Magmani Achachila: Eterno Guardián de Mocomoco

Vista del Magmani Achachila de Mocomoco Boris Bernal Mansilla Vista del Magmani Achachila de Mocomoco

Boris Bernal Mansilla (*)

A invitación de las comunarias y comunarios, el día 22 de junio de 2017 arribamos a la comunidad de Putina ubicada a 3 kilómetros de la población de Mocomoco, a los pies del cerro Magmani. El viaje de la población de Mocomoco a Putina fue una verdadera experiencia singular y de añoranza, pues, nos trasladamos en un camioncito que estaba dispuesto sólo para nosotras y nosotros: amigas, prensa independiente  y familia.

Un recibimiento inesperado: Flores, un arco con textiles del lugar, una inmensa jarra  de agua mineral, música de Auki Auki, fueron los protocolos propios del lugar que provocaron en mí lágrimas de emoción.

Fue ahí que se acercó don Zacarías (Yawar Mallku), quien me entregó como obsequió un bastón de Auki con forma de serpiente, para que pueda bailar junto a ellos la danza tradicional del Auki Auki. Hasta aquí ignoraba todo lo que en ese momento se estaba iniciando.

¿Qué significa bailar Auki Auki?

Recogemos para ello en extenso la explicación de Eveline Sigl y David Mendoza de su libro “No se baila así nomas…”: “Apoyándose en el diccionario de Ludovico Bertonio quien traduce Auqui como padre o señor, respectivamente “príncipe, hijo de un ser superior o de un rey”. Paredes Candia supone que en realidad se trata de una danza cuyo origen fue ceremonial y que fue cultivada por una clase social superior.

La investigación de Cocarico  Zegarra (2008) pone un fuerte énfasis en ese origen ceremonial. Esta autora proporciona una descripción del ritual del Auki Auki. En su texto establece una relación intrínseca entre los Auki Auki y los Achachilas. “los seres sobrenaturales o los ancestros que habitan las montañas”, según ella, el pueblo invita a los Achachilas  a germinar o copular con la Pachamama para reproducir la vida.

Cada comunidad descendemos de un cerro, siempre bajan con nombre, nadie puede cuestionar eso (Francisco Chambi, 05.11.09).

El Yatiri les sortea, vos vete y tal cerro te pertenece, con ese nombre vas a bailar. Ya en la víspera el Yatiri se lo prepara misa y con eso, con esa fe baila (Mario Blanco, 24.07.10).

El bailarín se hermana con el cerro, no importa que aun sea un muchacho joven o incluso un niño: Un Auki  Auki refleja y expresa y simboliza un cerro en todo caso, tienes que ir a pedirte permiso del cerro para poder bailar el Auki Auki, pedirte permiso, pasar una misa en el cerro, tienes que estar un día ahí, tienes que volver y decir : “he estado en el cerro, ahora ya tengo el nombre de ese cerro, mi Auki se llama tal cerro ¿no? (…) mi Auki se llama…., mi disfraz se llama…, esa es la connotación que tiene el disfraz de Auki Auki, cualquiera no puede bailar (…)”.

Fue así que entendí que ahora mi Achachila es el Magmani. “El cerro Magmani es el más grande de Mocomoco, el protector del pueblo, que envuelve distintos mitos y misterios. Magma quiere decir fuente o tina”, así relata Mayara Montecinos en su texto “Mocomoco: Tierra de Sikuris, Chicha y Alegría”

Pues sí, en la punta del cerro Magmani se ve una gran tina donde los lugareños dicen está llena de oro, y como el oro y la chicha son la sangre del Sol, los pobladores de Mocomoco representan y replican al gran Magmani ofreciéndote una tina (Magma) llena de chicha.

Es así el Magmani Achachila, espíritu tutelar que protege al pueblo de Mocomoco y que encarna la presencia de los antepasados que habitan en las montañas y los cerros, cerca de las comunidades del Municipio de Mocomoco; vigilando, compartiendo los sufrimientos y dando bendiciones.

Algunos pobladores de Mocomoco señalan que son hombres que han dejado la tierra para ayudar a su pueblo, personificándolo como un anciano con barba blanca.

(*) El autor es responsable de Interculturalidad e Investigaciones Culturales Gobierno Autónomo Municipal de Mocomoco y descendiente del cacicazgo Kutipa de Italaque.

Modificado por última vez enLunes, 03 Julio 2017 10:35
Powered by OrdaSoft!
Banner 468 x 60 px