extenso catálogo de obras en castellano, gallego, catalán, euskera, portugués, italiano e inglés; cuenta con sellos propios en Portugal, Italia y México, y su campo de acción se ha ampliado a temas de investigación y literatura para adultos.  

Entre las virtudes de Kalandraka (ganadora el año 2012 del Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural en España), están el que sus libros, sobre todo los dedicados a niños y jóvenes, son recomendados por los ministerios de Educación de México, Colombia, Argentina y España, y su particularidad es que rescatan los valores humanos, algo muy devaluado en este siglo XXI y por ende muy necesario rescatar.

Huáscar Flores llegó a conocer esta editorial buscando libros para su hijo pequeño y quedó tan bien impresionado que se contactó con Kalandraka  para adquirir los derechos de distribución de sus obras a través de la Librería Kipus. “Personalmente a mí me interesó y me comuniqué con España”, cuenta Huáscar en una entrevista telefónica con Plaza Catorce y detalla que los libros ya están en la aduana boliviana y una vez que salgan de allí se irán directo a Santa Cruz.

En el Café-Librería que tendrá Kipus en la FIL de Santa Cruz también está prevista la presencia de escritores como Mariano Baptista Gumucio, Homero Carvalho o Willy Muñoz, que estarán días específicos en el lugar para compartir con sus lectores. En la feria, la editorial cochabambina también se preocupará de promocionar la convocatoria de la tercera versión de su Premio Internacional de Novela y al mismo tiempo las obras que resultaron ganadoras, al igual que las menciones honrosas de las dos primeras versiones.

La editorial, por su lado, en su stand se ocupará de promocionar los nuevos títulos que ha impreso, como “Conversaciones con la muerte” de Ronnie Piérola o “Emma y los cuadernos de investigación” de Daniel Averanga.

KIPUS ABRE LIBRERÍA EN SANTA CRUZ

Santa Cruz es una ciudad de dos millones de habitantes y sólo tiene dos librerías. Este es justamente uno de los temas que se debatirán en el marco de la FIL, a la cabeza de la escritora Liliana Colanzi y Chritian Egüez, bajo el título “Santa Cruz, ¿por qué dos librerías para dos millones?”. Este debate lleva un par de años sobre la mesa, luego de que varias librerías que abrieron en una especie de boom, terminaron cerrando y quedando sólo en pie Lewy Libros y El Ateneo, las librerías más antiguas de Santa Cruz.

Bajo la premisa de que en el negocio de los libros no se puede esperar un retorno inmediato, es que el Grupo Editorial Kipus ha decidido expandir su acción al campo de las librerías y a partir de mediados de junio –se espera—comenzará a operar en pleno centro cruceño. Así, el Café-Librería estará ubicado en la calle René Moreno entre Pari y Ñuflo de Chávez.

  • Publicado en Libros

XIX Feria del Libro de Santa Cruz reunirá a más de 180 expositores y más de 200 escritores

La décimo novena Feria Internacional del Libro de Santa Cruz arranca este próximo miércoles 30 de mayo con la participación de más de 180 expositores repartidos en seis pabellones, la presencia de 50 escritores internacionales y alrededor de 180 nacionales; y la presentación de 80 libros de diverso género.

Este año Cuba es el país invitado de honor y Samaipata el municipio. La escritora mexicana Margo Glantz y el politólogo francés Sami Nair son los invitados de lujo que espera recibir esta cita literaria. Asimismo, habrá cinco encuentros internacionales: de Microcuento, de Narrativa, de Poesía, de Bibliotecarios y de Literatura Infantil y Juvenil, según ha informado el comunicado de prensa la agencia de comunicación SouzaInfantas.

Para la escritora María Sarah Mansilla, presidenta de la Cámara Departamental del Libro de Santa Cruz, el público tendrá un abanico de opciones para disfrutar de la fiesta del libro más grande e importante del país. En ese orden, la FIL cruceña también tendrá un cine en el que se podrá disfrutar de un ciclo de películas cubanas y nacionales, mientras que en el pabellón infantil el Dragón Lector, el Caballero y la Dama del Saber esperarán a los niños con los monstruos de sus historias favoritas como Frankenstein, Drácula, Lobo Feroz, Grinch y Solluz y Bulluz, de la saga de Benjamín, entre otros.

