Rolando Balderrama y la historia del primer español en Cochabamba

Rolando Ariel Balderrama Román es licenciado en Comunicación Social de profesión e investigador histórico, paleógrafo, genealogista y archivista. Cochabambino de nacimiento (1961), bachiller del colegio Don Bosco, Balderrama es miembro de la Asociación de Investigadores Histórico Sociales ‘Alejo Calatayud’ y autor del libro “Yo soy el primer poblador que entró en este valle. Garci Ruiz de Orellana. Orígenes de la Villa de Oropesa (1548–1593)”, una crónica histórica sobre la biografía del primer poblador español que habitó en el Asiento de Canata –Villa de Oropesa del valle de Cochabamba–, actual ciudad de Cochabamba.

Inicialmente este libro fue lanzado el 16 de junio de 2016, en una presentación auspiciada por el Grupo Editorial Kipus y realizada en el Salón de Honor de la Gobernación de Cochabamba. Sin embrago, tuvo un “relanzamiento” el pasado miércoles 25 de abril, “pero ésta vez con el patrocinio del directorio del Club Social Cochabamba, gracias al interés que despertó su lectura en los principales directivos, Adriana Salamanca y Alberto de la Reza, que me motivaron a que se realice este nuevo relanzamiento”, cuenta Rolando Balderrama en una entrevista virtual con Plaza Catorce.

“No podía haber encontrado una mayor acogida, aceptación y buenas críticas por parte de los estudiosos investigadores en historia. En el relanzamiento –dice Balderrama– pude ver y apreciar, por palabras del doctor Gastón Cornejo y la magister Ítala de Mamán, que el libro, además de ser revelador, sí puede ser tomado como un libro didáctico y de consulta para los que quieran conocer sobre nuestra memoria histórica y de identidad con nuestro pasado, cuyo producto actual es nuestro mestizaje, rebelde, valiente, apasionado, romántico y sobre todo amante de su propia tierra”. La siguiente una entrevista con Rolando Balderrama sobre su libro.

 ¿Qué lo motivó a preocuparse por buscar en la historia sobre la fundación de Cochabamba?

Primero porque soy un cochabambino y siempre fui un apasionado de la historia, pero como esta carrera no es muy lucrativa, me desanimaron, además que en ese tiempo la televisión estaba dando sus primeros pasos en Bolivia, me decidí a estudiar Comunicación Social hasta sacar mi licenciatura, sin embargo, a la historia nunca pude olvidarla.  Trabajaba medio tiempo en medios de comunicación y por las tardes me iba al Archivo Histórico de la Casa de la Cultura a investigar principalmente la época de la colonia cochabambina. Tuve que aprender paleografía con ayudas esporádicas de la magister Ítala de Mamán y en menos de un año ya podía leer manuscritos de los siglos XVII y XVIII.

Vi que una manera de conocer más en profundidad el desarrollo urbano y las relaciones sociales, políticas, comerciales y eclesiales era investigando la genealogía de mi apellido "los Balderramas". Me remonté hasta enero de 1602, fecha en la que aparece por primera vez en la Villa de Oropesa mi antepasado Alonso Sánchez de Balderrama, nunca supe si entró por el Paraguay o por el Perú, pero sí descubrí su origen en España. Ahí terminó mi investigación genealógica. Pero me entró la curiosidad de conocer más sobre los orígenes de la ciudad de Cochabamba (o Villa de Oropesa en aquellos tiempos) y para ello tenía que tener conocimientos sobre paleografía del siglo XVI, que es muy complicada, aparte de que los manuscritos en su gran mayoría se encontraban muy deteriorados, por mutilaciones, hongos, etcétera. Pero era un siglo clave para mis investigaciones.

En éste período se encontraban las dos fundaciones de la Villa de Oropesa, y eso me fascinó muchísimo. Comencé a revisar manuscritos antiguos, encontré el testamento del capitán Gerónimo Osorio y el de Garci Ruiz de Orellana, entre otros de los primeros habitantes; sin embargo, fue uno el que más me llamó la atención, sobre un litigio que tiene Ruiz de Orellana con su vecino de Cala Cala Diego Balmaceda y los indígenas del Paso y Tiquipaya, sobre el derecho al uso de las aguas de Taquiña, donde en uno de sus alegatos dice enfáticamente: "Lo uno porque yo fui el primero poblador que entró en este valle y haber sido la causa y razón para la fundación de esta villa...".

Éste, para mí, fue un gran descubrimiento. "Había una historia hispano-indígena previa a la fundación de la Villa de Oropesa por Osorio", y efectivamente así fue, 24 años antes de la primera fundación ya vivía en el valle de Canata (hoy ciudad de Cochabamba y sus alrededores, podría decirse, la provincia Cercado) un español con su mujer e hijos, éste fue, Garci Ruiz de Orellana que entró al despoblado valle de Canata a fines de 1548 y fallece en la Villa de Oropesa el 12 de abril de 1593. Desde este punto de partida comenzaron mis futuras investigaciones y profundización del tema.

¿Cuánto tiempo le tomó investigar sobre este tema en específico?

El trabajo de campo, podría decirse, la investigación paleográfica me tomo más o menos seis meses, los restantes fueron trabajos de investigación bibliográfica y de armado de la historia en sí; en total me tomó como dos años y medio terminar el libro que tiene 748 páginas.

¿Qué tipo de documentos y en qué bibliotecas o archivos ha encontrado ese material?

Mis investigaciones están basadas principalmente en la revisión de las "fuentes primarias", quiere decir los manuscritos propios de la época que tienen mayor valor histórico que cualquier enunciado de un historiador o escritor moderno. Hice un barrido de estas "fuentes primarias", principalmente en el Archivo Histórico José Macedonio Urquidi de la Casa de la Cultura, también revisé documentación en el Archivo Histórico de la Gobernación; mediante Internet, el Archivo de Indias, en la sección pasajeros a Indias, y relatos de varios cronistas de la época como el Inca (mestizo) Garcilazo de la Vega, Guamán Poma de Ayala, Cieza de León, Bartolomé de las Casas, y otros. Encontré mucha bibliografía en las bibliotecas de Portales, de la Casa de la Cultura y Libros Sacramentales del siglo XVI (Bautizos, matrimonios y defunciones) de las parroquias de Cercado y otras provincias.

¿Cómo resumiría el contenido de su libro?

Un libro revelador sobre los orígenes verdaderos de la población hispana en la Villa de Oropesa. Didáctico y de consulta porque se hace una nueva revisión histórica sobre los antecedentes que gestaron el poblamiento aimara-quechua y la posterior penetración hispánica a estas regiones. Muy útil para impartirla en los centros de enseñanza de todo nivel.

