Daniela Lu Gonzales “o esterillas de agonía”

Una selfie que la poeta cochabambina Daniela Lu Gonzales publicó en su Facebook el 12 de julio de 2018. DANIELA LU GONZALES Una selfie que la poeta cochabambina Daniela Lu Gonzales publicó en su Facebook el 12 de julio de 2018.

Por Plaza Catorce


Daniel Lu Gonzales nació el 14 de junio de 1989 en Cochabamba, ciudad donde salió bachiller del colegio Irlandés y donde después estudió Filosofía y Letras en la Universidad Católica Boliviana San Pablo. Además de una poeta “maldita” capaz de escribir bastante bien y ser la mensajera alada y luminosa, valiente y capaz de transmitir los vacíos existenciales de su generación, era una diseñadora gráfica talentosa y una Makeup Artist llegada del futuro para enseñarnos cómo es que vendrá la historia después.

“Texturología (o esterillas de agonía)” es el último poemario rústico que hizo con sus propias manos y que presentó en la segunda Feria de Impresión y Edición Alternativa Tinta Quemada, realizada a fines de junio de este año. En este poemario están contenidos los títulos: Purpurina destroy, Estertor en esterilla, Alucinógenos de néon, Side effects, Caramelos, Oda al Clonazepam, Birras y pilas, Autocontrol, Automedicaciones conformes, Rehab o no rehab, Antidepresivos de papel maché y Politoximaniáticos.

Daniela Lu Gonzales lamentablemente murió este aciago 18 de septiembre de 2018. Aquí reproducimos tres poemas incluidos en su última publicación. En Plaza Catorce sentimos mucho, mucho dolor por su repentina pero anunciada partida.


PURPURINA DESTROY

Lo excentrado,

Narices paranoicas

Bocas con llagas

Deberíamos volver

Seres, seres infinitos

Abriendo portales unidireccionales

Pero dejar el vicio no es imperativo,

Cuando cae la noche

Bailan las neuronas

Es hora de destruirse

No necesitamos pistolas

Polvo de hadas es suficiente

No tenemos otras opciones

Malditos deformes nos dicen

Y ellos qué saben?

La morfina del horario de oficina

Es legal y elegante,

Pero no a todos les gusta ese baile

Poderosos enlodados

Quiénes son los de arriba?

Dónde estamos parados?

Tristes nubes difuminan

La caída sublime de los marginales

Al final todos somos alimento de gusanos

Polvo espacial estancado

 

CARAMELOS

La muerte es invocada, pero no siempre llega a tiempo

Así es como quedan vivos los que luego se hacen llamar poetas,

Y cada madrugada como una bola de pelos que sube por la garganta

Se atascan en ellos palabras, sueños, amores, dolores,

Que no se curan ni se callan a veces se calman

Con caramelos de propóleo

Y un masaje de mentisán en el alma

 

AUTOCONTROL

Nunca estamos dormidos

No se callan

Pero ya sabemos el canto que los arrulla

Disfruta del sol, y de la oscuridad en la bruma

Baila entre los cabellos

Ya nadie nos asusta

Danzas paganas

Deudas notificadas

Dioses pixelados

El asunto está en amar y ser amado

Eso dice y se repite

Claramente los poetas no saben nada

Tome por ejemplo este poema

Yo solo quiero llegar al día siguiente

No entiendo mucho, pero puedo caminar

Hasta su umbral, si  me explica

Como no saltar

Modificado por última vez enJueves, 20 Septiembre 2018 13:51
Powered by OrdaSoft!
Banner 468 x 60 px