“La Feria del Libro se ha convertido en parte del estilo de vida de la población de Santa Cruz. El lugar de conexión de los lectores con sus autores”, afirmó Mansilla, quien adelantó que el Premio Anual de la Cámara será para la Red de Bibliotecarios del municipio cruceño.

Los horarios de atención serán de lunes a jueves y domingo de 15:00 a 23:00 horas, mientras que el viernes y sábado será hasta las 24:00 horas. El costo de las entradas será de Bs 20 para mayores, y los menores de entre 12 y 5 años pagarán Bs 5 y los menores de cinco años entrarán gratis. Según los organizadores, los estudiantes que lleguen en delegación acompaños de un profesor y un listado también tendrán un ingreso libre a la feria. 

Son varias las editoriales y los escritores cochabambinos que participarán de la XIX FIL de Santa Cruz. Por ejemplo, la editorial Nuevo Milenio presentará varios títulos como: “El día de todos tus santos” de la autora Fabiola Morales; “Los días de la peste”, del ya consagrado Edmundo Paz Soldán; “Autoretrato” de Saúl Montaño y “Los Constantinoplanos” del también cochabambino Raúl Rivero Adriázola.

  • Publicado en Libros

De todo y para todos en la III ExpoLibro de Cochabamba

Cientos de libros, de diversos autores y géneros y de diversa manufactura están a la venta hasta este lunes 23 de abril en la tercera versión de la ExpoLibro que impulsa la Cámara Departamental del Libro de Cochabamba (CDLC) y que puede ser visitada desde las diez de la mañana en la plazuela Félix del Granado (Ecuador entre España y Baptista). Esta expo fue establecida el 2016 por la CDLC con la finalidad de ser parte de las diversas actividades que se hacen en abril, alrededor del mundo, para celebrar dos fechas importantes: el Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil que se recuerda cada 2 de abril, y el Día Internacional del Libro y de los Derechos del Autor que se recuerda cada 23 de abril. Por esta última fecha es que para mañana están concentradas la mayor parte de las intervenciones importantes. “Lo más interesante y lo más fuerte que vamos a tener va ser para la clausura, que es el 23 de abril, Día Mundial del Libro”, dice el gerente de la CDLC, Hamilton Luján, y agrega que además de “la banda municipal, grupos independientes de música y de baile, vamos a tener una actividad denominada lectura colectiva del Quijote de la Mancha”, donde se tiene prevista la participación de autoridades políticas, culturales, escritores y lectores.

“Escritores como Gonzalo Lema, Ramón Rocha Monroy, Blanca Garnica, César Verduguez, entre otros, nos han confirmado su participación. Juntos vamos a leer los dos capítulos del Quijote de la Mancha, por fragmentos”, cuenta. Esta actividad iniciará a las ocho de la noche en la plazuela del Granado. Después, estudiantes de colegio y Boys Scouts serán responsables de “El título de mi libro para el mundo”, una actividad donde armarán un mural gigante con títulos de libros.

CEDIB Y LALIBRE CON “EMERGENCIA URBANA”

Este 2018 y al igual que el año pasado son 40 los expositores, entre ellos los escritores Gaby Vallejo Canedo, Dennis Morales Iriarte, Ana Triveño y Graciela Ortuño, entre otros; las editoriales Kipus, Los Amigos del Libro, Fe de Erratas, Yerba Mala Cartonera, Editorial Paulinas y Editorial El Cuervo, esta última viene de la ciudad de La Paz; también están las librerías LaLibre y Baúl Libros, ésta última de Santa Cruz.

En el stand de LaLibre, la librería del CEDIB, uno de los grandes atractivos es “Emergencia urbana. Urbanización y libre mercado en Bolivia” de Escarley Torrico Foronda, que hace poco fue presentado con mucho éxito en Santa Cruz y que pronto irá a La Paz. “Está muy bueno, es necesario; es un buen libro para entender también la dinámica urbana donde vivimos todos y que parece que no nos importa”, dice Rossmery Amils, responsable de comunicación del CEDIB y también responsable de esta librería.