  • Publicado en Libros

Los escándalos sexuales que dañan a la Academia Sueca

Por Javier Claure C. (*)

La Academia Sueca, responsable de otorgar anualmente el prestigioso Premio Nobel de Literatura, se encuentra sumida en un gran escándalo que ha dañado la vida cultural sueca. Hasta hace poco la Academia ha sido una de las instituciones más misteriosas y herméticas del mundo. Sus miembros, escogidos minuciosamente bajo la batuta del rey Carlos Gustavo, y con una excelente formación académica, gozaban de un aura sobrenatural. Pero a principios de este mes, estalló la dinamita Nobel, poniendo en tela de juicio algunos secretos escondidos por la Academia durante mucho tiempo.

En realidad, todo empezó en noviembre del año pasado cuando, en Hollywood, saltó a la luz del día la campaña #MeToo (yo también) relacionada con abusos sexuales contra las mujeres, y que tuvo repercusión en muchos países. Y así, llegó también a Suecia la onda magnética de tal campaña. Y como resultado, 18 mujeres salieron del anonimato para denunciar, mediante el periódico Dagens Nyheter, que fueron víctimas de abusos y acosos sexuales. El autor de tan indecente conducta es el dramaturgo y fotógrafo francés, Jean Claude Arnault, esposo de Katarina Frostenson; académica y miembro del Comité Nobel desde hace 26 años. Arnault junto a su mujer eran responsables del Club Literario “Forum” financiado por la Academia. Sospechoso manejo que va en contra de los principios y ética de la misma Academia. Según la prensa sueca existen irregularidades económicas y se hará una investigación detallada del caso. Además, Arnault es acusado de haber filtrado a los medios de comunicación, al menos en siete ocasiones, el nombre del ganador del Premio Nobel de Literatura.

Al principio de este alboroto, que ha causado la atención mundial, tres miembros de la Academia Kjell Espmark, Klas Östergren y Peter Englund renunciaron a su cargo en dura señal de protesta por la no expulsión, del Comité Nobel, de Katarina Frostenson; por las supuestas acusaciones en contra de su marido. Da la impresión que han prevalecido otras cosas antes que los valores de la Academia. Espmark ha dicho a la prensa: “La integridad es el nervio central de la Academia. Y hay personas que toman en cuenta la amistad, y otros motivos por encima de la responsabilidad y la integridad de la Academia. Por eso no puedo seguir participando”. Mientras que Östergren se manifestó de la siguiente manera: “La Academia va arrastrando problemas serios desde hace tiempo, y ahora quiere resolverlos mediante confusas consideraciones. Lamentablemente esto implica traicionar a sus fundadores y protectores. Y también se traiciona al gusto y al talento literario”. El ex secretario permanente Peter Englund (2009-2015) señaló que existe una creciente grieta en el seno de la Academia, y que las críticas a su sucesora, Sara Danius, son totalmente injustas. Y acotó: “Se han tomado decisiones con las que no estoy de acuerdo, tampoco puedo defenderlas. Y, por consiguiente, he decidido no participar más en el trabajo de la Academia”. A todo esto se suma la carta abierta enviada, al periódico Expressen, por uno de los miembros de la Academia, Horace Engdahl, quien acusó a Sara Danius de ser la peor secretaria desde 1876. Es decir, desde que se fundó la Academia por el rey Gustavo III.

Finalmente, y después de una reunión que tuvieron los miembros de la Academia, Sara Danius y Katarina Frostenson renunciaron a sus sillas. Danius no quiso revelar si su salida fue a raíz de una votación en contra de ella. Y dijo: “Es la voluntad de la Academia y acepto. Hubiera querido seguir, pero hay otras cosas que hacer en la vida”. Y fue más dura en un mensaje enviado a la prensa donde añadió: “La Academia Sueca es importante y tiene mucho prestigio, pero eso no significa que no se pueda cambiar. Independientemente del poder, no es justo sobreponer intereses a los valores de nuestro tiempo. Por el contrario, la Academia debe ganarse la legitimidad del pueblo sueco. Acepté trabajar como secretaria permanente porque tenía apoyo en el sentido de que poco a poco, pero conscientemente se podía modernizar la Academia. Consolidar tradiciones no implica distanciarse de la sociedad, o que una persona se exprese con arrogancia. Las camarillas no son válidas hoy en día. Los delitos y las trampas tienen que ser denunciadas al sistema judicial”. Estas palabras son, sin duda alguna, un revés bien dado a todos los miembros de la Academia, en su mayoría hombres. Todo el follón desatado por Jean Claude Arnault, ha puesto también en el tapete que en la Academia existen otros problemas como por ejemplo intrigas, rencillas, irregularidades y disputas de poder. Se podría decir, entonces, que la Academia y el pueblo sueco están enfrentados por primera vez. Para empezar, la Academia no es considerada como una autoridad, sus miembros no son escogidos por el pueblo y gozaban, hasta hace poco, de un cargo vitalicio. Sin embargo, el pueblo sueco le da legitimidad y, además, se siente orgulloso de esta institución. El rey Carlos Gustavo es el máximo protector, pero no está presente en las reuniones del Comité Nobel. Desde su trono ha cambiado, o mejor dicho ha completado, los estatutos de la Academia. Pues ahora es posible que un miembro abandone la Academia a petición propia.
Como es de suponer, la mayoría de los suecos y las suecas están en contra de la conducta inmoral de Jean Claude Arnault. Y hay voces que reclaman que todos los miembros de la Academia son responsables de las jaranas suscitadas en el corazón de la institución y, por consiguiente, deberían renunciar a su cargo. Ninguna de las mujeres de los miembros (hombres), han estado implicadas en cuestiones de la Academia. No obstante, Arnault gracias a la palanca de su mujer (Katarina Frostenson) ha logrado codearse con la élite cultural sueca. Este zorro astuto vestido de cordero, durante mucho tiempo, ha vendido gato por liebre a los socios del Comité Nobel. Y todos se preguntan ¿cómo fue posible? La respuesta del pueblo sueco evidencia que este asunto se manejó con parcialidad. Algunas personalidades, desde hace tiempo, han dicho que la Academia no es una institución moderna, sino más bien conservadora, misteriosa y con un alto grado de esnobismo. Quizá la ex secretaria permanente, Sara Danius, trató de cambiar el rumbo de la institución, y encontró una fuerte resistencia entre los miembros. Un detalle curioso es que el día en que renunció Danius, llevaba una blusa blanca con un rosón. El jueves 19 de abril miles de personas se dieron cita, frente a la mansión de la Academia, para solidarizarse con Sara Danius. Hombres y mujeres llevaban también un rosón en el cuello y gritaban: ¡Que renuncien todos los miembros!, ¡Que renuncien todos los miembros!
Según ciertos analistas, la dimisión de Danius no es una cuestión de género. En todo caso, un gran porcentaje, de suecos y suecas,  aseguran que tal renuncia tiene que ver con las estructuras de poder masculino que existen en el Comité Nobel. Suecia es un país que lucha por la igualdad de género. De acuerdo al informe “The Global Gender Gap Report 2014” (Informe Global Brecha de Género 2014), Suecia ocupa el cuarto lugar entre los países que tienen mayor igualdad de género (Primer lugar Islandia, segundo lugar Finlandia y tercer lugar Noruega). Digan lo que digan, los miembros de la Academia Sueca, en cierto modo, han quebrado la imagen de Suecia y la de una sociedad moderna. La crisis en la cúpula de la institución ha dañado el Premio de Literatura más famoso del mundo. El trabajo de selección del Premio Nobel de este año está en riesgo. Pero de una cosa estoy convencido: Se les ha bajado de su pedestal a los miembros de la Academia, y tomará mucho tiempo recobrar la confianza, sobre todo, en el manejo imparcial de la institución.

