Juan Clavijo: La difusión del quechua es esporádica

Juan Clavijo Román nació en la provincia Tapacarí (Cochabamba). Es licenciado en Economía por la Universidad Mayor de San Simón y también es Historiador. En este campo tiene varias publicaciones que las ha difundido de manera individual y en coautoría; entre ellas sobresalen sus monografías de las provincias Capinota, Mizque, Sipe Sipe, Cercado y del Trópico de Cochabamba. Particularmente en el año 2015, Juan Clavijo ha publicado de manera individual las obras: Historia del Encomendero Polo de Ondegardo; Tradiciones de Carnaval; Hechos Nacionales, Quillacollo y mi barrio (Década 1960-1970). Entre agosto de 2015 y enero de 2017 publicó varios artículos en idioma quechua en el suplemento dominical Lecturas&Arte del periódico Los Tiempos de Cochabamba.

Además, Clavijo Román, dedicado normalmente a la investigación, es miembro de la Asociación de Investigadores Históricos Sociales de Cochabamba y también es parte de la Unión de Poetas y Escritores de Quillacollo. Considerando su experiencia y que además de castellano habla y escribe en quechua, Plaza Catorce entrevistó a Juan Clavijo para conocer su opinión sobre el idioma quechua y su difusión en los medios de comunicación bolivianos; esto de cara al año 2019, declarado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (UNESCO) como Año Internacional de las Lenguas Indígenas.

¿La ley que obliga a los medios de comunicación a difundir idiomas nativos en sus espacios sirvió de algo? ¿Se cumple esta norma? 

Es necesario mencionar la Ley Nº 269. Ley de Derechos y Políticas Lingüísticas del 2 de agosto de 2012, que en su Capítulo I, Disposiciones Generales dice: 

Artículo 1º (Objeto de la Ley) 

1.- Reconocer, proteger, promover, difundir, desarrollar y regular los derechos lingüísticos individuales y colectivos de los habitantes del Estado Plurinacional de Bolivia. 

2.- Generar políticas públicas y obligaciones institucionales para su implementación en el marco de la Constitución Política del Estado, convenios internacionales y disposiciones legales en vigencia. 

3.- Recuperar, vitalizar, revitalizar y desarrollar los idiomas oficiales en riesgo de extinción, estableciendo acciones para su uso en todas las del Estado Plurinacional de Bolivia. 

Artículo 2º (Ámbito de aplicación)  

I.- La presente Ley garantiza los derechos lingüísticos individuales y colectivos de todos los habitantes del Estado Plurinacional de Bolivia. 

II.- La administración pública y las entidades privadas de servicio público, tienen la obligación de dar cumplimiento a la presente Ley. 

Artículo 16, dice: “Los medios de comunicación social implementarán espacios o programas en el lenguaje de los pueblos indígenas originarios, así como espacios o programas orientados al aprendizaje y desarrollo de las lenguas, valoración de la cultura, saberes y conocimientos de estos”. 

Si observamos las disposiciones están bien planteadas, pero lastimosamente no se ejecutan ni se cumplen.  Creo que los medios de comunicación no comprendieron la trascendencia y la oportunidad que tenían para difundir, ampliar y abrir espacios en el campo de investigación, análisis, comentario de productores en lengua materna, caso Cochabamba: quechua. Lo lamentable es que ningún medio de difusión escrito, oral o televisivo abre espacios que vayan a fortalecer el conocimiento de nuestra lengua materna. 

¿Con las normativas vigentes usted considera que la difusión del quechua y de otras lenguas indígenas en el país ha mejorado? 

Desde la Constitución Política del Estado del 07 de febrero de 2009, traducido también al quechua, el D.S. Nº 258 del 11 de septiembre de 2000, La ley Nº 269, se han dado  los objetivos y el ámbito de aplicación, pero solamente han quedado como normas, muchos de ellos se han quedado en el papel, sin reglamentaciones, sin políticas y sin acciones concretas. Por lo tanto, la difusión del quechua se la realiza muy esporádicamente, sin ningún plan a mediano y largo plazo; son tentativas circunstanciales, por lo tanto el avance de hablantes  no tiene significación a pesar de todas estas disposiciones. 

Aparentemente la divulgación de textos escritos en quechua ha aumentado en los últimos años. ¿Usted cree que esto se debe a las normas vigentes? Por otro lado, ¿con la difusión alcanzada hasta el momento es suficiente? 

Es verdad, se ha producido textos escolares, de lectura bilingües, desde luego por la apertura  de las normas vigentes, pero no son suficientes, ya que no hay políticas de las entidades de investigación, culturales, municipios, gobernaciones, universidades, que puedan profundizar y rescatar en el área rural y expandir en los centros urbanos. 

¿Qué hacen las instituciones de Cochabamba (Gobernación y Alcaldía), para mejorar la difusión y el uso del quechua. Deberían estas instituciones hacer algo? 

Estas instituciones deberían escribir debajo del castellano los nombres de las oficinas en quechua, leyes, normas, disposiciones en quechua, debería haber una oficina de personal que hable quechua y explique el rol y funciones de esas instituciones, editar folletos y revistas turísticas en quechua, todos los funcionarios deberían ser bilingües, los discursos, mensajes y salutaciones deberían ser bilingües. 

Desde la academia a la cual Ud. pertenece, ¿cuáles son los trabajos que se realizan en favor del quechua? 

Ninguno, ya que en estas instituciones culturales, históricas y de investigación, nadie habla el quechua, peor publicaciones bilingües. Soy el único, por lo tanto no se puede esperar mucho aporte en favor del idioma materno. 

¿Existen estadísticas recientes sobre el uso del quechua en Bolivia? 

Vamos a recurrir al Censo 2012, donde nos indica que se habla el quechua en Chuquisaca el 12%; Cochabamba el 38 % y Potosí 21 %, entonces Cochabamba es la zona occidental donde se habla un gran porcentaje el quechua, pero lamentablemente no hay ninguna tendencia a que suba esos porcentajes, más bien es posible que baje en las próximas décadas. 

¿Los hablantes quechuas siguen transmitiendo el idioma a sus hijos?

Ese es otro gran problema, inclusive en zona rurales las familias se están castellanizando, los jefes de hogar de raíces quechuas ya no transmiten el idioma ni en la familia, los migrantes se sienten marginados cuando hablan su idioma. Los hijos han dejado de hablar su idioma nativo y buscan aprender otros idiomas extranjeros. 

¿Qué cree o cómo cree que el idioma quechua puede ser más visible en los medios de comunicación? 

Abrir una página bilingüe. Que ciertas noticias locales tengan traducción en quechua. 

Editar una revista bilingüe mensual. Enseñar metodologías de aprendizaje a estudiantes, a través de concursos y premios. Que los escritores en idioma quechua tengan el espacio necesario para difundir investigaciones, estudios y publicaciones en los medios de comunicación.  Elaborar un plan, a largo plazo, sobre el aprendizaje del idioma materno. 

Convocar a instituciones, academias y centros de estudios bilingües para elaborar una política de revitalización del idioma nativo, para reglamentar, normar y realizar acciones concretas en diferentes ámbitos de nuestra sociedad.