Amils, en una entrevista con Plaza Catorce, cuenta que otro de los grandes atractivos que tiene LaLibre son los títulos de la editorial Mama Huaco, que es de la inglesa afincada en Bolivia, Alison Spedding. “Para la feria nos hemos centrado en todo lo que es Spedding porque aquí no hay quien venda todos estos libros. Lo último que ha sacado es ‘Miedo y asco en Cambridge’ y tiene otros sobre investigación. A mí, el de ‘Miedo y asco en Cambridge’ me ha gusta mucho, es diferente porque no es local, es otra onda, es Inglaterra, pero me gusta la exploración que hace de los personajes desempleados y marginales. Ella dice que lo escribió antes de que Irving Wells sacara ‘Trainspotting’ (1996), y en esa época no era moda hablar de lo marginal pero ahora es algo mucho más trascendente; pero tiene su voz, su estilo rudo, y viene con un CD con la banda sonora que me parece un punto bastante bueno. Ese está en 100 bolivianos”, detalla Amils.

En lo que respecta a literatura infantil, LaLibre tiene varios títulos recomendables, como aquellos de la serie Antiprincesas. “Ahora tenemos el de Gilda, que nos encanta vender un libro de Gilda que sale un poco de la norma, porque normalmente son escritoras, personas como de la alta cultura popular y Gilda es muy popular, es la cantante de cumbia argentina y me parece bien bonito porque es como otro modelo… Un modelo no siempre tiene que ser una escritora o artista plástica, o ser algo reconocido por la alta cultura, sino más bien Gilda es casi una santa popular; es que el pueblo tiene sus gustos, su estética, sus formas, y me gusta mucho que la hayan planteado desde ahí. Y luego tenemos los dos de Antihéroes de Eduardo Galeano y de Cortázar que hablan por sí solos”.

Otros textos que recomienda Rossmery son los de Nicobis, el proyecto de Liliana de la Quintana que ya lleva más de tres décadas y “que a mí siempre me parece que son una oportunidad interesante de explorar nuestra mitología para niños con un trabajo editorial realmente muy bonito y es como la doceava edición de esos libros que están a 70 bolivianos”. También y de la misma autora, LaLibre tiene la colección Urucú, cuentos basados en mitos: “Pankarita y los achachilas”, “La fiesta de la vida” y “Tejedoras de estrellas”. “Es una colección que siempre recomiendo a papás y mamás en busca de literatura nacional”, asegura.

LA MUELA DEL DIABLO Y KAMAKE

La editorial La Muela del Diablo, de Marcelo Yaksic, tiene varias propuestas en esta feria. “Estamos con esta editorial independiente que es Kamake (zorro en aymara), sacando textos de material diverso, como sociología, ciencias políticas”, dice Marcelo a Plaza Catorce y agrega que los títulos que componen Kamake son de autores como Casilda Rodrigañez, Emma Goldman y anarquistas como Malatesta o Bakunin. “Son textos un poco difíciles de adquirir pero que están abiertos en Copy Left y los estamos reproduciendo un poco para difundir esta temáticas. Esta editorial se encarga de eso, de poder mostrar ese tipo de temáticas que no son muy accesibles”.

Por otra parte, La Muela del Diablo sugiere el libro del autor cochabambino Lorgio Orellana Aillón, “que es una investigación que ha hecho sobre la clase obrera  y dominante que ha habido en las épocas de 1940 al 2003, todas esas elites que han dominado aquí en Bolivia. Es una investigación que ha hecho auspiciada por la Universidad de San Simón”. La Muela del Diablo también tiene como novedad su colección de literatura infantil “Wawas que escriben” que publica conjuntamente con Arte Presa y que está compuestas por cuentos escritos y dibujados por niños. Los primeros números han sido en español y aymara y ya han lanzado otras convocatorias para publicar cuentos escritos en quechua y guaraní.

LUZ CEJAS ROSADO DE ARACENA

El primer libro de “Rayo”, el pastor alemán cochabambino protagonista de la saga del mismo nombre y que ha conquistado a por lo menos dos generaciones de niños, está en su cuarta edición y su autora está trabajando en el cuarto libro de la saga y donde el perro ecologista esta vez resaltará los árboles más viejos y lindos que hay en Cochabamba, con la intensión de mantener su recuerdo porque cualquier día pueden desaparecer –según adelanta en una entrevista con Plaza Cartorce la escritora Luz Cejas Rosado de Aracena—.