(*) El autor es escritor y poeta boliviano que vive en Suecia hace muchos años.

De todo y para todos en la III ExpoLibro de Cochabamba

Cientos de libros, de diversos autores y géneros y de diversa manufactura están a la venta hasta este lunes 23 de abril en la tercera versión de la ExpoLibro que impulsa la Cámara Departamental del Libro de Cochabamba (CDLC) y que puede ser visitada desde las diez de la mañana en la plazuela Félix del Granado (Ecuador entre España y Baptista). Esta expo fue establecida el 2016 por la CDLC con la finalidad de ser parte de las diversas actividades que se hacen en abril, alrededor del mundo, para celebrar dos fechas importantes: el Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil que se recuerda cada 2 de abril, y el Día Internacional del Libro y de los Derechos del Autor que se recuerda cada 23 de abril. Por esta última fecha es que para mañana están concentradas la mayor parte de las intervenciones importantes. “Lo más interesante y lo más fuerte que vamos a tener va ser para la clausura, que es el 23 de abril, Día Mundial del Libro”, dice el gerente de la CDLC, Hamilton Luján, y agrega que además de “la banda municipal, grupos independientes de música y de baile, vamos a tener una actividad denominada lectura colectiva del Quijote de la Mancha”, donde se tiene prevista la participación de autoridades políticas, culturales, escritores y lectores.

“Escritores como Gonzalo Lema, Ramón Rocha Monroy, Blanca Garnica, César Verduguez, entre otros, nos han confirmado su participación. Juntos vamos a leer los dos capítulos del Quijote de la Mancha, por fragmentos”, cuenta. Esta actividad iniciará a las ocho de la noche en la plazuela del Granado. Después, estudiantes de colegio y Boys Scouts serán responsables de “El título de mi libro para el mundo”, una actividad donde armarán un mural gigante con títulos de libros.

CEDIB Y LALIBRE CON “EMERGENCIA URBANA”

Este 2018 y al igual que el año pasado son 40 los expositores, entre ellos los escritores Gaby Vallejo Canedo, Dennis Morales Iriarte, Ana Triveño y Graciela Ortuño, entre otros; las editoriales Kipus, Los Amigos del Libro, Fe de Erratas, Yerba Mala Cartonera, Editorial Paulinas y Editorial El Cuervo, esta última viene de la ciudad de La Paz; también están las librerías LaLibre y Baúl Libros, ésta última de Santa Cruz.

En el stand de LaLibre, la librería del CEDIB, uno de los grandes atractivos es “Emergencia urbana. Urbanización y libre mercado en Bolivia” de Escarley Torrico Foronda, que hace poco fue presentado con mucho éxito en Santa Cruz y que pronto irá a La Paz. “Está muy bueno, es necesario; es un buen libro para entender también la dinámica urbana donde vivimos todos y que parece que no nos importa”, dice Rossmery Amils, responsable de comunicación del CEDIB y también responsable de esta librería.

Amils, en una entrevista con Plaza Catorce, cuenta que otro de los grandes atractivos que tiene LaLibre son los títulos de la editorial Mama Huaco, que es de la inglesa afincada en Bolivia, Alison Spedding. “Para la feria nos hemos centrado en todo lo que es Spedding porque aquí no hay quien venda todos estos libros. Lo último que ha sacado es ‘Miedo y asco en Cambridge’ y tiene otros sobre investigación. A mí, el de ‘Miedo y asco en Cambridge’ me ha gusta mucho, es diferente porque no es local, es otra onda, es Inglaterra, pero me gusta la exploración que hace de los personajes desempleados y marginales. Ella dice que lo escribió antes de que Irving Wells sacara ‘Trainspotting’ (1996), y en esa época no era moda hablar de lo marginal pero ahora es algo mucho más trascendente; pero tiene su voz, su estilo rudo, y viene con un CD con la banda sonora que me parece un punto bastante bueno. Ese está en 100 bolivianos”, detalla Amils.

En lo que respecta a literatura infantil, LaLibre tiene varios títulos recomendables, como aquellos de la serie Antiprincesas. “Ahora tenemos el de Gilda, que nos encanta vender un libro de Gilda que sale un poco de la norma, porque normalmente son escritoras, personas como de la alta cultura popular y Gilda es muy popular, es la cantante de cumbia argentina y me parece bien bonito porque es como otro modelo… Un modelo no siempre tiene que ser una escritora o artista plástica, o ser algo reconocido por la alta cultura, sino más bien Gilda es casi una santa popular; es que el pueblo tiene sus gustos, su estética, sus formas, y me gusta mucho que la hayan planteado desde ahí. Y luego tenemos los dos de Antihéroes de Eduardo Galeano y de Cortázar que hablan por sí solos”.

Otros textos que recomienda Rossmery son los de Nicobis, el proyecto de Liliana de la Quintana que ya lleva más de tres décadas y “que a mí siempre me parece que son una oportunidad interesante de explorar nuestra mitología para niños con un trabajo editorial realmente muy bonito y es como la doceava edición de esos libros que están a 70 bolivianos”. También y de la misma autora, LaLibre tiene la colección Urucú, cuentos basados en mitos: “Pankarita y los achachilas”, “La fiesta de la vida” y “Tejedoras de estrellas”. “Es una colección que siempre recomiendo a papás y mamás en busca de literatura nacional”, asegura.

LA MUELA DEL DIABLO Y KAMAKE

La editorial La Muela del Diablo, de Marcelo Yaksic, tiene varias propuestas en esta feria. “Estamos con esta editorial independiente que es Kamake (zorro en aymara), sacando textos de material diverso, como sociología, ciencias políticas”, dice Marcelo a Plaza Catorce y agrega que los títulos que componen Kamake son de autores como Casilda Rodrigañez, Emma Goldman y anarquistas como Malatesta o Bakunin. “Son textos un poco difíciles de adquirir pero que están abiertos en Copy Left y los estamos reproduciendo un poco para difundir esta temáticas. Esta editorial se encarga de eso, de poder mostrar ese tipo de temáticas que no son muy accesibles”.