Además de los tres libros sobre “Rayo”, Luz Cejas tiene una nueva obra: “El gigante de los Andes”, que ha sido ilustrada por Rosario Moyano. Las imágenes y el texto son un colorido paseo que lleva al lector por hermosos paisajes como la cordillera de Los Andes, el Lago Titicaca, Tiwanuaku, una montaña con puyas Raimondi en flor. La idea era que “El gigante de los Andes” (el libro número 27 de esta escritora de literatura infantil) primero sea un libro álbum pero, como en términos de impresión le salía más cara la tapa dura que la obra en sí, decidió hacer una impresión normal que aún no ha sido presentada, pero que se puede encontrar en la III ExpoLibro.

En el stand de Luz están también varios de sus libros anteriores, algunos para colorear y una de las grandes atracciones es su “Cancionero Puerta de Luz” que es un libro para colorear, con partituras y que viene acompañado de un CD con los 18 poemas hechos canción. “El cancionero con más su CD está a 50 bolivianos. En el Cuzco (Perú, donde ganó un premio) me dijeron que mi poesía tiene música, entonces he aprovechado y le he puesto música. La música ha salido de mi cabeza y don Luis Moya me la ha escrito”, asegura Luz Cejas a Plaza Catorce.

“JUKUMARI DONOSO” DE DENNIS MORALES

“Jukumari Donoso” y “Solsticio en Cirtis mayor” son las últimas obras que el escritor cochabambino Dennis Morales Iriarte ha publicado. El segundo es un libro de poesía bastante corto y contienen los poemas que escribió durante el 2017. “Me inspiré en la técnica japonesa haiku, que son poemas muy cortos de tres líneas, y estoy usando esas técnicas para hacer haikus en una línea vertical, cruzado…, lo que se encuentra en maestros desde el Japón, quiero emular, si se puede. Es el primero libro de poesía y quizás el último”, dice Dennis a Plaza Catorce.

“Jukumari Donoso”, en cambio, es una novela de narrativa fantástica, “en realidad es realismo mágico” aclara Morales, que está inspirada “en la leyenda del Jukumari descrita por Jesús Lara en su libro Mitos y Leyendas Quechuas. He aprovechado para ofrecer un contexto, social, político y cultural actual, en torno a la misma leyenda; el Jukumari que baja del cielo al Jananpacha, hace de las suyas, deja embarazada a una señorita y se escapa. La historia trata de eso justamente, de las futuras generaciones de esta mujer que queda impregnada por el oso”.

En esta historia, ambientada en la Revolución Nacional de 1952 arranca en el fortín de Samaipata, en Santa Cruz, donde todavía había terratenientes y es por esta zona donde vivía el Jukumari protagonista de la historia y es de esas estribaciones de la cordillera oriental que el animal semidios desciende para hacer de las suyas. “Los incas recibían ayuda del Jukumari que siempre les avisaba que los guaraníes estaban llegando para robarse comida y territorio. El Jukumari era como un vigía para ellos y hacía sus cosas y alertaba a los incas y por eso los incas le dejaban que haga de las suyas, que bajase, que busque mujer y usualmente impregnaba mujeres que tenían hijos hombres normales, pero la leyenda cuenta que cuando alcanzaban la madurez podía volverse osos”.

Según Dennis Morales, para los incas el Jukumari, que tenía diversos nombres y atributos antropomórficos, era una criatura reverenciada e incluso era patrón tutelar de las montañas. Desde los años 1700 se conocen varias crónicas escritas sobre el Jukumari y ya se hacían varios bailes públicos de entretenimiento donde el oso era el protagonista. “La gente ya hacia crónica desde entonces, los cronistas lo describen como una persona que cambia y que busca atractivas mujeres porque no existen hembras en su especie (según las leyendas), son sólo varones, entonces baja acá y tiene que hacer de las suyas para buscar una hembra”.

Esta historia cobra importancia ya que desde hace algunos años el Jukumari ha sido declarada en Bolivia como especie en peligro de extinción y sobre el tema, Morales Iriarte, que es Biólogo de profesión y también músico, dice: El Jukumari tiene un área muy restringida y su problema actual es la fragmentación del hábitat, se distribuye en los Yugas de La Paz, Cochabamba y llega hasta el norte de la Argentina inclusive, pero la gente construye carreteras, por ejemplo el Tipnis va ser una grave amenaza para su territorio para que pueda migrar y aparearse”.

GRACIELA ORTUÑO

Otra autora independiente que participa de la ExpoLibro es Graciela Ortuño, cochabambina de 28 años que presenta los tres libros que componen su saga de amor: “Síndrome de princesa”, “El fantasma de tu recuerdo” y “Corazón de príncipe”.

“La trilogía trata del síndrome de princesa o de príncipe, que es algo que padecemos todas las personas a lo largo de nuestra vida. En el primer libro plasmo lo que es la primer etapa del amor, que es el amor rosa, cuando las personas tenemos un ideal de pareja con ciertas características específicas pero a lo largo de la relación ocurre una decepción, entonces pasamos a la etapa del amor gris que es el segundo libro, ‘El fantasma de tu recuerdo’, en el que se trata de que las relaciones de pareja nos decepcionan, ya no queremos saber del amor, nos negamos de hecho a tener una nueva relación y en caso de que la tengamos, la tenemos con ciertas barreras personales, como que nos da miedo volver a amar o volver a tener esa entrega del principio. Mucha gente se queda en esta segunda etapa el resto de su vida, pero algunos sí logran pasara a la tercera etapa que es la de ‘Corazón de príncipe’ que es la etapa del amor real, que es cuando la persona se descubre a sí misma, se valora a sí misma y así logra un amor sincero y así logra también identificar a quien le puede dar un amor sincero y quién no”. Graciela es comunicadora social, pero le apasiona la psicología, es por eso que se ha decidido por plasmar estar historias y publicarlas.

  • Publicado en Libros

Carlos Vera Vargas presenta libro en la XI FILC

Hoy a las siete de la noche, en el salón Néstor Taboada de la IX Feria Internacional del Libro de Cochabamba (FILC), se presenta la obra “La resonancia de los estornudos fóticos y otros cuentos”, escrita por el cochabambino Carlos Vera Vargas y ganadora del Primer Concurso Nacional de Literatura para Jóvenes “Puraletra” del Grupo Editorial La Hoguera.

Vera Vargas, maestro de profesión, ha escrito varias obras de literatura infantil y juvenil, con algunas de las cuales han ganado varios premios importantes como el Premio Nacional de Novela Infantil (2014) y el Premio Nacional de Novela Juvenil (2014) con:  “Un exquisito huevo astronómicamente frito” y “Dos gatos mojados y el caso del paraguas”, respectivamente. También ha ganado el Primer Premio de Novela Juvenil (Santillana, 2009).

Este escritor cochabambino ha comenzado su carrera literaria en 1986 y a la fecha ha publicado cuentos, obras de teatro y novelas como: “Mi burrito se llama Carmelo”, “Carmelito de lunes”, “El hombre de la cueca”, “Este patio es nuestro”, “Entre ladrillos y perejiles”, “El sombrero blanco del señor que no era mi tío”, “El vuelo del murciélago barba de pétalo”.

Para el primer Concurso Nacional de Literatura para Jóvenes “Puraletra”, Vera Vargas presentó los cuentos “La resonancia de los estornudos fóticos y otros cuentos”, “historias con  pincelazos de cultura general, con humor muy fresco, una buena dosis lúdica y finales inesperados. Son cuentos donde temas como la amistad, la familia, los valores  y las aventuras de la adolescencia, cobran importancia”, según resalta La Hoguera, editorial cruceña presente en la XI FILC y que anuncia  que “La resonancia de los estornudos fóticos y otros cuentos” es su principal atracción.

En el concurso de La Hoguera participaron 22 propuestas (para lectores entre 11 y 17 años) de todo el país y se eligió la Carlos Vera Vargas, quien a través de la nominación obtuvo  un premio en metálico de Bs 10.000 más la publicación del libro, premio que recibió en junio pasado en el marco de la XVIII Feria Internacional del Libro de Santa Cruz.

Durante la presentación de esta noche La Hoguera lanzará la convocatoria para el II Concurso Nacional de Literatura para Niños y Jóvenes “Abrapalabra “y “Puraletra”, cuyas bases se pueden ver en www.lahoguera.com. Según las citadas bases, el plazo de entrega de los trabajos es hasta el 20 de diciembre y la lista de los ganadores se conocerá el 20 de febrero de 2018. 