Por otra parte, La Muela del Diablo sugiere el libro del autor cochabambino Lorgio Orellana Aillón, “que es una investigación que ha hecho sobre la clase obrera  y dominante que ha habido en las épocas de 1940 al 2003, todas esas elites que han dominado aquí en Bolivia. Es una investigación que ha hecho auspiciada por la Universidad de San Simón”. La Muela del Diablo también tiene como novedad su colección de literatura infantil “Wawas que escriben” que publica conjuntamente con Arte Presa y que está compuestas por cuentos escritos y dibujados por niños. Los primeros números han sido en español y aymara y ya han lanzado otras convocatorias para publicar cuentos escritos en quechua y guaraní.

LUZ CEJAS ROSADO DE ARACENA

El primer libro de “Rayo”, el pastor alemán cochabambino protagonista de la saga del mismo nombre y que ha conquistado a por lo menos dos generaciones de niños, está en su cuarta edición y su autora está trabajando en el cuarto libro de la saga y donde el perro ecologista esta vez resaltará los árboles más viejos y lindos que hay en Cochabamba, con la intensión de mantener su recuerdo porque cualquier día pueden desaparecer –según adelanta en una entrevista con Plaza Cartorce la escritora Luz Cejas Rosado de Aracena—.

Además de los tres libros sobre “Rayo”, Luz Cejas tiene una nueva obra: “El gigante de los Andes”, que ha sido ilustrada por Rosario Moyano. Las imágenes y el texto son un colorido paseo que lleva al lector por hermosos paisajes como la cordillera de Los Andes, el Lago Titicaca, Tiwanuaku, una montaña con puyas Raimondi en flor. La idea era que “El gigante de los Andes” (el libro número 27 de esta escritora de literatura infantil) primero sea un libro álbum pero, como en términos de impresión le salía más cara la tapa dura que la obra en sí, decidió hacer una impresión normal que aún no ha sido presentada, pero que se puede encontrar en la III ExpoLibro.

En el stand de Luz están también varios de sus libros anteriores, algunos para colorear y una de las grandes atracciones es su “Cancionero Puerta de Luz” que es un libro para colorear, con partituras y que viene acompañado de un CD con los 18 poemas hechos canción. “El cancionero con más su CD está a 50 bolivianos. En el Cuzco (Perú, donde ganó un premio) me dijeron que mi poesía tiene música, entonces he aprovechado y le he puesto música. La música ha salido de mi cabeza y don Luis Moya me la ha escrito”, asegura Luz Cejas a Plaza Catorce.

“JUKUMARI DONOSO” DE DENNIS MORALES

“Jukumari Donoso” y “Solsticio en Cirtis mayor” son las últimas obras que el escritor cochabambino Dennis Morales Iriarte ha publicado. El segundo es un libro de poesía bastante corto y contienen los poemas que escribió durante el 2017. “Me inspiré en la técnica japonesa haiku, que son poemas muy cortos de tres líneas, y estoy usando esas técnicas para hacer haikus en una línea vertical, cruzado…, lo que se encuentra en maestros desde el Japón, quiero emular, si se puede. Es el primero libro de poesía y quizás el último”, dice Dennis a Plaza Catorce.

“Jukumari Donoso”, en cambio, es una novela de narrativa fantástica, “en realidad es realismo mágico” aclara Morales, que está inspirada “en la leyenda del Jukumari descrita por Jesús Lara en su libro Mitos y Leyendas Quechuas. He aprovechado para ofrecer un contexto, social, político y cultural actual, en torno a la misma leyenda; el Jukumari que baja del cielo al Jananpacha, hace de las suyas, deja embarazada a una señorita y se escapa. La historia trata de eso justamente, de las futuras generaciones de esta mujer que queda impregnada por el oso”.

En esta historia, ambientada en la Revolución Nacional de 1952 arranca en el fortín de Samaipata, en Santa Cruz, donde todavía había terratenientes y es por esta zona donde vivía el Jukumari protagonista de la historia y es de esas estribaciones de la cordillera oriental que el animal semidios desciende para hacer de las suyas. “Los incas recibían ayuda del Jukumari que siempre les avisaba que los guaraníes estaban llegando para robarse comida y territorio. El Jukumari era como un vigía para ellos y hacía sus cosas y alertaba a los incas y por eso los incas le dejaban que haga de las suyas, que bajase, que busque mujer y usualmente impregnaba mujeres que tenían hijos hombres normales, pero la leyenda cuenta que cuando alcanzaban la madurez podía volverse osos”.

Según Dennis Morales, para los incas el Jukumari, que tenía diversos nombres y atributos antropomórficos, era una criatura reverenciada e incluso era patrón tutelar de las montañas. Desde los años 1700 se conocen varias crónicas escritas sobre el Jukumari y ya se hacían varios bailes públicos de entretenimiento donde el oso era el protagonista. “La gente ya hacia crónica desde entonces, los cronistas lo describen como una persona que cambia y que busca atractivas mujeres porque no existen hembras en su especie (según las leyendas), son sólo varones, entonces baja acá y tiene que hacer de las suyas para buscar una hembra”.

Esta historia cobra importancia ya que desde hace algunos años el Jukumari ha sido declarada en Bolivia como especie en peligro de extinción y sobre el tema, Morales Iriarte, que es Biólogo de profesión y también músico, dice: El Jukumari tiene un área muy restringida y su problema actual es la fragmentación del hábitat, se distribuye en los Yugas de La Paz, Cochabamba y llega hasta el norte de la Argentina inclusive, pero la gente construye carreteras, por ejemplo el Tipnis va ser una grave amenaza para su territorio para que pueda migrar y aparearse”.

GRACIELA ORTUÑO

Otra autora independiente que participa de la ExpoLibro es Graciela Ortuño, cochabambina de 28 años que presenta los tres libros que componen su saga de amor: “Síndrome de princesa”, “El fantasma de tu recuerdo” y “Corazón de príncipe”.

“La trilogía trata del síndrome de princesa o de príncipe, que es algo que padecemos todas las personas a lo largo de nuestra vida. En el primer libro plasmo lo que es la primer etapa del amor, que es el amor rosa, cuando las personas tenemos un ideal de pareja con ciertas características específicas pero a lo largo de la relación ocurre una decepción, entonces pasamos a la etapa del amor gris que es el segundo libro, ‘El fantasma de tu recuerdo’, en el que se trata de que las relaciones de pareja nos decepcionan, ya no queremos saber del amor, nos negamos de hecho a tener una nueva relación y en caso de que la tengamos, la tenemos con ciertas barreras personales, como que nos da miedo volver a amar o volver a tener esa entrega del principio. Mucha gente se queda en esta segunda etapa el resto de su vida, pero algunos sí logran pasara a la tercera etapa que es la de ‘Corazón de príncipe’ que es la etapa del amor real, que es cuando la persona se descubre a sí misma, se valora a sí misma y así logra un amor sincero y así logra también identificar a quien le puede dar un amor sincero y quién no”. Graciela es comunicadora social, pero le apasiona la psicología, es por eso que se ha decidido por plasmar estar historias y publicarlas.

  • Publicado en Libros

Sobre la antología Poesía Quechua en Bolivia

Por Juan Clavijo Román

El libro “Poesía Quechua en Bolivia” de Julio Noriega Bernuy (Perú) ha sido publicado por la Facultad de Letras y Ciencias Humanas de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos de Lima (Perú) y el Grupo Pakarina S.A.C. (Perú). La primera edición es de mayo de 2016. El libro antológico contiene 804 páginas distribuidas en IX capítulos y recopila las producciones de 76 autores bolivianos y tiene un total de 211 poemas en quechua y que están traducidos al español.

Julio Noriega Bernuy es doctor en Letras por la Universidad de Pittsburgh y profesor de Knox College de Estados Unidos. Como parte de la investigación para “Poesía Quechua en Bolivia”, Noriega pasó todo un año en el país recorriendo las diferentes ciudades, provincias y comunidades donde se habla quechua y recopilando información de fuentes primarias o buscando en cuadernos y textos de profesores. Durante ese años en Bolivia, Noriega estuvo tres meses en Quillacollo, en la casa de Lidia Coca Mercado (La Paz 1950 – Quillacollo 2015), a quien conoció en la Universidad Bartolomé de las Casas de Cuzco (Perú), cuando la boliviana realizaba una maestría y escribía textos en quechua para la revista de dicha universidad.

La tapa de “Poesía Quechua en Bolivia” es una obra que lleva por título “Carnabal” y que es de José Melchor María Mercado, nacido en Chuquisaca en 1816 y fallecido en 1871. Melchor María Mercado “fue militar, funcionario público, político, profesor, fotógrafo, viajero, explorador, taxidermista, galvanoplasta…” ¡Qué no ha sido!”, según comenta Gunnar Mendoza Loza. Cuenta Mercado, que el motivo de inspiración fue Alcide d’Orbigny, cuando él estaba en Bolivia los años de 1830-1833, entonces contaba con 16 años de edad. Sus dibujos y pinturas se plasman magistralmente en el libro “El álbum de paisajes, tipos humanos y costumbres de Bolivia”, de su autoría, que contiene 116 acuarelas y tintas sobre la realidad geográfica, botánica, zoológica, étnica, histórica y urbana del país, pintados entre 1841 y 1869, con estudio introductorio de Gunnar Mendoza sobe la vida y la obra del autor. Es un reportaje gráfico sobre Bolivia del siglo XIX a través de los ojos y la percepción de José Melchor María Mercado.

76 AUTORES DE TODA BOLIVIA

Sobre la antología que comprende a 76 autores de toda Bolivia, Julio Noriega Bernuy explica: Los “Legendarios” reúne a poetas en torno a los cuales se ha tejido una leyenda y también a los que en sus obras se valen de la recreación poética de costumbres, tradiciones, leyendas y mitos andinos. En la sección de “Apologéticos” están los autores cuyas poesías son loas, himnos y cantos a diversos temas y motivos que van  desde la naturaleza hasta los pueblos, personajes, divinidades, aniversarios y hazañas históricas o personales. La categoría de los “Seudónimos” está  reservada para los poetas que se sirvieron de un segundo nombre muy distinto al suyo para enmascarar su filiación europea y, desdoblados en otro sujeto, asumir la identidad indígena a través de su poesía. Bajo la denominación de “Educadores” se agrupa a un sector de alfabetizadores, maestros rurales y de educación bilingüe que hace de sus poesías herramientas de lectura para niños, adolescente y jóvenes, al tiempo que cumple con el objetivo de transmitir los valores de la tradición cultural quechua a nuevas generaciones…  Aparecen como “Activistas” los militantes de partidos políticos y luchadores sociales quienes escribieron sus poesías como arma de combate y expresión de un sector étnico marginal. Aquellos poetas que en algún momento fueron reconocidos institucionalmente y cuyos trabajos se difundieron después de recibir un premio en certámenes nacionales e internacionales forman la sección de los “Premiados”. La clasificación de “Compositores” permite incluir la obra escrita por músicos, compositores e intérpretes que, a pesar de haberse popularizado como canción, ha pasado a formar parte del corpus literario en algunas antologías de poesía quechua. Los manuscritos que permanecieron sin haberse publicado antes y aquellos que han sido preparados especialmente para este libro forman parte de los “Inéditos”. Y la última parte corresponde a los “Centros de Enseñanza”, cuya producción poética fue realizada a manera de trabajo colectivo en talleres, clubes y clases de quechua en diferentes instituciones. Dentro de toda esta  clasificación, se mantiene una secuencia cronológica interna en cada sección, sobre la base de los datos biográficos del autor y, a falta de estos datos, según la fecha de publicación de su trabajo.

UNA BIBLIOTECA MÓVIL

Noriega, dicta actualmente Literatura Latinoamericana en el Knox College de Estados Unidos: “Puesto que no hay biblioteca donde se pueda encontrar una selección de poetas quechuas de Bolivia, para mi este libro es algo como una biblioteca móvil. Significa mi biblioteca, estará disponible dondequiera que usted quiere tomar y ahora es accesible a todo el mundo y (espero que) contribuya a que esta lengua se mantenga viva y llegue a más personas”, dice Noriega.

El Rector de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Gonzalo Espino Relucé, en la presentación del libro, dice sustancialmente lo siguiente: “La estructura de esta antología concilia el eje diacrónico con el asunto temático y establece, al mismo tiempo, no solo la continuidad poética en la forma sino en la trasgresión de la misma, cuyo transcurrir lo observamos en las nueve unidades con las que se organiza la antología. De este modo se combinan escritores conocidos con inéditos. Así entonces, se empieza con autores que aparecen tempranamente en Oruro y La Paz. El empeño por hacer visible la presencia de la poesía quechua no parece seguir el camino de la tradición poética hegemónica de nuestros países. Todo lo contrario, invita a crear una agenda para el debate. Lo hace a través de la diversa y heteróclita poesía que nos propone, desde los textos que muestran ya su ‘vejez’ respecto a la ‘joven’ poesía que aparece entre aquellos que nomina como ‘Inéditos’ o aquellos que aparecen como parte del apartado ‘Centros de aprendizaje’”.