  • Publicado en Libros

IV Feria del Escritor Boliviano en Cochabamba

Hasta el 1 de julio está abierta la convocatoria para los escritores interesados en participar de la IV Feria de Autor Boliviano que se realizará en un único día, el próximo sábado 22 de julio, de nueve y media de la mañana a cinco de la tarde, en los Jardines del Palacio Portales.

La convocatoria, lanzada la semana pasada por el Centro pedagógico y cultural Simón I. Patiño de Cochabamba, está destinada a todos los escritores bolivianos en las temáticas de: Literatura, Historia, Arte y Pedagogía; y tiene los objetivos de fomentar la lectura, promover las obras de escritores nacionales, incentivar el intercambio de ideas y experiencias entre los escritores y sus lectores; crear un espacio de encuentro para todos los autores bolivianos y propiciar que los escritores entren en contacto con sus lectores.

Según las bases, podrán participar de esta feria los escritores que tengan un mínimo de tres obras publicadas; también los extranjeros que radiquen y tengan obra publicada en Bolivia. Los participantes contarán con un pequeño estand otorgado por el Centro Patiño, en el que podrán exponer, vender su obra y contactarse con su público.

“Los escritores interesados deberán comunicar al Centro pedagógico y cultural Simón I. Patiño de Cochabamba su voluntad de participar en la IV Feria del Escritor Boliviano, ya sea apersonándose a sus oficinas Av. Potosí Nº 1450, por correo normal Casilla 544, o por correo electrónico a la siguiente dirección: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.,  con la ficha de inscripción, hasta el día sábado 1 de julio del año en curso. Por otra parte, les hacemos saber que siendo limitada nuestra infraestructura, el Centro se encargará de avisarle si su solicitud fue aceptada”, señala la citada convocatoria.

En caso de que la solicitud sea aceptada, los escritores deberán pagar una adhesión de Bs 30. Para los autores que llegan del interior del país, el Centro aclara que “no cubrirá ningún gasto de transporte, hospedaje ni viáticos durante la Feria” y que cada participante “se responsabiliza de sus ventas y facturación”.

  • Publicado en Libros

Feria del Libro de Frankfurt otorga mención a Fundación Torrico Zamudio

“Álbum fotográfico de la Guerra del Chaco”, la reciente publicación de la Fundación Cultural Torrico Zamudio de Cochabamba, lanzada el 23 de marzo pasado, ganó una mención de honor al mejor libro editado, otorgada por la Feria del Libro de Frankfurt (Alemania).

Este premio lo recibió este domingo 11 de junio, durante el último día de la XVIII Feria Internacional del Libro de Santa Cruz de la Sierra.

“Álbum fotográfico de la Guerra del Chaco” contiene 116 imágenes inéditas y de gran contenido histórico, tomadas en los departamentos de Santa Cruz, Beni y Cochabamba, por el artista Rodolfo Torrico Zamudio, entre los años 1933 y 1935. Esta publicación es la sexta que edita la Fundación Torrico Zamudio y fue presentada el 23 de marzo de 2017 en la Biblioteca del Centro Simón I. Patiño de Cochabamba y este viernes 9 de junio fue lanzada en la Feria del Libro de Santa Cruz y próximamente será llevada a la ciudad de La Paz.

A diferencia de las pocas fotografías que ampliamente se conocen sobre el conflicto bélico entre Bolivia y Paraguay, las imágenes  que se presentan en este libro, además de la nitidez y calidad técnica para su tiempo, muestran otras facetas de la realidad boliviana, tales como: un Ejército comprometido con su país (como se ve en la foto de la portada), las pequeñas victorias bolivianas sobre los combatientes paraguayos, los movimientos de tropas en Cochabamba y los embarcos de tropas en puertos de Santa Cruz. También llaman la atención las tomas aéreas y terrestres de las flotas de aviones propiedad boliviana y la cotidianidad en los hospitales de campaña.

Agente Secreto de Primera Clase

Toda esta riqueza de instantáneas está antecedida por una introducción hecha por el antropólogo Walter Sánchez Canedo, en base principalmente a documentos de la época propiedad de la Fundación Torrico Zamudio, el libro “Historia del Chaco” de Roberto Querejazu y datos hemerográficos de periódicos como La Unión, El Pueblo (Cochabamba) y Presencia (La Paz). 