“Si hay que volver sobre la poesía quechua boliviana, tendremos que recuperar una estructura inherente, en su inevitable vínculo con el canto o con la representación del poema, es decir, la presencia del cuerpo y de la palabra, cuando ésta se dice. Y ésta es una nota que resalta en la poesía boliviana, pero al mismo tiempo, es aquello que nuestro autor define como poesía bilingüe, esto se pensada desde la condición de llaqta y ayllu, es decir desde un nosotros, que es exclusivo y excluyente (ñuqayku) a un que más bien piensa los tránsitos y la movilidad que asume como característica las posibilidades de que el otro, el de la ciudad y la capital lo conozca en su lengua, además del quechua, que se traduciría en un nosotros inclusivo, profundamente intercultural (ñuqanchis)”.

Seleccionar cuál de los poemas es el mejor, nos equivocaríamos de cabo a rabo, por lo tanto creo  que es necesario abrir otro espacio para reproducir las palabras quechuas expresadas en verso, con cuyas inspiraciones nos vamos a solazar y deleitarnos. Solo expreso admirado: “La poesía quechua identifica nuestras raíces ancestrales como país al  mundo entero”. Jina kachun (Que así sea).

Las siguientes listas muestran los capítulos y autores bolivianos considerados en “Poesía Quechua en Bolivia”, para que los cultores del quechua recuerden y conozcan a sus escritores.

POETAS LEGENDARIOS

1.- Juan Wallparrimachi Mayta (1793-1814)

2.- Adela Zamudio Ribero (1854-1928)

3.- José Víctor Zaconeta (1856-1945)

4.- Mercedes Oblitas Poblete (1912-1982)

5.- Armando Sánchez Velásquez (1934-2014)

6.- Eliseo Bilbao Ayaviri (1953)

7.- Iván Prado Sejas (1941)

8.- Gregorio Félix (1975)

APOLOGÉTICOS

1.- Carlos Felipe Guzmán (1816 – 1898)

2.- Saturnino Olañeta (1856 – 1921)

3.- Luis Néstor Lizarazu (1870 – 1924)

4.- Francisco Anaya Ustariz (1879 – 1943)

5.- Vicente Donoso Torres (1891 – 1966)

6.- Luis Zárate Araujo (1904 – 1968)

7.- María Luisa Aldunate (1904 – 1989)

8.- Porfirio Miranda Rivera (1906 -1986)

9.- Israel Zegarra Paniagua (1910 – 1983)

10.- Fernando Ortiz Sainz (1914 – 2004)

11.- Hermógenes Ortuño Sainz (1942)

SEUDÓNIMOS

1.- Mosoh Marka, seud. De Juan Guerra Villanueva (1897 – 1962)

2.- Nohj Netkia, sed. De Jhon Aitken Soux (1923 – 1998)

3.- Inti Churi, sed. De Walte D. Schultze (1951)

4.- Kori Koyllur, sed. De Jaime Gutiérrez Achocalla (1972)

5.- Ima Kusi, sed. De Emma Cladera Fernández (1973)

EDUCADORES

1.- Daría Arze (1891 -)

2.- Alicia Terán de Dick (1920 – 2006)

3.- Luis Rivas Alcócer (1927 -)

4.- Corsino Deheza-Arías (1938)

5.- Pilar Betty Tapia de Salinas (1942)

6.- Alfredo Quiroz Villarroel (1943)

7.- Mariano Piuca Yelma (2003)

ACTIVISTAS

1.- José David Berrios (1849 – 1912)

2.- Zenón Canaviri Vargas (2003)

PREMIADOS

1.- Emma Paz Noya (1920)

2.- Blanca Revuelta Saavedra (1924 – 2009)

3.- Irguibla Revuelta Saavedra (1926 – 2014)

4.- Jorge Calvimontes y Calvimontes (1930 – 2013)

5.- Fernando Villena Villegas (2009)

6.- Delia Paco Cuenca (2011)

7.- Elvira Espejo Ayca (2013)

COMPOSITORES

1.- Pacífico Terán Abasto (1910)

2.- Emilio Gutiérrez Illanes (1925)

3.- Luzmila Carpio Sanguesa (1950)

4.- Nohra Dávalos M. (2014)

INÉDITOS

1.- Jaime Osvaldo Sánchez (1924 – 2012)

2.- Osbaldo Zabalaga Vía (1945)

3.- Lidia Coca Mercado (1950 – 2015)

4.- Miryam Zubieta Royo (1950)

5.- Julieta Zurita Cavero (1953)

6.- Víctor Fabián Barrenechea Ríos (1975)

CENTROS DE APRENDIZAJE

TALLERES  CULTURALES DE QUECHUA

1.- Jhonny Prado Rivera (1954)

2.- Amanda Espinoza Vidaurre (2010)

3.- Paz Pacesa Gallegos (2010)

4.- Lucy Mercado A. (2010)

5.- Meryta (2010)

6.- Edith Terrazas V. de Nagayama y Sara Macha Balderrama (2010)

7.- Nancy García Mendoza y Reynaldo Gutiérrez (2010)

8.- Luis Ricaldi Zeballos y Mirian Rojas Nájera (2010)

9.- Edgar Tastaca, Nelsón Luna y Fany Vargas (2010)

10.- Wayra, seudónimo (2010)

11.- Fany Vargas, Adela Antezana y Patricia Sánchez (2010)

QHICHWAP K’ANCHAYNIN

CARRERA DE LINGÜÍSTICA APLICADA A LA ENSEÑANZA DE LENGUAS

UNIVERSIDAD MAYOR DE SAN SIMÓN DE COCHABAMBA

1.- María del Rosario Saavedra Saravia (1979)

2.- Julio Orlando Vargas Rojas (1983)

3.- Roxana Zapata Flores (1984)

4.- Liliana Cossío (1987)

5.- Carmen Gloria Packar Montaño (1987)

6.- Ever Cossío Gumucio (1988)

7.- Marizabel Castro Salazar (1990)

8.- María Luz Coca Luján (1990)

9.- Ruth Jiménez Nina (1993)

(INS – EIB) DE CARACOLLO ORURO

1.- Aquilino Alvarado Bonifacio (2006)

2.- C. Bonifacio C. (2006)

3.- A.Alvarado B. (2006)

4.- Fausto Ceballos (2006)

5.- Cristina Chipana (2006)

6.- Emilio Corrales (2006)

Limbo Errante, la editorial que busca sin brújula experiencias intensas

Limbo Errante es una editorial española que “se creó en el año 2016, después de una exhaustiva reflexión sobre cuál era la mejor manera de volcar nuestras inquietudes e írlas reflejando en nuestro catálogo”, cuenta Beatriz Jordán Hernández desde España, en una entrevista virtual con Plaza Catorce.

El equipo de Limbo Errante está conformado por tres personas: Beatriz Jordán, responsable de comunicación y de administración. Juncal Pibernat, responsable de la maquetación y del diseño editorial. Víctor San Frutos, editor, responsable de la selección de los textos, del control del proceso de publicación y de eventos. “Esto no quiere decir que todos no estemos implicados en el resto de multitud de tareas que conlleva un proyecto editorial. Todos estamos formados académicamente en nuestras distintas responsabilidades”, dice Beatriz a Plaza Catorce desde Zaragoza, ciudad donde los tres viven y trabajan. Zaragoza “es nuestra única sede por el momento”, asegura.

Sobre Víctor San Frutos conocemos que es graduado en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad de Granada y tiene una Certificación de Profesionalidad en Asistencia a la Edición y su experiencia laboral está centrada en editoriales, logística y gestión de grupos. Juncal Pibernat, tiene un título en Historia del Arte en la Universidad de Zaragoza y Grado en Diseño Gráfico y su experiencia laboral como librera. Beatriz Jordán es diplomada en Ciencias de la Comunicación, tiene Estudios de Historia del Arte y Periodismo en la Universidad de Zaragoza y experiencia diversa en servicios a empresas y medios de comunicación.

Si bien Limbo Errante nació el 2016, su primera publicación vio la luz en febrero de 2017 y nuestro interés por conocer más sobre esta editorial nació a raíz de que ésta lanzó hace poco una reedición de la novela “Muerta ciudad viva”, publicada cinco años atrás por el escritor cochabambino Claudio  Ferrufino-Coqueugniot.

¿Cómo nace la idea de crear la editorial Limbo Errante?

La idea de montar una editorial nos rondaba desde hace varios años, pero siendo conscientes de que se necesita preparación profesional para dar el salto de una actividad de ocio como es la lectura a una profesión dura y exigente como es la edición de libros, estuvimos un tiempo preparándonos y conociendo como funciona este mundo.

¿De dónde viene el nombre?

Limbo Errante quiere referir a lugares de fronteras difusas, una búsqueda sin brújula de experiencias intensas y de los placeres que ofrece esa búsqueda. No nos sentimos anclados en ningún lugar y nos mueve la curiosidad de conocer qué tiene el mundo para ofrecernos.

¿Cuál es la ideología de la editorial?

Nuestro criterio selectivo se apoya en varias líneas ideológicas: No hacer de las fronteras un demérito a la hora de valorar un texto y sí una oportunidad de conocer nuevos estilos, ritmos, experiencias. Una apuesta por la calidad y el riesgo en cuanto a la concepción formal de la obra. E historias que remuevan aunque no necesariamente estemos de acuerdo con sus postulados. La belleza y la emoción pueden estar muy lejos de nuestro particular modo de ver las cosas. En cuanto a la línea de ensayo de próxima inauguración, editaremos proyectos transversales alejados de lo académico y del ensimismamiento cultista, buscando también ese riesgo del que hablaba con anterioridad. Para muestra un botón, debutaremos en unos meses con un ensayo que vincula a la guitarra con los viajes entre la península ibérica y Brasil.

¿Cuál ha sido su primer libro publicado?

El primer libro fue Las Pirañas, del prestigioso autor, muy ligado a Bolivia, Miguel Sánchez-Ostiz, reedición de, según nuestro criterio, la mejor novela española de la última década del siglo XX. Territorio Pop Pins de Luisa Miñana fue la siguiente, una novela con varios mundos que se entrecruzan en la vida sentimental de una mujer, con lo transmedia como gran fuerza motriz. El intimismo y el psicologismo de Lo que vive adentro, Ignacio García-Valiño, fue la tercera, un delicado mosaico de emociones a través de una mirada del adulto a su niñez. La escritora ecuatoriana Sandra Araya fue nuestra cuarta apuesta con La familia del Dr Lehman, premiada en Ecuador. Una estremecedora historia y una narración fantasmagórica, exigente y desnuda de aderezos. La novia francesa de Ho Chi Minh, de Óscar Sipán, uno de los grandes cuentistas contemporáneos españoles, finalista del García Márquez latinoamericano de relatos. Fábulas donde se dan cita sentimientos, obsesiones y que están tejidas con un duende especial. Y nuestra última obra publicada, la reedición de Muerta ciudad viva, de Claudio Ferrufino.

¿De dónde viene el interés por publicar a un escritor boliviano?

Insistiendo en el concepto de no delimitarnos fronteras, tuvimos la oportunidad de conocer la novela y nos impactó. Alguien de quien nos fiamos en sus gustos literarios nos ofreció la oportunidad y nos permitió descubrir a Claudio.

¿Qué es lo que más les ha gustado de la obra de Claudio Ferrufino?

La valentía de contar esa historia y contarla de esa manera. Su extraordinaria capacidad de retorcer el lenguaje para llevar siempre el ritmo que más le conviene. Su magistral destreza para mezclar los distintos niveles de discurso que contiene. Y la sensación al final que has disfrutado de una experiencia muy especial.

¿Hay algún otro escritor latinoamericano en su mira?

Estamos muy satisfechos de las dos novelas latinoamericanas que hemos publicado. Si son tan buenas como estas, seguiremos apostando por ello, sin ninguna duda. De momento no tenemos nada concreto, pero el radar nunca está apagado.

¿Dónde se consiguen los libros de Limbo Errante?

En España tenemos distribución en todo el territorio, en cualquier librería de España. Además de en nuestra página web (https://limboerrante.com/) y en plataformas como Amazon también pueden encontrar nuestros libros. Para la distribución latinoamericana contamos con la Panoplia de Libros (http://www.panopliadelibros.com/); ellos reciben las peticiones de los lugares donde quieran tenernos y se encargan de acercar los libros.

  • Publicado en Libros

En España sale nueva edición de novela de Claudio Ferrufino-Coqueugniot

Una nueva edición de la novela de Claudio Ferrufino-Coqueugniot, “Muerta ciudad viva”, se presenta este miércoles 28 de febrero, a las siete y media de la noche en la Librería Cálamo de Zaragoza (España). Esta novela, publicada en Bolivia el año 2013 por la editorial El País, ha sido reeditada por la editorial aragonesa Limbo Errante y la presentación de mañana “estará a cargo del editor Víctor San Frutos, quien conversará con el profesor de Literatura Hispanoamericana de la Universidad de Zaragoza, Daniel Mesa, y el escritor Miguel Sánchez-Ostiz, autor del epílogo de esta novela y amigo personal del escritor”, señala Limbo Errante en su tarjeta de invitación.

“Hubiera querido ir a Zaragoza. Por ahí comento que esta ciudad se me quedó grabada desde las lecturas de la Columna Durruti en el frente de Aragón, cuando ‘se podían ver las torres de Zaragoza’. Era muy joven y me impresionó. Además ahora estoy con la nueva aventura de la gastronomía y no puedo. Y, bien escondido lo digo, poco me gusta estar en el centro de la atracción. Ni por instantes…”, dice Claudio Ferrufino-Coqueugniot en una entrevista virtual con Plaza Catocre.