Bajo el título “Rodolfo Torrico Zamudio: ‘repórter’ en la guerra del Chaco”, la citada introducción refiere que en septiembre de 1932 –fecha en la que estalla la guerra entre Bolivia y Paraguay—el artista Rodolfo Torrico se  encontraba en Santa Cruz de la Sierra junto al político, periodista y escritor Carlos Montenegro y el periodista Eduardo Arze, entre otros. “Su cercanía con la guerra debió generarle un fuerte impacto ya que ese mismo mes solicita al Estado Mayor General autorización para entrar al Chaco como corresponsal gráfico. No conocemos cuál fue la respuesta. No obstante, a su retorno a la ciudad de Cochabamba, comienza a registrar fotográficamente escenas de la nueva cotidianidad que comienza a generar la guerra: movilizaciones militares y concentraciones civiles”, relata Sánchez Canedo.

En “Álbum fotográfico de la Guerra del Chaco” también se relata cómo Rodolfo Torrico Zamudio, el 14 de abril de 1934, fue nombrado “Agente Secreto de Primera Clase del Servicio Reservado Sección II-A del Estado Mayor Auxiliar. Además, según documentos reproducidos en “Álbum fotográfico de la Guerra del Chaco”, para el Ejército de Bolivia el trabajo de este profesional durante la guerra era considerado de “un alto valor histórico y artístico”.

El artista

Rodolfo Torrico Zamudio nace en 1890 en Cochabamba (Bolivia) y fallece en 1955 en su ciudad natal por mala praxis en una operación de apéndice, debido a una falla eléctrica, ironías de la vida ya que trabajó toda su vida adulta en La Luz y Fuerza. 

Durante prácticamente toda su existencia se dedicó a retratar aspectos cotidianos de la vida de diferentes ciudades del país. Con material que guarda la Fundación Torrico Zamudio, desde el año 2012 hasta la fecha se han publicado los siguientes títulos:

Testimonio Fotográfico de Cochabamba (2010). 

Memoria Fotográfica Cochabamba 1908-1928 (2010). 

Viajes por tierra oriental. Santa Cruz, Beni y Pando (2011).

Memoria Fotográfica de Sucre 1929-1935 (2012). 

Memoria Fotográfica de La Paz 1920-1940 (2015). 

  • Publicado en Libros

Kipus y Nuevo Milenio en Santa Cruz

Varias son las editoriales y librerías cochabambinas que están presentes en la XVIII Feria Internacional del Libro de Santa Cruz, que se inauguró este 31 de mayo. El Grupo Editorial Kipus está presentando como novedades “La Narrativa Contestataria y Social de Gaby Vallejo Canedo”, una compilación hecha por el escritor e investigador Willy Muñoz  y de Adolfo Cáceres Romero lanza “La División Errante” y “La madre de Layme”.

Kipus también tiene como novedades “Los Sueños de Nany”, una obra infantil escrita por Marlene Argote y "Entre el Amor y la Locura" y "El Árbol que llora Sangre", ambos títulos del autor David Vildoso Lemoine y que serán presentados en estos días. Gonzalo Lema, que hace algunos meses recibió en España el Premio de Novela Negra LH Confidencial, también participa de la FIL cruceña presentando las reediciones de dos de sus obras: "El Sol, el Mar y Marisol" y "Los días Vacíos del Raspa Ríos".

La Editorial Nuevo Milenio, dirigida por Marcelo Paz Soldán, también está en Santa Cruz con dos novedades: la distribución del primer libro con el que debuta Dum Dum, la editorial de la escritora cruceña Liliana Colanzi. La premiada autora ha elegido el libro “Eisejuaz”, de Sara Gallardo, para lanzarse al campo de la edición. Por otro lado, el stand Nº 52 de Nuevo Milenio (que está en el Pabellón Brasil) también ofrece como novedad la edición boliviana de “Siete casas vacías”, de Samanta Schweblin (Argentina), ganador del Premio Internacional de Cuento Rivera del Duero (España) y que ya va por su séptima edición.

  • Publicado en Libros
Suscribirse a este canal RSS
Powered by OrdaSoft!
Banner 468 x 60 px