A la pregunta: ¿En qué otras ciudades de España se presentará esta su novela? Claudio responde: “No sé dónde más la presentarán. Seguro Madrid. Sé que Pablo Cerezal y Emilio Losada están moviéndose para hacerlo en Sevilla. Mi amigo Lander Zurutuza, bibliotecario de Lezo, fotógrafo y tanto más, hizo un dibujo conmemorativo donde se me retrata con el libro en mano como un conquistador al revés. El indio, el indiano, el americano, con bigote y daga, desembarcando en la península… Muy significativo”, responde el escritor cochabambino desde Aurora, Colorado, Estados Unidos, país donde reside hace ya muchos años.

Su libro está ambientado en los locos años 80 del siglo pasado y fue publicado más de 20 años después. ¿Qué opina ahora de esta su obra, cómo la ve?

Veinte años después, como en el libro de Dumas. Es un libro que aprecio. Creo que más trabajado que el resto de los anteriores. Igualmente caótico, pero mucho mejor estructurado (¡vaya paradoja!). Para los cochabambinos de entonces pienso que sería un libro destacado. Se verán de un modo u otro retratados allí. Vale la pena.

¿Esta edición de Limbo Errante llegará a Bolivia?

No sé si esta edición española llegará a Bolivia. Acerca de los remanentes de la edición boliviana de El País, no puedo decirte nada. Esa gran editorial cerró con mucha pena para mí poco después de publicar “Muerta ciudad viva”, con semejante trabajo que hacía Ricardo Serrano.

Quizá una de las mejores reseñas sobre “Muerta ciudad viva” la hizo Félix Terrones, ¿cómo lo conoció?

Félix Terrones es un notable ensayista y escritor peruano afincado en Francia. Su lectura del libro fue soberbia; así su comentario. Hay que visitarlo en su blog personal. Creo que su texto, sumado al de varios otros ha realzado los valores de  esta novela fuera de su primera imagen expresionista que no es de las más atractivas. Otro ensayista trabajó en ella junto a Juan de la Rosa, y eso fue para mí un halago. Me gustaría pensar que es una de las obras que serán rotuladas como “cochabambinas”. Para mí lo es, profundamente.

  • Publicado en Libros

Adela Zamudio y Rodolfo Torrico en una muestra

Con el patrocinio de la Secretaría de Cultura de la Alcaldía de Cochabamba y la Fundación Cultural Torrico Zamudio, y el auspicio del Hotel Cochabamba, la Hacienda y el Café Huayllani, ELFEC, COMTECO, ENDE Transmisión, UNIFRANZ, CREDINFORM y el periódico Los Tiempos; este miércoles 18 de octubre se inaugura la muestra “Miradas en el Tiempo, Tras las huellas del Turi”.

Esta exposición, que estará abierta en la Casona Mayorazgo durante las próximas cuatro semanas, presenta unas treinta fotografías —reproducidas en mediano y gran formato—que el fotógrafo y artista Rodolfo Torrico Zamudio tomó de la ciudad de Cochabamba hace ya cien años.

Previa a la inauguración de esta muestra —concebida y realizada por Verónica Stella Tejerina y Norman Chinchilla Cartagena— tendrá lugar un homenaje a la escritora y poetisa cochabambina Adela Zamudio (1854-1928), tía biológica, madre postiza y mentora del fotógrafo nacido en Cochabamba en 1890 y fallecido en 1955. Como parte de este homenaje, tres de los descendientes de la gran Adela Zamudio leerán un poema poco conocido de la escritora, cuyo natalicio se celebró el pasado 11 de octubre, fecha que en el país, en su honor, se recuerda el Día de la Mujer Boliviana. Además, durante tres días y como parte de esta exposición, en la Casona Mayorazgo se expondrán la corona de laureles y otros premios que pertenecieron a la escritora y que actualmente están en poder de la Fundación Torrico Zamudio.

“La muestra explora los temas recurrentes de la fotografía de Torrico Zamudio en una treintena de tomas que ocuparán dos salas de la Casona. Los citadinos de la Cochabamba  de principios del siglo XX, los paisajes urbanos maravillosos y hoy desaparecidos, la llegada de los avances tecnológicos de la modernidad, fueron capturados por la cámara talentosa y exquisita del Turi”, aseguran en un comunicado de prensa los responsables de esta exposición, y agregan que la misma “pretende mostrar —más allá de las bellas imágenes— el espíritu de esteta y cochabambino enamorado de su tierra, que animó el intenso y extenso trabajo fotográfico de Rodolfo Torrico”.

Un documental biográfico y un diaporama completarán esta muestra que se inaugura a las siete de la noche.

  • Publicado en Artes

“Aventuras de un escarabajo en Japón” de Mariana Ruiz Romero

El Grupo Editorial La Hoguera presenta, en el marco de la IX Feria Internacional del Libro de Cochabamba, la novela “Aventuras de un escarabajo en Japón”, de la escritora Mariana Ruiz Romero. Este lanzamiento oficial se realiza este viernes 13 de octubre, a las diez y media de la mañana, en el salón Adela Zamudio.

Esta novela de literatura juvenil, que sale bajo el sello de Pura Letra, de La Hoguera, tiene como temas centrales a los insectos y las artes marciales.

Según la editorial cruceña, “Aventuras de un escarabajo en Japón” es una divertida novela infantil que cuenta las aventuras de Rompefocos, Rompe para los amigos, un pequeño escarabajo rinoceronte que es llevado desde los bolivianos Yungas de La Paz hasta el Japón. “En tierras niponas –cuenta La Hoguera–, Rompe es parte de una academia de artes marciales, donde aprende la importancia de trabajar en equipo, de la concentración, del equilibrio del cuerpo y el alma y además encuentra el amor. Sin embargo, después de una dura competencia inter-academias, un entomólogo alerta sobre la protección de los escarabajos rinocerontes en Bolivia, por ser insectos en peligro de extinción… Con esta novela infantil Mariana nos introduce al asombroso mundo de los insectos y de las artes marciales. Mundos llenos de símbolos, rituales y magia. A su vez el ilustrador Román Nina Nina regala hermosos dibujos en los que los protagonistas del relato cobran vida y hacen que el lector vuele con ellos”.

Mariana Ruiz Romero nació en Tarija. Es la autora de la saga de cuentos infantiles “Uma y el círculo mágico” (2009), “Uma y el tren a las estrellas” (2011), “Uma y el guardián de los animales” (2013), “Uma y la laguna encantada” (2014), “Uma y la cueva de los murciélagos” (2016), “Uma y la tierra de los jaguares” (2017) y de la novela juvenil “El baile de los dioses” (2014); todas estas obras han sido publicadas por el Grupo Editorial La Hoguera. Además, Mariana es miembro de número de la Academia Boliviana de Literatura Infantil y Juvenil.

Suscribirse a este canal RSS
Powered by OrdaSoft!
Banner 468 x 60 px